Noticias

El sector productor de patata de Castilla y León pide que se agilice la aprobación del Decreto que regula las Interprofesionales

13-01-2015 URCACYL

Todo el sector productor de la patata, Cooperativas y OPAs, se ha reunido en la Unión de Cooperativas Agrarias de Castilla y León (Urcacyl) para analizar la desastrosa campaña de patata e intentar hallar soluciones para que este cultivo no desaparezca de los campos de Castilla y León. Solicitan a la Consejería de Agricultura que agilice la aprobación del Decreto que regula las Organizaciones Interprofesionales.

La campaña, en Castilla y León, comenzó con los mercados saturados y unos precios muy bajos que no han remontado en ningún momento a lo largo de la misma. Ni siquiera las patatas que tenían contrato han podido salvarse y tampoco han obtenido precios que cubrieran los costes de producción. Y eso a pesar de que el consumidor ha pagado las patatas muy por encima de lo que se le pagaba al productor.

El problema es que se teme que la próxima campaña sea también negativa para la producción de patata de la Comunidad Autónoma. Y es por eso por lo que el sector productor se ha reunido en Urcacyl para estudiar si se pueden tomar medidas que salven este cultivo que, de seguir así, se irá abandonando.

Una posible solución de la grave situación del sector sería que el consumidor compre patata de Castilla y León, ya que en muchas ocasiones la patata que se consume es de Francia (de aspecto más bonito) y el consumidor se acostumbra a este tipo de patata a pesar de que la patata castellanoleonesa es de mejor calidad y con mejores características organolépticas (aunque menos vistosa).

Los asistentes a la reunión consideran que una herramienta para mejorar el funcionamiento del sector sería la aprobación, por parte de la Consejería de Agricultura y Ganadería, del Decreto que regula las Organizaciones Interprofesionales. El borrador de este decreto está hecho desde octubre de 2014 y sin embargo aún no se ha publicado, lo que se lamenta profundamente desde la producción ya que podría vertebrar el sector, se podrían hacer la extensión de norma adoptada en la interprofesional y se podrían realizar campañas de promoción para conseguir que se consuma nuestra patata, lo que se logra con una buena información al consumidor acerca de la calidad que tiene la patata de Castilla y León.

Tanto las cooperativas como las OPAs están en disposición de, en cuanto se publique el decreto, ponerse manos a la obra para crear la Organización Interprofesional de la Patata de Castilla y León y aprovechar los mecanismos que en ella se desarrollen para que el cultivo sea rentable en la región y no desaparezcan los productores de patata, ni su cultivo, ni la riqueza que genera.