Noticias

El sector agroalimentario lidera el desarrollo en el ámbito rural

26-05-2014 Cooperativas Agro-alimentarias

El Colegio de Ingenieros Técnicos Agrícolas de Valencia y Castellón (COITAVC) ha celebrado hoy 26 de mayo en Traiguera (Castellón), la jornada ‘Empresa agroalimentaria, motor económico del ámbito rural’, donde se ha desgranado la importancia de este tipo de actividades en las zonas rurales para asegurar aspectos tan importantes como la fijación de población, la generación de empleo y el mantenimiento de las tradiciones, entre otros. Varias cooperativas de la Comunitat Valenciana han participado en la jornada como casos de éxito de su actividad en el ámbito rural.

El futuro de las zonas rurales pasa, sin remedio, por una actividad agroalimentaria que genere riqueza, ofrezca oportunidades laborales, mantenga el territorio y haga perdurar las tradiciones, sin que éstas estén reñidas con la innovación. Es la principal idea que han lanzado todos los participantes en la jornada ‘Empresa agroalimentaria, motor económico del ámbito rural’, que ha celebrado hoy el Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Agrícolas de Valencia y Castellón (COITAVC) en Traiguera, Castellón.

Uno de los principales datos que constata la importancia del sector agroalimentario lo ha dado el Director Territorial en Castellón de la Conselleria de Presidencia y Agricultura, Pesca, Alimentación y Agua, Vicente Navarro, que ha afirmado que el sector agroalimentario es el que mejor se está comportando en esta etapa de crisis, siendo el sector líder en exportación con más de 5.480 millones de euros exportados en 2013, casi un 12% más que en el ejercicio anterior.

Por datos como estos, y porque, según Navarro, la recuperación económica de la Comunitat Valenciana vendrá de la combinación entre el sector agroalimentario y turístico, desde las instituciones “se busca favorecer la implantación de actividades en estos sectores, así como favorecer sinergias entre los mismos”. Así lo ha afirmado el Director Territorial en su exposición, en la que ha desgranado la política de ayudas a las que puede acogerse el sector agroalimentario para desarrollar su actividad.

En esta misma línea se ha expresado la Presidenta del COITAVC, Carmen Olmo: “Desde el COITAVC estamos convencidos de que la industria agroalimentaria es el verdadero motor económico en las zonas rurales y con su dinamismo los productores aportan una herramienta fundamental que contribuye a los recursos de la propia comunidad rural para abrir nuevas vías de futuro y progreso”.

Experiencias de éxito en primera persona
En la jornada han destacado los testimonios de tres empresas de la Comunitat Valenciana cuya actividad está generando riqueza y desarrollo en el ámbito rural, como es el caso de las cooperativas Quesos de Catí e Idescum, y Mancomunidad Taula del Sénia.

Quesos de Catí está ubicada en pleno Maestrazgo en una zona tradicionalmente de pastoreo y su actividad productora de quesos ecológicos de oveja y cabra contribuye a mantener una actividad tan ancestral, y tan en peligro de extinción, como es el pastoreo. Quesos de Catí da trabajo a más de 50 personas de la comarca y desde su localización rural exporta a Europa, Asia y América. Su gerente, Miquel Vives, es Ingeniero Técnicos Agrícola, una formación profesional clave que ha contribuido al éxito y desarrollo de la empresa.

La Mancomunidad Taula del Sénia lidera varias iniciativas económicas y culturales para impulsar los territorios que están alrededor del río Sénia y del macizo de Els Ports. Entre sus proyectos destaca el mantenimiento y puesta en valor de olivos milenarios a través de la producción de su aceite, que ligan al turismo gastronómico, otra punta de lanza del desarrollo económico de la Comunitat Valenciana.

Otro caso de emprendimiento en el ámbito rural y de recuperación de tierras abandonadas es el que ha expuesto Idescum. Esta empresa, encabezada por la Ingeniera Técnica Agrícola Regina Monsalve, centra su actividad en La Marina, Alicante, donde están desarrollando un proyecto investigación y cultivo de la Estevia, una planta que tiene la capacidad de endulzar 300 veces más que el azúcar sin aportar ni una sola caloría. En este tiempo han logrado incluso crear una variedad aclimatada a la marjal alicantina, y ya disponen de un producto en el mercado denominado ‘Herba Dolça’.

En la jornada también ha participado Gonzalo Gregori, Director de la Caja de Ingenieros de Valencia, que está siendo un gran apoyo para el sector agrícola en la actual coyuntura de falta de crédito, y David Pla, Director Técnico de Les Alboredes, otro caso destacable de actividad agroalimentaria, con quien los asistentes a la jornada han podido recorrer el Museo Natural de Olivos Milenarios y visitar el Molino de les Alboredes.


Archivo Documental