Noticias

Fecoam muestra su disconformidad en temas cruciales para el sector como el plan hidrológico del Tajo, la red natura 2000 y el sistema de seguros agrarios

03-10-2013 FECOAM

La Federación de Cooperativas Agrarias de la Región de Murcia (Fecoam) ha presentado esta mañana en rueda de prensa la valoración agraria regional de la campaña agrícola de verano que ha realizado su equipo técnico.

El presidente de la organización, Santiago Martínez Gabaldón, que ha estado acompañado en el acto por los representantes sectoriales de frutas de hueso, cítricos y ganadería, Pascual Hortelano, Rafael Sánchez y Pablo Pedrero, respectivamente, y el tesorero, Domingo Llamas, que se ha encargado de analizar el sector de hortalizas, ha calificado la campaña como “aceptable”, con buenos resultados globales en los principales productos agrarios de verano.

En términos económicos, la federación de cooperativas agrarias calcula un beneficio en torno a los 42 millones de euros para el campo murciano. “Ha sido una campaña veraniega que permitirá que el sector primario siga invirtiendo y generando empleo y riqueza para la Región”, ha asegurado.

Durante su intervención, Martínez Gabaldón ha lanzado el mensaje de que se debe dignificar la labor de los agricultores y ganaderos, puesto que están jugando un papel fundamental para ayudar a salir al país de la crisis. Así, ha revelado que se están importando productos de otras comunidades y países para alargar la campaña en dos o tres meses y mantener los puestos de trabajo.

Ha destacado que el sector agroalimentario ha hecho los deberes en los últimos 15 años y ahora está recogiendo los frutos. “Las cooperativas y empresas agrarias de la Región han invertido en I+D+i y en instalaciones y maquinaria para ser cada vez más competitivas, además de introducir nuevas variedades para adaptarse a las demandas del mercado, exportar a nuevos países y apostar por la formación y cualificación de los trabajadores”, ha explicado.

Entre los temas que más preocupan de cara al futuro, Martínez Gabaldón ha avisado que existe un grave problema con el seguro agrario, la única herramienta de gestión de riesgos con la que cuenta el sector. El presidente de Fecoam ha criticado los cambios introducidos en los dos últimos años, que no permiten que los agricultores puedan asegurar las cantidades reales que van a producir en su finca. “Nos ponen un límite de 12.000 kilos por hectárea para algunas zonas y variedades de frutales, cuando la realidad es que en una campaña normal se pueden superar los 40.000 kilos y, si se produce cualquier problema climatológico como una helada, habrían grandes pérdidas económicas”, ha explicado Martínez Gabaldón, quien ha añadido que se trata de un sistema inviable y que pone en peligro el futuro del sector en la Región. El principal motivo es que se ha llevado a cabo una importante reconversión en el campo para introducir variedades extratempranas y entrar los primeros en el mercado lo que, a su vez, implica un mayor riesgo de que se produzca una helada que destruya toda la cosecha.

Por ello, la organización reclama que se dé marcha atrás a los cambios y se aplique el sistema tal y como ha funcionado durante casi 30 años, puesto que “no puede haber una agricultura moderna sin un seguro en condiciones”. También considera necesario más apoyo económico de las administraciones. El Gobierno regional suprimió cualquier tipo de ayuda para la contratación de los seguros en junio de 2012 y el ministerio de Agricultura también ha ido recortando su aportación, que se ha visto mermada en un 30% entre 2011 y este año, una situación que redunda en un incremento del precio de las pólizas.

Durante su intervención, ha recordado que la cuenca del Segura tiene un déficit estructural de 600 hectómetros cúbicos y ha reclamado que no se utilice el agua como un “arma arrojadiza” para captar votos. “Debería ser un asunto de Estado, al igual que la educación y la sanidad”, ha destacado. En lo que respecta al memorándum del trasvase Tajo-Segura, ha asegurado “que nadie en el sector lo conoce”, además de indicar que la posibilidad de que algunos aspectos adquieran rango de ley no les da “ninguna confianza”, dada la “inseguridad jurídica que existe en el país”, en el que las leyes se derogan cuando se quiere.

En cuanto al tema de la planificación de los espacios protegidos de la Red Natura 2000, ha reconocido que “va por el buen camino”. De hecho, ha indicado que el grupo de trabajo constituido en torno a la patronal Croem, del que forman parte las cámaras de comercio, las organizaciones agrarias y los colegios profesionales de la Región, se reunirá el lunes para terminar de perfilar el documento con las propuestas de mejora del Plan del Noroeste, que se entregará al consejero de Presidencia, Manuel Campos.

Análisis por cultivos

En frutas, el verano ha sido bueno, gracias a la climatología, para melocotón rojo y amarillo, nectarina, paraguayos, pera y albaricoque para fresco, pero “mediocre” para ciruela, que no puede competir ni en precio ni en calidad con la de Extremadura y sigue perdiendo superficie de cultivo, y “desastroso” para el albaricoque con destino a industria y la uva de mesa, que se ha visto muy afectada por el retraso del periodo de recolección, que ha condicionado la poca demanda en el mercado.

La almendra ha tenido una campaña mala en cuanto a volumen de producción (la mitad de cosecha que en 2012), fundamentalmente por las heladas de febrero y marzo, lo que, sin embargo, ha ayudado a que los precios hayan acompañado.

En hortalizas, los resultados se pueden considerar buenos para prácticamente todos los cultivos, con precios de mercado más estables y mejores que los de años anteriores para la sandía, y una relación “óptima” entre oferta y demanda para el melón.

En el lado negativo se encuentra el tomate, con unos números similares a los de la nefasta campaña de la crisis de la ‘E. coli’. Los principales motivos han sido el retraso de las plantaciones de España y la coincidencia con las producciones del resto de países de la Unión Europea, fundamentalmente Polonia y Holanda.

Los cítricos, en cambio, han tenido un balance positivo, con la única excepción (como viene siendo habitual en los últimos años) de la naranja que, durante los primeros meses no consiguió cubrir los costes de producción. El limón ha tenido una “magnífica campaña, equilibrada y estable en buenos precios para los finos, y subiendo para la variedad Verna”. La producción nacional fue de unas 820.000 toneladas, de las que la mitad corresponden a Murcia, un 15% menos que la campaña anterior, aunque dentro de un intervalo normal. Para la campaña que ahora comienza, se espera alcanzar las 920.000 toneladas en todo el país.

En cuanto a la ganadería, Fecoam se lamenta de que los altos costes del pienso y el endeudamiento que arrastran las explotaciones de la Región en los últimos años hacen que el sector no pueda obtener la rentabilidad esperada por los buenos precios que ha habido en la mayoría de productos a lo largo de la campaña.


Archivo Documental