Noticias

España se convirtió en 2005 en el segundo exportador mundial de vinos

08-05-2006 OIVE

El reciente anuncio de la OIV sitúa a España –con 14,1 millones de hectolitros– sólo por detrás de Italia en lo que a volumen exportado se refiere.

La Oficina Internacional de la Viña y el Vino (OIV) ha informado del recorte de las exportaciones francesas el año pasado (una bajada de 300.000 hectolitros para un total de 13,9 millones), así como el notable incremento de Italia (900.000 hl hasta llegar a los 15,1 millones) y de España (600.000 hl hasta un total de 14,1 millones).

Sin embargo, la misma nota señala que el consumo global de vino apenas creció un 0,3% sobre el periodo anterior, con 235,6 millones de hectolitros en 2005. España, con 33,5 litros por habitante y año, está lejos de Francia (55,4 litros/habitante), Portugal (52,6) e Italia (51). El director general de la OIV, Federico Castellucci, señala –al comparar estos datos con los de producción– que se mantiene el diferencial, por lo que continuará la presión sobre que los precios, particularmente para los vinos de mesa.

Entre los llamados ‘países emergentes’, el conjunto de Australia-Nueva Zelanda se mantiene como cuarta potencia exportadora, seguida por Argentina y Chile. Estados Unidos es el siguiente país en la lista, con un importante recorte de 400.000 hectolitros sobre el año precedente. A continuación están Alemania, Portugal (con un descenso de 300.000 hectolitros para un total de 2,8 millones), Sudáfrica y Moldavia.

La tendencia al alza de las ventas españolas de vino en el exterior es sostenida. Mientras que en el periodo 1996-2000 el volumen medio fue de 8,8 millones de hectolitros, entre 2001 y 2005 pasó a 11,9 millones anuales. Incluso a pesar de la continua reducción de la superficie del viñedo, que ha pasado de 1,202 millones de hectáreas en 2002 a 1,18 millones en 2005. Aún así, España sigue siendo, con diferencia, el país con mayor superficie dedicada al cultivo de la vid. Francia, en segunda posición, tenía 890.000 hectáreas en 2005; e Italia, la tercera, 847.000 hectáreas.

En lo que respecta a la producción, su descenso en 2005 se sitúa entre el 5,7 y el 8,1%. Italia ocupó el primer lugar (50,556 millones de hectolitros sobre 53 millones en 2004), seguida por Francia (50,50 millones sobre 57,386 millones ) y por España (35,3 millones tras los 43,162 de 2004).