Noticias

La ministra Garmendia inaugura el Centro de Investigación en Agrigenómica (CRAG)

10-06-2011 IRTA

El centro de referencia en genómica y biología molecular de plantas y animales de granja dispondrá de más de 9.000 metros cuadrados de superficie. Es un consorci público formado por el CSIC, el IRTA, la UAB y la UB, con el apoyo del Departamento de Economía y Conocimiento de la Generalitat de Cataluña.

La ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, presidió ayer 9 de junio el acto de inauguración del nuevo Centro de Investigación en Agrigenómica (CRAG), acompañada del presidente del CSIC, Rafael Rodrigo, el secretario general de Universidades e Investigación de la Generalitat de Cataluña, Antoni Castellà, el director General del IRTA, Josep M. Monfort, la rectora de la Universidad Autónoma de Barcelona, Ana Ripoll, y el vicerrector de Investigación de la Universidad de Barcelona, Jordi Alberch.

El CRAG desarrolla investigación de excelencia en el ámbito de la genómica, la biología molecular vegetal, la genética de animales de granja, y en el desarrollo de aplicaciones moleculares útiles para el cultivo y la crianza de las especies de interés agrícolas y ganaderas. El centro está dirigido por Pere Puigdomènech, profesor de investigación del CSIC y experto en genética molecular vegetal.

Los investigadores que forman el Centro provienen de las diferentes instituciones que se han unido progresivamente al consorcio y tienen una trayectoria científica consolidada. Son un total de 51 investigadores, de los cuales 20 son del CSIC, 12 del IRTA, 6 de la UAB, 6 de la UB, 4 de ICREA (Institució Catalana de Recerca i Estudis Avançats) y 3 contratados por el CRAG. Si se incluye personal de administración y servicios, estudiantes postdoctorales y de doctorado, el personal del CRAG asciende, a fecha de hoy, a 239 personas.

En el año 2010, el CRAG estaba desarrollando más de medio centenar de proyectos por un valor de unos cinco millones de euros, entre ellos, 6 proyectos europeos, un proyecto EURYI y un ERC Starting Grant. También cabe destacar el proyecto de Genómica de Cucurbitáceas liderado por el CRAG y financiado por Genoma España, cinco comunidades autónomas y cinco empresas. Se trata del primer proyecto de secuenciación del genoma de una especie superior que se desarrolla en España. La creación del nuevo edificio, una construcción de 9.000 metros cuadrados distribuidos en 4 plantas, supone un gran paso, ya que dota al centro de una única sede y de la infraestructura necesaria para convertirse en un centro de excelencia investigadora y formativa.

El nuevo edificio
El nuevo edificio ha supuesto una inversión total de aproximadamente 20 millones de euros, aportados por el CSIC y por la Dirección General de Investigación de la Generalitat de Cataluña en proporciones muy similares. Se ha construido en unos terrenos cedidos por la UAB. De las instalaciones e infraestructuras que dispone el edificio se puede destacar:
• Invernaderos: instalación de 600 metros que permite estudiar el crecimiento de las plantas en condiciones controladas.
• Laboratorio de Genómica y de Secuenciación capilar y masiva
• Laboratorios de Microscopía confocal y de Proteómica

Su ubicación en el Parque de Investigación de la UAB, dentro del campus universitario, permite una mayor proyección de la actividad docente del Laboratorio, tanto en el ámbito de titulados superiores como de postgrado.

¿Por qué estudiar la genética de plantas y animales?
El equilibrio del Planeta está basado en la interacción de multiplicidad de especies, pero sin las plantas, la vida en la Tierra sería imposible. Las plantas son, en último término, la base de la alimentación de los seres humanos, pero también son la base de una gran cantidad de productos, que van desde fibras y combustibles a productos medicinales. Además, son un elemento determinante del entorno y del paisaje.

El conocimiento de las plantas y de los animales domésticos es esencial para la supervivencia de la especie humana. En la actualidad, las técnicas moleculares y, en particular, el desarrollo de la genómica, ofrecen nuevas posibilidades para afrontar los problemas de producción de alimentos y otros productos industriales necesarios para atender las demandas de una población creciente y cada vez más exigente. Esta producción debe hacerse en el futuro disminuyendo el impacto ecológico que producen la agricultura y la ganadería.

En los países desarrollados la industria agroalimentaria es la encargada de transformar los productos de la agricultura y la ganadería en alimentos de calidad para el consumidor. La industria necesita productos económicamente competitivos, pero el consumidor pide también calidad y seguridad. En este contexto, la investigación básica en genómica de especies vegetales y animales y su aplicación en agroalimentación se ha convertido en una prioridad en la mayoría de los países desarrollados. En el nuevo centro, estas prioridades se concentran en diferentes líneas de investigación básica y aplicada.



Archivo Documental