Noticias

Arento y Harinas Porta se unen en la creación de Nutrigal

30-05-2007 Cooperativas Agro-alimentarias

La nueva sociedad es la quinta compañía española del sector.

Arento, el mayor grupo cooperativo agroalimentario de Aragón, y Harinas Porta S.A., empresa familiar oscense, han sellado una alianza estratégica para dar lugar al mayor grupo empresarial aragonés del sector de la molinería, la entidad mercantil Nutrigal, Sociedad Aragonesa de Molinería S.L. La nueva sociedad ha pasado a ser la quinta compañía española del sector harinero y semolero en volumen de producción y de negocio.

La integración de dos compañías líderes como Arento y Harinas Porta supone una garantía de futuro en el desarrollo y crecimiento de mercados, aportando una gran complementariedad. Por otro lado, la creación de Nutrigal obedece a una búsqueda de mayor competitividad en los procesos productivos basada en el autoabastecimiento de trigo, en la implantación de nuevas variedades, en la capacidad innovadora tanto en materias primas como en productos finales, en la optimización de la logística y, todo ello, se reflejará en un crecimiento dentro de un sector tremendamente competitivo.

Nutrigal tiene como actividad la transformación del trigo en sémola y harina, así como su posterior comercialización a empresas industriales y artesanales. Durante el primer año, la nueva compañía transformará 170 millones de kilos de trigo y las previsiones de facturación son de 40 millones de euros. La creación de Nutrigal supone el mantenimiento de todos los puestos de trabajo y responde a una estrategia de integración vertical dentro de la cadena de producción y suministro para ser más fuerte en el mercado.

Nutrigal comercializará sus productos a través de tres marcas: Harinas Porta, Lozano y Sémolas Cinco Villas. Las compañías que integran Nutrigal son: Arento, cooperativa de segundo grado integrada por 112 cooperativas de primer grado y más de 20.000 socios agricultores que integra en el proyecto sus fábricas; Harinas Lozano S.A., ubicada en Daroca, y Sémolas Cincovillas, con sede en Tauste.

Cabe destacar que el sector de la molinería se encuentra en una fase de profundos cambios y de concentración a nivel mundial. En España, el sector está integrado por numerosas empresas familiares pequeñas, que no pueden hacer frente a las necesidades de innovación y a la alta competitividad existente en el mercado. En la actualidad, entre diez y quince empresas de molinería cierran al año sus puertas por su incapacidad para competir en costes logísticos y de molturación, de ahí la transcendencia del nacimiento de este nuevo proyecto.

Archivo Documental