Noticias

Los miembros de la OMC pueden alcanzar hoy un acuerdo, que obliga a la UE a eliminar las restituciones en 2013

18-12-2005 Cooperativas Agro-alimentarias

Según las informaciones del presidente de la COGECA y director general de CCAE, Eduardo Baamonde, que está participando en la VI Conferencia Ministerial de la OMC en Hong Kong, todo parece indicar que hoy podría alcanzarse un acuerdo partiendo de la segunda propuesta de declaración presentada por Pascal Lamy, director general de la OMC.

En lo que respecta a agricultura, lo mas destacable es que se pone fecha a la finalización de las restituciones: 2013, pero con una reducción sustancial antes de 2010 cuya cifra concreta deberá determinarse en las modalidades de aplicación. Según Baamonde, esto empeora la redacción anterior (primer borrador presentado ayer de madrugada) que hablaba del año 2010 ó 5 años después de iniciada la implantación del acuerdo, ya que se exige una reducción sustancial antes del 2010. Eso sí, se condiciona lo anterior a que se acuerden las medidas necesarias para garantizar el paralelimo con respecto a otro tipo de ayudas a la exportación.

En cuanto a definir las listas de productos y sus aranceles concretos se pone fecha límite, antes del 31 de julio de 2006.

AYUDAS AL ALGODÓN

En cuanto al algodón, los países desarrollados eliminarán todas las subvenciones a la exportación en 2006; además, el acceso será libre y sin contingentes para los PMA a partir del comienzo del periodo de aplicación (ya lo había ofrecido Estados Unidos) y queda por discutir qué va a pasar con las ayudas internas de los Estados Unidos.

En lo relativo a los productos sensibles, se elimina el párrafo que hacía referencia a que a mayor arancel menor contingente, pero se mantiene el principio de productos sensibles que se determinarán a lo largo de las discusiones posteriores sobre las modalidades de aplicación.

Existe un punto "peligroso" para la UE en la nueva versión de declaración que hace referencia al paralelismo entre las condiciones de acceso al mercado para los productos agrarios y los no agrarios, ya que la UE siempre ha defendido la especificidad de los primeros, además en los segundos la UE tiene una posicion agresiva mientras que en los agrícolas la posición es mucho mas defensiva.

OLVIDO DE LAS CUESTIONES NO COMERCIALES

Una de las reivindicaciones de los agricultores europeos y sus cooperativas era que se mantuviera un sistema específico o diferenciado para las Denominaciones de Origen y se tuvieran en cuenta otras cuestiones no comerciales. Sobre las Indicaciones Geográficas y Denominaciones de Origen, el texto sólo hace referencia al establecimiento de un sistema multilateral de notificación y registro de IGPs de vinos y bebidas espirituosas, pero no se concreta más, ni tampoco se hace extensivo a otros productos. Tampoco se dice nada sobre cuestiones no comerciales: ni calidad, ni seguridad alimentaria, ni medio ambiente, ni bienestar animal...

En esta línea, tampoco se habla de la cláusula de salvaguardia, sólo en el caso de los PMA, pero no de los países desarrollados.

CONCLUSIONES

De aprobarse esta segunda declaración, que parece ser que se aprobará, podemos sacar las siguientes conclusiones:
1. Quedan muchos detalles aún que negociar en las modalidades de aplicación.
2. No ha sido posible recortar las ayudas norteamericanas, como pretendía la UE.
3. La clausula de salvaguardia puede desaparecer.
4. Sobre las cuestiones no comerciales, nada de nada.
5. Las retituciones quedan pendientes de que se determine el paralelismo famoso en las modalidades de aplicación, pero hay que empezar a eliminarlas antes de 2010.
6. La reducción arancelaria para la mejora del acceso al mercado puede tener consecuencias muy serias para algunos productos europeos y, en particular para los ganaderos.