Noticias

Tormentas y pedrisco castigan los campos en las últimas semanas

10-07-2014 Cooperativas Agro-alimentarias

Desde Cooperativas Agro-alimentarias de España insistimos en la necesidad de estar protegidos mediante alguna modalidad del amplio sistema de Seguros Agrarios español. Las Comunidades Autónomas más afectadas han sido Aragón, La Rioja, Navarra, Cataluña, Castilla y León y Castilla-La Mancha y hasta la fecha se ha declarado siniestro en 230.000 hectáreas y una valoración estimada de indemnizaciones que asciende a 82 millones de euros.

Este año se está caracterizando por una sucesión de tormentas de pedrisco muy localizadas y de intensidad variable, lo cual no es raro, sino una característica habitual en épocas de primavera-verano. Lo extraordinario, según AEMET, es que en la última semana, sobre la Península se ha estado concentrando "un embolsamiento de aire frío en altura", esto es, una bolsa de aire a unos 5.000 metros y a unos 20 grados bajo cero (500 milibares), que se ha "descolgado" de la circulación polar, ha bajado a latitudes inferiores y se ha colocado sobre la Península. El proceso físico es relativamente sencillo: el granizo es una de las formas de precipitación que se forma cuando las corrientes de aire ascienden de forma muy violenta y las gotas de agua suben hacia zonas muy frías de la nube, de manera que si están a menos de 0 grados, el agua se congela.

Y la consecuencia final han sido pedriscos acompañados de lluvias torrenciales que se han cebado en prácticamente el 80% del país. Los servicios técnicos de Cooperativas Agro-alimentarias insisten en que no es nada peculiar, recordemos que desde la puesta en marcha del Sistema de Seguros Agrarios en España, la serie histórica de 35 años certifica que el pedrisco concentra el 50% de los siniestros registrados (si sumamos los riesgos de sequía y heladas alcanzamos el 83%).

Las Comunidades Autónomas donde han tenido lugar las tormentas más significativas han sido Aragón, La Rioja, Navarra, Cataluña, Castilla y León y Castilla-La Mancha; y los cultivos más afectados los cereales (tanto de invierno como de primavera), frutales, viñedo, olivar y hortalizas, resultando hasta la fecha 230.000 hectáreas con declaración de siniestro y una valoración estimada de indemnizaciones que asciende a 82 millones de euros, según fuentes de Agroseguro.

Los servicios técnicos del departamento de Seguros Agrarios de Cooperativas Agro-alimentarias han elaborado un evaluado la situación en las Comunidades Autónomas afectadas:

- Navarra y Aragón
En la zona Norte, en Galicia, Asturias, Cantabria y Euskadi no se han detectado zonas afectadas, sin embargo en Navarra, Agroseguro ha cuantificado 4.760 ha. siniestradas, especialmente cultivos de cereales, uva de vino, hortalizas y fruta. Se espera que las indemnizaciones rocen los 5 millones de euros.

En la región aragonesa, han sido 16.500 las hectáreas aseguradas que han sufrido daños, fundamentalmente en cereales, frutales, hortalizas (cebolla) y uva de vino. La estimación de indemnizaciones superará los 8 millones de euros.

- Cataluña:
Cataluña ha sido una de las regiones más afectadas por las tormentas y pedriscos en lo que llevamos de primavera-verano, de hecho la estimación de indemnizaciones de las producciones aseguradas superará los 6,5 millones de euros.

Las tormentas comenzaron con un episodio grave el 20 abril, que afectó las plantaciones de melocotón y nectarina en Lérida (comarcas de Les Garrigues y Segrià).

Continuó el 17 de junio en la zona de Cataluña central l’Anoia, el Bages, i el Berguedà, Montbui, Vilanova del Camí, Castellolí, El Bruc, Callús, Fonollosa, Sant Joan, Manresa y Rajadell), donde castigó especialmente los cultivos de viñedo (70 ha, con daños de hasta el 50%) y herbáceos (entre 10-30% de daños). En Tarragona, las tormentas de ese día afectaron a 8.600 ha dell Priorat, l’Alt Camp y el Tarragonès, en los cultivos de olivar, viñedo y frutos secos, sobre todo. En Lérida, la producción más dañada fue la fruta dulce, con porcentaje de daños del 30%.

En las sucesivas semanas, volvieron a registrarse fuertes tormentas y granizo los días 23 de junio, 2 y 6 de julio, que volvieron a caer sobre Lérica (Les Garrigues, el Pla d’Urgell, Segrià, Les Garrigues, Urgell y La Noguera) y causaron daños de hasta el 80% en 4.000 ha de fruta, 2.380 ha de olivar y, en menor medida, en viñedo, trigo y maíz.

- Castilla y León
Esta región es una de las más afectadas por superficie asegurada, concentrando daños en los cultivos de cereales, uva de vino y patata. Por zonas, destacan las 8.500 ha dañadas en la provincia de Soria; 14.280 ha en la de Palencia; 5.122 en la de Valladolid; 1.797 ha en la provincia de Avila; 1.300 ha en la de León; 407 en la de Salamanca; y 373 ha en la de Zamora. En total, se estima que la indemnización pueda superar los 6,5 millones de euros.

- C. Valenciana:
En la Comunidad Valenciana desde mitad de mayo se han producido varios episodios de pedrisco, afectando sobre todo a la provincia de Valencia. Destacan por intensidad y por producciones/zonas afectadas los del día 28 de mayo y el 24 de junio.

Los cultivos que han sufrido los efectos han sido, en mayor medida: cítricos, que se han declarado siniestro 6.300 parcelas y se estima que se alcanzarán las 10.000, con una indemnización prevista de 8 millones de euros; caqui, 2.300 parcelas siniestradas y una indemnización estimada de 2,3 millones de euros; uva de vino, con 2.200 parcelas dañadas que sumarán una indemnización de 2 millones de euros.

- Murcia:
En la Región de Murcia, las tormentas han afectado a una superficie total de 6.000 hectáreas -de las cuales 2.000 son de frutales y el resto de hortalizas, uva de mesa y de vinificación, plantas aromáticas, olivar y almendro- en las zonas del noroeste de Murcia y Río Segura. Se espera que la cuantificación de las indemnizaciones a percibir esté en torno a los 15 millones de euros (frutales absorbe 10 millones, Uva de Mesa 2 millones y la diferencia el resto de cultivos).

- Castilla-La Mancha
Castilla-La Mancha también ha sido sufrido el azote de la piedra y la lluvia, con más de 26.640 hectáreas dañadas. Los cultivos más afectados han sido los cereales, la uva de vino y hortalizas como ajo, cebolla y melón, entre otras. Se estima que la indemnización superará con creces los 6 millones de euros.

Por provincias, en Albacete, la superficie dañada asegurada se ha cuantificado en 12.684 ha, de las cuales 6.428 corresponden a herbáceos y 4.064 a viñedo. En Ciudad Real, el total afectado asciende a 2.800 has, la mayor parte de viñedo; en Cuenca, 5.895 has (2.941 has de herbáceos, 1.310 has de viñedo, 1.074 de girasol y 427 de ajos); Toledo, 1.981 has, también la mayor parte de viñedo; y Guadalajara, con una superficie afectada de 3.279 has, de las cuales 2.901 corresponden a cultivos herbáceos.


En Extremadura, Andalucía, Canarias, Madrid e Islas Baleares, no hay incidencias dignas de mención por este riesgo climático, aunque sí preocupa más la sequía, especialmente en muchas provincias andaluzas.


Descargar Informe completo