Noticias

El MAGRAMA insta a tomar precauciones para evitar la entrada de animales infectados de Lengua Azul

01-09-2014 Cooperativas Agro-alimentarias

En los últimos meses la situación de la enfermedad de la Lengua Azul en los Balcanes está siendo motivo de alarma para el sector ganadero europeo. Desde el mes de mayo se han confirmado focos en Rumanía (32), Bulgaria (más de 400), Grecia (más de 600) y Macedonia. Aunque no se ha podido verificar aún el serotipo de todos ellos, en las muestras analizadas hasta el momento el serotipo 4 está presente en todas ellas.

De este mismo serotipo existe una zona de restricción en el sur de Andalucía. Durante el periodo de julio 2013 a julio 2014 se confirmaron 64 focos de este serotipo dentro de la mencionada zona de restricción. En todos los casos, la sospecha estuvo asociada a la detección de sintomatología clínica típica de la enfermedad en ganado de la especie ovina.

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, MAGRAMA, ha realizado un llamamiento al sector ovino y bovino para comprobar que los animales importados de Rumanía, Bulgaria, Grecia y Macedonia cumplen con los certificados exigidos desde las zonas afectadas por la Lengua Azul, a fin de evitar que animales infectados lleguen a la zona libre de la península y pueda producirse la aparición de nuevos focos de la enfermedad.

Recordemos que para la importación desde las zonas afectadas es necesario cumplir con los requisitos establecidos en el Reglamento 1266/2007, destacando la necesidad de un certificado sanitario expedido por la Autoridad Competente en origen, en el que se indique que los animales se protegieron frente a los culicoides y dieron negativo a las pruebas de identificación del agente infeccioso, o bien que fueron vacunados de los serotipos presentes en la zona afectada para ir a zonas libres de esos serotipos.