Noticias

El acuerdo de la OMC no supondrá un recorte de las ayudas agrarias en España, según el MAPA

03-08-2004 MARM

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación valora el acuerdo alcanzado en el Consejo General de la Organización Mundial de Comercio (OMC), puesto que consolida y respeta la Reforma de la Política Agraria Común ( PAC), de tal manera que la UE no tendrá que hacer modificaciones adiciones de su política agraria.

Según fuentes del MAPA, el acuerdo, en lo referido a la competencia en exportaciones, tiene una repercusión prácticamente nula para España. Las restituciones a la exportación se utilizan en un número escaso de sectores, ya que en su mayoría estaban vinculadas a la exportación de frutas y hortalizas a los países del Este y fueron suprimidas tras el ingreso de éstos en la UE.

Respecto a las ayudas internas, el acuerdo no va a suponer una disminución en las subvenciones que van a percibir los agricultores y ganaderos españoles, debido a los cambios derivados de la Reforma de la PAC que permiten afrontar la reducción pactada, añaden las mismas fuentes.

En este sentido, la UE tiene un margen suficiente para hacer frente a los compromisos de reducción de la Medida Global de la Ayuda (MGA) y a la limitación de la Caja Azul, que será del 5% de la Producción Final Agraria. La Caja Verde , en las que estarán incluidas las nuevas ayudas desvinculadas de la producción, no sufrirá ninguna limitación cuantitativa.

En lo que se refiere al acceso al mercado, España ha estado en la vanguardia de la negociación para introducir un nuevo principio por el que los países desarrollados podrán tener también productos sensibles. A estos productos no les afectará de forma directa las reducciones arancelarias que se deben acordar para el resto de productos. Además, será la propia UE la que designará cuáles serán los productos sensibles para ella. Por otra parte, la reducción general se hará a través de una fórmula estratificada en función del nivel de protección de cada producto.

Así, en el caso del algodón, no se prevén problemas para la UE después de la reforma de la OCM recientemente aprobada, ya que se ha obtenido el visto bueno a la misma de los países africanos.

Por último, los temas de la cláusula de paz, la claúsula de salvaguardia especial y las indicaciones geográficas, serán, como preocupaciones de la UE, objeto de negociación posterior.

En definitiva, el MAPA quiere destacar que la estrategia seguida hasta el momento por la UE ha dado un buen resultado en la negociación. El hecho de haber realizado previamente la reforma de la PAC ha permitido mantener nuestro modelo y, a la vez, exigir que el resto de los países desarrollados cumplan con las exigencias que veníamos demandando.