Noticias

El agua, clave para evitar los golpes de calor en el trabajo

10-07-2014 Cooperativas Agro-alimentarias

Con motivo de la llegada del verano, el Instituto de Investigación Agua y Salud (IIAS) lanza una campaña de prevención dirigida a los trabajadores expuestos a altas temperaturas. A la campaña se suman las entidades más representativas de los sectores con mayor riesgo de exposición: ANFAC, Cooperativas Agro-alimentarias, Federación del Transporte, Fundación Laboral de la Construcción, Prevalia, Servicio de Prevención Ajeno y Unión de Pequeños Agricultores.

Según el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHT), “el efecto más grave de la exposición a situaciones de calor intenso es el golpe de calor”. Con el objetivo de enseñar a los trabajadores cómo evitarlos, el Instituto de Investigación Agua y Salud (IIAS) acaba de lanzar la campaña de prevención "Ante el calor, practica la hidratación con agua mineral" en la que alerta de la necesidad de beber agua frecuentemente para prevenir las consecuencias derivadas de la exposición a altas temperaturas.

Cuando la temperatura corporal se incrementa como consecuencia de una exposición prolongada al sol, a altas temperaturas o a la realización de un intenso esfuerzo físico, el
cuerpo sufre importantes pérdidas de agua que dificultan que autorregule su temperatura través de los mecanismos habituales como, por ejemplo, la sudoración. Esto provoca un
aumento de la temperatura corporal que, si llega a superar los 40ª C, hace que los mecanismos reguladores del calor entren en shock y se produzca el golpe de calor. Por ello el IIAS recuerda como medida fundamental la importancia de beber agua frecuentemente para reponer las pérdidas producidas a lo largo de la jornada laboral.

La campaña ha sido presentada por el Dr. Jesús Román, Secretario General del Comité Científico del Instituto de Investigación Agua y Salud (IIAS) y Presidente del Comité Científico de la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación (SEDCA), en el horno de una panificadora situado en Madrid. En el acto, Patricia Franco, Diplomado Universitario en Enfermería, ha realizado una simulación ante los medios de comunicación asistentes sobre cómo prevenir ante un golpe de calor en el centro de trabajo y cómo actuar en el caso de sufrir esta patología.

Según Román, "para procurarnos una correcta hidratación debemos ingerir entre 2 y 2,5 litros de agua, a lo largo del día, extremando la atención a nuestra hidratación y adecuando nuestra ingesta cuando las condiciones de temperatura y la intensidad del esfuerzo que realicemos en contextos como el entorno laboral sean más exigentes. Gracias a una adecuada y suficiente ingesta de agua conseguiremos ayudar a nuestro organismo a mantener sus mecanismos de termorregulación, así como las funciones físicas y cognitivas (Federación Europea de Seguridad Instituto de Investigación Agua y Salud Alimentaria). En este sentido, tener cerca una botella de agua mineral natural durante nuestra jornada laboral y dar pequeños sorbos frecuentemente, nos permitirá hidratarnos en cualquier momento y lugar".

Para la difusión de la campaña, el Instituto ha editado diferentes materiales informativos, entre los que destaca una Infografía donde, de forma gráfica, se describen el Golpe de Calor y sus síntomas, las formas de prevenirlo y su tratamiento; asimismo se va a distribuir un Decálogo con consejos básicos de prevención y actuación y un vídeo de sensibilización.


Descargar INFOGRAFÍA

Información que también estará disponible en el microsite que la entidad ha creado para la ocasión: www.contraelcaloragua.com


Esta campaña, destinada especialmente a los trabajadores cuyas tareas requieren la exposición a altas temperaturas, cuenta con el apoyo y colaboración de las siguientes
entidades representativas de diferentes sectores especialmente sensibles a los golpes de calor: ANFAC (Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones); Cooperativas
Agro-alimentarias; Federación del Transporte, Fundación Laboral de la Construcción; Prevalia, Servicio de Prevención Ajeno y UPA (Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos).

Sin embargo, desde el IIAS se recuerda que, especialmente en verano, el golpe de calor es un mal que pueden sufrir otros colectivos de población en general, por ser especialmente
sensibles (bebés, ancianos, etc.) o por exponerse a elevadas temperaturas y/o esfuerzo físico intenso durante un largo periodo de tiempo. Por ello ha puesto en marcha también la
campaña en redes sociales con el hashtag #contraelcaloragua.