Noticias

III Jornadas Técnicas y Gastronómicas de las Papas Antiguas de Canarias

03-06-2005 Cooperativas Agro-alimentarias

La Asociación de Papas Antiguas de Canarias, con el objetivo de hacer realidad la Denominación de Origen para este singular producto de las islas, ha organizado las III Jornadas Técnicas y Gastronómicas de las Papas Antiguas de Canarias, que tendrán lugar en la Casa Museo Insular de la Vid y el Vino de Tenerife entre el 6 y el 11 de junio de 2005.

Las jornadas constan de visitas a explotaciones de papas, a la cooperativa Las Medianías de San Juan de Rambla y, especialmente, diversas ponencias de expertos en esta producción tradicional canaria que disertarán sobre la historia de las papas antiguas, aspectos técnicos del cultivo, su almacenamiento, comercialización, futuro, etc. Al mismo tiempo, se realizarán unas jornadas específicamente gastronómicas a base de menús basados en papas en diversos restaurantes.

Tanto la apertura como la clausura de las jornadas contará con la presencia, entre otras personalidades, del Consejero de Agricultura y Alimentación del Gobierno de Canarias.

Las Papas Antiguas se encuentran en trámites de conseguir la Denominación de Origen Protegida, aspecto por el cual las Jornadas servirán como incentivo para conocer mejor esta producción, tanto para los agentes implicados en su cultivo y comercialización como para los consumidores.

Las Papas Antiguas
La vinculación de las papas con Canarias se remonta al siglo XVI, concretamente a la década de 1560. Tradicionalmente, las papas se han cultivado en Tenerife, a partir de una altitud de 400 metros, en la franja conocida como “medianía”, que es la parte intermedia entre la cumbre y la zona costera, al disponer de mejores suelos y la suficiente lluvia para cultivos de secano. De hecho, estas plantas junto con los viñedos, están totalmente integrados en el paisaje de estas zonas. Es en esta isla donde se cultiva el mayor número de variedades antiguas de papas, con una superficie que oscila en la actualidad entre 700 y 1.000 hectáreas, seguida por La Palma, mientras en el resto de islas la presencia es testimonial.

Las condiciones climáticas y edáficas de las islas Canarias, especialmente Tenerife, hacen que las producciones locales de papas adquieran unas características y calidad diferenciadora, muy apreciadas por la excelencia de sus cualidades y sabor. Actualmente existen cerca de 30 variedades de papas antiguas, de las que parte entrarán en el Reglamento de la futura Denominación de Origen de las Papas Antiguas de Canarias.