Noticias

Cooperativas Agro-alimentarias participa como socio en el proyecto SUCELLOG, para convertir al sector agrícola en proveedor de biomasa para toda Europa

09-04-2014 Cooperativas Agro-alimentarias

SUCELLOG creará centros logísticos que aprovechen las instalaciones agro-industriales en los periodos de inactividad, para producir biocombustibles sólidos de origen agrícola.

El Centro de Investigación de Recursos y Consumos Energéticos (CIRCE) de la Universidad de Zaragoza lidera el proyecto SUCELLOG -Successful Logistics-, en que participa como socio Cooperativas Agro-alimentarias de España con el apoyo de algunas de sus federaciones regionales, como Cooperativas Agro-alimentarias Aragón, la castellano leonesa URCACYL, la gallega AGACA y Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura, entre otras.

El proyecto tiene como fin promover la participación del sector agrícola en el abastecimiento sostenible de biomasa en toda Europa. Tendrá una duración de tres años, y está financiado por el programa Energía Inteligente para Europa de la Comisión Europea contando con un presupuesto total de 1.370.000€.

SUCELLOG aprovechará las sinergias entre la producción de biocombustibles y el sector agroalimentario. Hay que tener en cuenta que el sector agrario cuenta con una actividad de carácter estacional, y además, utiliza equipos compatibles con el acondicionamiento de la biomasa (peletizadoras, secaderos, cintas transportadoras, etc.). Así, las instalaciones que ya poseen ciertas industrias agroalimentarias podrán ser utilizadas en los periodos de inactividad, sin inversión adicional o reducida, para la producción de biocombustibles sólidos a partir de residuos agrícolas. El producto será posteriormente utilizado para cubrir las demandas térmicas de la propia agro-industria en su actividad habitual, así como por particulares o empresas una vez introducido en el mercado.

SUCELLOG, a través de asociaciones del sector agroalimentario, tales como Cooperativas Agro-alimentarias de España, apoyará técnicamente a las agro-industrias que quieran convertirse en centros logísticos de biocombustibles sólidos, proporcionándoles asesoría y cubriendo ese vacío de conocimiento al que se enfrentan al iniciar esta nueva actividad.

Durante el proyecto se generarán 4 centros logísticos de biomasa en industrias agroalimentarias y se dará asesoría a más de 40 empresas para la creación de esta línea de negocio.

Adicionalmente, el proyecto realizará una tarea de instrucción y capacitación a las asociaciones agrarias nacionales y regionales de siete países, de modo que, una vez finalizado el proyecto, puedan realizar un servicio de asesoría a sus asociados en estas materias.

Con todas estas actividades, se impulsará la asociación entre el sector agrícola y los distintos actores de la cadena de valor de la biomasa, promoviendo el desarrollo rural, la generación de empleo y la sostenibilidad.

El proyecto comenzó la semana pasada con la primera reunión del consorcio, que tuvo lugar en la sede de CIRCE en el Campus Río Ebro de la Universidad. Los socios, procedentes de España, Francia, Italia, Austria y Alemania, se desplazaron hasta Zaragoza para intercambiar puntos de vista, y establecer las primeras acciones a llevar a cabo.



Archivo Documental