Noticias

El coste de producción de huevo en la UE ha aumentado más de un 7%

25-10-2013 P.T. Agricultura Sostenible

Este incremento se debe a la adaptación que las granjas han tenido que hacer a la normativa sobre bienestar animal, así como a las normas medioambientales, de sanidad animal, seguridad alimentaria y trazabilidad que definen el modelo de producción de la UE. El sector productor de huevos exige que las importaciones de países terceros incluyan obligatoriamente normas equivalentes de producción para evitarla pérdida de competitividad con respecto a terceros países que importan este tipo de productos a la UE y que cuentan con legislaciones más laxas.

A lo largo del último año se ha incrementado el coste de producción de huevos en la UE debido, entre otras causas, a la adaptación de las explotaciones y granjas a la normativa sobre bienestar animal que entró en vigor en agosto de 2012, que supone, según datos presentados en la International Egg Commission (IEC), un 7% más en jaulas acondicionadas y un 22% más en suelo.

Por este motivo, la Asociación Española de Productores de Huevos (ASEPRHU), miembro de la Plataforma Tecnológica de Agricultura Sostenible (PTAS), se muestra preocupada por la pérdida de competitividad con respecto a terceros países del sector de la producción del huevo en Europa. "Nos sentimos desprotegidos puesto que las exigencias regulatorias para las empresas productoras de huevos en Europa son muy superiores a los requerimientos que se piden a los países que importan a la UE", según María del Mar Fernández, directora de ASEPRHU. "Jugamos en clara desventaja, por lo que pedimos que se apliquen las mismas normas para todos los huevos y ovoproductos comercializados en la UE y así poder competir en igualdad de condiciones".

En este sentido, el sector productor de huevo pide a la Unión Europea que incorpore estas exigencias en los acuerdos bilaterales de comercio para que las importaciones de estos productos tengan que cumplir criterios similares de sostenibilidad. "De no ser así, nos vemos abocados a una pérdida de tejido y capacidad productiva, y por lo tanto, de riqueza y empleo en nuestro medio rural", apunta María del Mar Fernández.

Adaptación a la Directiva de bienestar animal
Tras un año desde la culminación del proceso de adaptación de las granjas de nuestro país a la Directiva 1999/74 sobre protección de las gallinas ponedoras, la situación del sector se ve complicada, tanto por el descenso en el consumo de huevos y los bajos precios de mercado de este 2013, como por la necesidad de amortizar las inversiones realizadas y los altos costes de las materias primas para pienso.

Tan solo en España la inversión realizada por el sector para sustituir las jaulas convencionales por modernas jaulas enriquecidas, ha sido de 600 millones de euros y provocó una disminución en el censo de gallinas del 22%. En toda la UE se estima que ha sido unas 10 veces más. De esta forma, los productores de huevo comunitarios han adoptado el modelo europeo de producción, que tienen en cuenta el bienestar animal, el medio ambiente, la higiene y seguridad alimentaria y la trazabilidad del producto. Se consigue así una producción más sostenible, con una importante innovación tecnológica y que pretende adaptarse a las necesidades del consumidor.

"Tenemos una regulación muy exigente que nos obliga al uso de materias primas en la alimentación animal más caras (con limitaciones al uso de OGMs, prohibición de las harinas de carne y de determinados aditivos que sí emplean otros países, lo que aumenta nuestros costes de producción", comenta María del Mar Fernández. "Existen diferencias notables en cuanto al coste de producción del huevo, que llega a ser, según los sistemas, más de un 20% mayor en la UE".

Mientras que siguiendo la Directiva de bienestar animal, en Europa las jaulas acondicionadas han incrementado un 36% el espacio disponible para las aves, en países terceros como Estados Unidos, continúan usando las jaulas convencionales, lo que permite tener una producción más optimizada en términos económicos.

La Unión Europea estima que en 2013 la producción de huevos de mesa se ha incrementado un 2,6% con respecto al año, tras el parón que muchas explotaciones tuvieron que hacer en 2012 para adaptar sus granjas a la Directiva. En 2014 se prevé un descenso del 0,5% en la producción.

Sobre la Plataforma Tecnológica de Agricultura Sostenible
Nació en 2009, a partir de la Orden CIN/1728/2009, como un foro de trabajo, para el intercambio de información y conocimiento y para mejorar la percepción de las tecnologías aplicadas a las áreas agrícola y ganadera. Ha recibido el apoyo de diversas instituciones y está financiada por el MINECO. La Plataforma Tecnológica entiende la agricultura sostenible como un modelo irrenunciable e incuestionable, con el que satisfacer las necesidades alimentarias actuales de los ciudadanos, garantizando la eficiencia productiva, la calidad de los productos y la seguridad alimentaria.

Para ello, es imprescindible el apoyo institucional tanto al avance tecnológico y a la investigación, como a la elaboración de un marco legislativo adecuado que posibilite la aplicación de estos avances.

El futuro del sector se cimenta en la investigación y el desarrollo tecnológico que contribuya al incremento de la productividad agroalimentaria a la vez que se asegure el mantenimiento y buen uso de los recursos naturales existentes, sin la renuncia del acceso por parte de los ciudadanos, con independencia de su clase social y situación económica, a alimentos con vistas a una dieta variada y a un precio asequible.


Archivo Documental