Noticias

CCAE se reúne con el director de Ganadería para intentar evitar otra crisis de la EEB

09-04-2008 Cooperativas Agro-alimentarias

A raíz de las informaciones publicadas el pasado lunes sobre la muerte de dos personas en Castilla y León por la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob, variante humana de la Encafalopatía Espongiforme Bovina (EEB) o mal de las "vacas locas", el Ministerio de Agricultura convocó a las organizaciones profesionales agrarias (ASAJA, UPA y COAG), a la Asociación Española de Productores de Vacuno de Carne (Asoprovac) y a la Confederación de Cooperativas Agrarias de España.

El director general de Ganadería del Ministerio de Agricultura, Carlos Escribano, se reunió con los representantes del sector para analizar la situación e intentar evitar otra crisis de consumo motivada por la EEB, como sucedió en 2001 y algunos años después.

Durante la reunión, Carlos Escribano hizo un repaso a los casos confirmados de animales con esta enfermedad en España. Tras los dos casos confirmados en el año 2000, el número de casos anuales aumentó hasta el año 2003, donde llegamos al techo con 167 casos. Desde entonces hasta hoy, los casos han ido descendiendo, llegando en marzo de 2008 a 7 casos diagnosticados hasta el momento.

Tanto CCAE como el MAPA quieren subrayar que disponemos de un Programa Integral Coordinado de Vigilancia y Control de las EETs, que se basa en la vigilancia, el control, la sospecha y la erradicación. Además, este programa incluye el control de las sustancias empleadas en la alimentación de los animales, la inspección de los establecimientos de transformación de subproductos y animales muertes y un otro subprograma de control de los materiales especificos de riesgo.

Recordamos también, que cuando comenzaron los estudios epidemiológicos de la enfermedad, ya sabíamos que existía la posibilidad en un plazo de entre 6 y 8 años de que se diera algún caso en los humnaos, por lo tanto la situación actual con los dos casos diagnosticados en Castilla y León, (los cuales no tienen ninguna relación epidemiológica entre sí) era algo previsible.

El hecho de que el numero de casos en animales haya coincidido con las predicciones llevadas a cabo en el año 2001 no viene sino a confirmar que el Programa de Vigilancia, Control y Erradicación funciona.

Por tanto, CCAE destaca, por un lado, el correcto funcionamiento de dicho programa de Vigilancia, de dilatada experiencia y, por otro, hay que subrayar que los dos casos de personas fallecidas ( y los posibles futuros casos) son consecuencia de la enfermedad antes de poner en marcha las medidas de erradicación -es decir, ingestas de carne antes de 2001-, porque nos encontramos ante una enfermedad con un largo periodo de incubación y cuyo diagnostico no puede realizarse hasta la muerte del enfermo.

Porotra parte, existe además información actualizada tanto por parte del MAPA como de la AESAN, en sus respectivas paginas web.