Noticias

Los miembros de la OMC aprueban un acuerdo de compromiso que se concretará en 2006

18-12-2005 Cooperativas Agro-alimentarias

Los 149 países miembro de la Organización Mundial de Comercio acaban de alcanzar un acuerdo definitivo. El texto deja muchos puntos pendientes de negociación que se concretarán en 2006, pero sí establece una serie de principios fundamentales a los que todos los miembros se han comprometido y las modalidades de aplicación se negociarán más adelante. Sí recoge, no obstante, ciertos aspectos, como ya avanzamos:

1. Los países desarrollados deben eliminar las ayudas a la exportación o restituciones en 2013, aunque se comprometen a eliminar una "parte sustancial" antes de 2010.

2. El algodón de los países menos desarrollados, principalmente de África Occidental, podrá ser exportado sin aranceles ni contingentes a los países ricos a partir de 2008. No obstante, esta medida es juzgada de insuficiente por los productores africanos. No se ha previsto tomar medidas contra los 4.000 millones en subvenciones que paga Washington a sus productores algodoneros, los primeros exportadores mundiales. Al respecto, el acuerdo sólo "reconoce" que las subvenciones internas "deberían ser reducidas de manera más ambiciosa". Además, los países desarrollados eliminarán todas las subvenciones a la exportación de algodón en 2006.

3. También en el capítulo agrícola y respecto al acceso a los mercados, se ha decidido no precisar el tope de productos especiales a los que los países en desarrollo pueden aplicar aranceles más altos.
El documento pide de manera explícita a los negociadores "que aseguren" el mismo nivel de acceso a los mercados para productos agrícolas y bienes industriales. Esta era una de las exigencias del Grupo de los 20 (países en desarrollo, en su mayoría exportadores agrícolas) y uno de los puntos a los que se resistían los más desarrollados, como la UE.

4. Por otra parte, el texto final compromete a todos los países a facilitar el acceso libre a los mercados, sin cuotas ni aranceles, para todos los productos de los Países Menos Avanzados (PMA), en la misma línea que solicitaba la UE que ya cuenta con el acuerdo Todo Menos Armas.

El comisario europeo de Comercio, Peter Mandelson, ha dicho de la declaración final que no era "un verdadero éxito" y que "el texto es sólo suficiente para salvar la Cumbre del fracaso".