Noticias

Fischler deja el cargo de Comisario de Agricultura sin lamentar nada

08-09-2004 EFEAGRO

Fischler aseguró que excepto en el sector del azúcar y posiblemente el vino, "el tiempo de las reformas agrícolas y pesqueras ha pasado".

El comisario europeo de Agricultura y Pesca, Franz Fischler, asegura que "no lamenta nada" respecto a su labor, durante casi nueve años, como responsable agrícola de la Comisión Europea (CE). Fischler se despidió de los ministros del ramo, durante su último Consejo informal de Agricultura semestral de la UE, en Noordwijk (Holanda), con un discurso que concluyó mencionando los títulos de sus canciones preferidas "Je ne regrette rien" (no lamento nada) de la francesa Edith Piaf y "I did it my way" (en inglés, a mi manera), de Frank Sinatra.

En su discurso, difundido hoy 8 de septiembre en Bruselas, incluyó numerosas citas y literarias filosóficas para resaltar que se va contento de las reformas que ha impulsado y de haber hecho las cosas a su forma, aunque "con acuerdos alcanzados casi por unanimidad".

Durante su época de comisario, que comenzó en 1995, la UE ha aprobado reformas como la de la Política Agrícola Común (PAC) de 2003 -calificada de revolucionaria-, las del aceite, algodón y tabaco, y la de Política Pesquera Comunitaria (PPC) de 2002, que pone fin a las ayudas a la renovación de la flota.

Fischler, de nacionalidad austríaca, destacó que gracias a estas políticas se han adaptado al "nuevo siglo". Dijo que "si queremos que todo permanezca como está, todo debe cambiar", mencionando una frase en italiano de la novela El Gatopardo, del escritor Tomasi di Lampedusa.

Admitió las dificultades que han causado modificaciones como la reforma de la PAC, aprobada en 2003, en la que las ayudas agrícolas se desligan de la obligación de producir, si bien "todas las reformas son controvertidas". "Sin embargo, a pesar de enfrentamientos forzados por las organizaciones agrícolas y pesqueras, estoy encantado de recordar que el acuerdo sobre las reformas fue casi unánime (...) Pocos creían que ese consenso fuera posible. Nuestro éxito es un monumento a la ingenuidad, a la apertura de mente y al pragmatismo", subrayó.

Señaló que aunque se podía haber actuado mejor, "no hay que olvidar que la política es el arte de lo posible". Remarcó que gracias a las reformas, la posición europea es mucho más "defendible" internacionalmente, "como se ha demostrado en la agenda de la Organización Mundial del Comercio (OMC)", para la Ronda de Doha, cuyo fin es la liberalización de los intercambios. Fischler aseguró que excepto en el sector del azúcar y posiblemente el vino, "el tiempo de las reformas agrícolas y pesqueras ha pasado".

El comisario pasará el testigo en noviembre a la danesa Mariann Fischer-Boel, nueva comisaria de Agricultura, y al maltés Joe Borg, comisario de Pesca del nuevo Ejecutivo comunitario.