Noticias

Las cerezas del Valle del Jerte son fuente de juventud, favorecen el descanso y potencian el sistema inmune y el buen humor

18-07-2008 Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura

Así lo revela un trabajo de grado de la Universidad de Extremadura, que considera a las cerezas de esta comarca extremeña como alimentos nutracéuticos, es decir como nutrientes con propiedades farmacológicas y medicinales. El estudio ha sido financiado por la Agrupación de Cooperativas del Valle del Jerte.

El consumo de cerezas del Valle del Jerte presenta notables beneficios para la salud, y se puede considerar una excelente fuente de antioxidantes, además de favorecer el sueño y reposo nocturno. Esta es la principal conclusión de un trabajo de grado leído el pasado viernes en la Universidad de Extremadura y calificado con sobresaliente por unanimidad.

Según informa la Universidad de Extremadura, esta investigación ha concluido que las cerezas del Valle del Jerte son muy ricas en el aminoácido esencial triptófano, y contienen elevadas cantidades del neurotransmisor serotonina, ambos considerados precursores de la hormona melatonina. Ésta es calificada como la hormona de la “eterna juventud” o el “mensajero químico de la noche”, ya que su principal secreción es nocturna, favoreciendo y potenciando la “señalización de la noche”. Esta circunstancia propicia un mayor y mejor descanso nocturno.

Estos tres elementos presentes en las cerezas muestran otras importantes funciones como potenciadoras del sistema inmune y del buen humor. Por todo ello, las cerezas producidas en esta comarca cacereña se pueden considerar como alimentos nutracéuticos, es decir como nutrientes con propiedades farmacológicas y medicinales.

El trabajo ha sido realizado por María Garrido Álvarez y dirigido por la Dra. Ana Beatriz Rodríguez Moratinos y el Dr. Sergio Damián Paredes Royano, del Dpto. de Fisiología de la UEx. Ha contado con la colaboración del Dpto. de Hortofruticultura del Instituto Tecnológico Agroalimentario de la Junta de Extremadura (INTAEX) y del Dpto. de Química Analítica y Electroquímica de la Universidad.

La subvención ha corrido a cargo de la Agrupación de Cooperativas Valle del Jerte.