Noticias

Intervín se viste de etiqueta en Alimentaria 2006

20-01-2006 Cooperativas Agro-alimentarias

Del 6 al 10 de marzo en la Fira de Barcelona.

Las últimas revelaciones en torno al vino se descorcharán en Intervín 2006, que en esta edición se viste de etiqueta para celebrar su excelente posición en el ránking ferial del sector del vino. Intervín bate récords en su trayectoria con cerca de 70.000 m2 brutos y una ocupación de pabellón y medio en el recinto Gran Vía de Barcelona. 1.200 empresas, que aglutinan la nueva manera de entender el negocio, participan de la gran Bodega de Alimentaria en su 30 aniversario, que contará con unos 150.000 visitantes.

Intervín supone una convocatoria que acoge muestras de cualquier insólito rincón de España, contando con la total representación de todo el territorio nacional, emblema de variedad y calidad exquisita del sector vinícola. Así, el universo de pequeñas bodegas viene de la mano de participaciones agrupadas provenientes de Euskadi, Ribera del Duero o Castilla La Mancha, entre tantas otras.

Internacionalización en Intervín
Además, también dispone de una amplia presencia extranjera siendo el cuarto salón más internacional de Alimentaria. Intervín contará con la participación de países como México, Francia y Reino Unido que acudirán con pabellón propio al salón, éstos dos últimos por primera vez. Francia y Gran Bretaña son asiduas, aunque nunca lo habían hecho con un pabellón en exclusiva. Gran Bretaña con sus famosos whiskies, y Francia con un excelente repertorio de vinos y con nuevas empresas. La novedad viene también de la mano de auténticos vodkas ucranianos y rusos. No faltarán tampoco Portugal e Italia.

Por otra parte, una de las empresas más importantes del vino en Turquía, Kavaklidere Europe, dará a conocer sus particulares caldos a los profesionales que visitan Alimentaria. No quieren perder tampoco la oportunidad las bebidas brasileñas de la mano de empresas como Comary o Abrabe.

Picasso, graffitis y arquitectura en Alimentaria
Griegos y romanos convivían ya desde antiguo con el exquisito elixir de los dioses, así el vino, llega hasta nuestros días con marcados tintes de mitología, y arte. Es por ello, que algunas bodegas además de producir excelentes caldos invierten cantidades importantes en arte y cultura. La puesta en escena en Intervín puede hacer eco de esta vocación artística del mundo empresarial vinícola. Es el ejemplo de Bodegas Dinastía Vivanco que aprovechará durante su participación en los días de la feria para mostrar una selección de obras de valor incalculable con temas y escenas en torno al vino originarias de Pablo Picasso. También hay espacio para las nuevas artes, como la pintura de graffitis en directo. Una auténtica réplica de la bodega Protos realizada por el arquitecto Richard Rogers, incorporará al Salón la exuberancia y extroversión que caracteriza a este profesional nacido en Florencia, que ha emprendido el proyecto de la Plaza de toros de Las Arenas en Barcelona entre otros importantes como el famoso Centro Pompidou de París.

En general, se trata de un sector con clara conciencia de patrimonio cultural, entre otras destacamos algunas iniciativas como la de las Bodegas de Ontañón, quienes disponen de un esplendoro museo de escultura inspirada en la mitología griega como centauros, diosas de la maternidad, etc..También Enate es dueña de una galería de pintura, convoca un concurso, cuya obra del ganador se convierte en la etiqueta de sus botellas. Por otra parte Viña Tondonia, cuenta con la cantera de sus progenitores de donde sigue extrayendo piedra para ampliar la bodega, y continúan trabajando con los mismos utensilios que desde hace 125 años.