Noticias

CCAE solicita que se garantice el suministro a las explotaciones ganaderas

12-06-2008 Cooperativas Agro-alimentarias

La huelga del transporte provoca graves consecuencias en el sector ganadero

El seguimiento del paro está alcanzando el 90% en algunas zonas del país, y por supuesto las consecuencias resultan catastróficas, en sus efectos directos e indirectos, para el sector ganadero e industria agroalimentaria asociada y para la sociedad en su conjunto.

La falta de suministro de alimentos para el ganado, tanto piensos como materias primas para su elaboración, y la inmovilidad de animales para vida o sacrificio, pueden provocar desnutrición y aumento de las muertes por inanición. A ello hay que añadir las pérdidas económicas de los ganaderos por aumento de las muertes y ausencia de ingresos por venta de animales o sus productos, así como los problemas de bienestar animal que conllevan.

En concreto, las explotaciones de leche se están viendo seriamente afectadas, pues la leche se genera todos los días y el nivel de almacenamiento de los tanques de frío de una explotación es, de media, de 1-2 días. Asimismo, las granjas de producción y centros de embalaje de huevos, que igualmente no pueden paralizar la producción, podrían verse obligados a tener que eliminar los huevos tras tres cuatro días sin poder comercializarlos y sin capacidad de almacenamiento adicional.

Si los mataderos, centros de embalaje y centrales lecheras no cuentan con suministros de forma regular, tendrán que limitar o cancelar su actividad, lo que afectará al conjunto de la cadena agroalimentaria, (salas de despiece, industrias lácteas, fabricas de elaborados, comercio minorista, exportadores,.. entre otros) provocando graves consecuencias económicas, así como solicitudes de cierre o de regulación de empleo.

Para CCAE el desabastecimiento a la población de carne, leche, huevos y otros productos básicos de origen animal, merma la seguridad alimentaria y al mismo tiempo, produce un encarecimiento de los disponibles por simple ley de oferta y demanda, lo que desembocará en una mayor alarma social. Además, si no se resuelve el conflicto en breve se van a producir problemas sanitarios y medioambientales, al superarse la capacidad de almacenamiento de purines, estiércol y otras deyecciones o ante la imposibilidad de recoger los cadáveres generados en las explotaciones ganaderas.

Las cooperativas esperamos que se dé una pronta solución a este conflicto, de una forma justa e igualitaria para todos los sectores económicos dependientes del sector transporte.

CCAE junto con las principales organizaciones representativas de la cadena agroalimentaria hemos solicitado al Gobierno que tenga en consideración las consecuencias de dicha huelga y garantice el suministro a las explotaciones.