Noticias

Todavía hay una considerable oportunidad de mejora en la competitividad internacional de la exportación española

30-09-2013 Cooperativas Agro-alimentarias

De acuerdo con el último informe país sobre España de Crédito y Caución, los últimos indicadores de actividad disponibles apuntan hacia una estabilización de la situación económica tras casi dos años de contracción económica. El crecimiento de las exportaciones, la disminución de los desequilibrios internos o el resultado de las reformas estructurales permiten prever una salida de la recesión que situará el crecimiento del PIB en 2014 en el entorno del 1%. Los dos principales riesgos para este escenario son un mayor deterioro de las finanzas públicas o que la recuperación de la Eurozona no llegue a materializarse. En ese sentido, el informe no prevé nuevas medidas de austeridad. De acuerdo con sus previsiones, el objetivo de déficit público del 3% no se alcanzará hasta 2016, y la deuda pública se situará cerca del 100% en 2018.

La tasa de desempleo sigue siendo muy alta, pero se ha reducido por primera vez en casi dos años, ayudada por una buena temporada turística. El sector de las exportaciones españolas es relativamente sano y competitivo. A lo largo de la crisis, sólo en 2007 su aportación neta al PIB fue negativa. España ha sido capaz de diversificar geográficamente sus exportaciones, creciendo de forma significativa en los mercados emergentes. No obstante, la comparativa del tipo de cambio efectivo real con los mercados del entorno en la zona euro muestra que todavía hay una considerable oportunidad de mejora en la competitividad internacional de la exportación española. La principal limitación para su futuro crecimiento es una falta de diversificación de productos. La fortaleza de nuestro comercio exterior no compensa la disminución de la demanda interna, aunque el informe prevé que el consumo privado aumente de nuevo en 2014.
En este entorno, los niveles de insolvencias judiciales superaran el umbral de los 10.000 casos por primera vez en 2013. En 2014 se espera una estabilización de los concursos de acreedores, en línea con la esperada mejora de la situación económica.

La crisis económica no afecta a todas las empresas por igual. Los sectores que dependen de la demanda interna privada, como construcción, materiales de construcción, comercio minorista, o mueble, tienen un peor desempeño que aquellos que pueden compensar la pérdida de clientes nacionales en el mercado exterior, como automoción, alimentación, maquinaria y servicios. (Ver página 11 del informe)

Descargar Informe completo