Noticias

Acuerdo UE-EE.UU sobre las hormonas: otro duro golpe para unos

08-05-2009 COPA-COGECA

El Copa y la Cogeca, las organizaciones que representan a 30 millones de agricultores de la UE y a sus familias, no están satisfechos con el acuerdo provisional alcanzado entre los negociadores de la UE y de los EE.UU. para resolver el conflicto que los enfrenta desde hace años, debido a la
carne de ternera estadounidense, tratada con hormonas.

Pekka Pesonen, Secretario General del Copa-Cogeca ha insistido en que "es crucial que toda la carne de ternera que llegue a la UE pueda controlarse hasta su origen y que los EE.UU. puedan garantizar que no ha sido tratada con hormonas. La protección de los consumidores debe seguir siendo nuestro objetivo clave y la Comisión Europea debe estar preparada para actuar, en caso de que se descubra que alguno de los envíos de ternera procedente de los EE.UU. está contaminado con hormonas del crecimiento."

Asimismo, ha declarado que "mientras que nos alegramos de que este conflicto, que se ha interpuesto entre los EE.UU y la UE durante tanto tiempo, esté llegando a su fin, ello supone un duro golpe para los ganaderos de la UE, que luchan desesperadamente por sobrevivir en un mercado devastado por la crisis económica. La UE va a garantizar a los EE.UU. un acceso al mercado significativo desde el primer año y, sin embargo, los EE.UU. mantendrán sus sanciones a las exportaciones de la UE durante otros tres años."

"Este acuerdo supone que la UE ofrecerá un acceso al mercado cifrado a partir de los 400 millones de euros durante cuatro años y, aún así, todavía deberá "pagar" 110 millones adicionales en sanciones. Éste es un trato desigual", ha concluido el Secretario General.