Noticias

El futuro de la política agraria común, a debate hoy en Oviedo

02-03-2018 Cooperativas Agro-alimentarias

Agustín Herrero, director general de Cooperativas Agro-alimentarias de España participa hoy en Oviedo en la jornada "La política agrícola común: claves de futuro”, organizada por la Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales del Principado de Asturias en la que se analiza el futuro de la PAC.

En la inauguración ha participado la consejera María Jesús Álvarez, que posteriormente ha dado paso a la intervención de la eurodiputada Clara Aguilera, vicepresidenta de la Comisión de Desarrollo Rural del Parlamento Europeo. En la jornada también han intervenido Fernando Miranda, director general de Producciones y Mercados Agrarios del Ministerio de Agricultura; Eduardo Moyano, profesor de Investigación y catedrático de Sociología del CSIC; y Lourdes Zuriaga, presidenta de la Asociación de Periodistas Agroalimentarios.
Agustín Herrero ha aportado la visión de la PAC desde el cooperativismo agroalimentario. A lo largo de su intervención Herrero ha desgranado las principales propuestas que Cooperativas Agro-alimentarias de España ya ha transmitido tanto a la ministra, Isabel García Tejerina como a los eurodiputados del Parlamento Europeo y a la Comisión.

Herrero ha señalado que es positivo que exista PAC, pero que necesita un presupuesto, y por tanto España debe apoyar un aumento del mismo para poder hacer frente a las nuevas prioridades sin necesidad de desmantelar parcialmente políticas tan necesarias y estratégicas como la PAC. Durante su presentación también ha señalado que la nueva PAC debe diseñar unos instrumentos de gestión de mercados públicos y privados para prevenir crisis. También ha defendido la necesidad de reforzar la concentración de la oferta en cooperativas u organizaciones de productores de carácter empresarial para fomentar la competitividad y la sostenibilidad del sector productor.

El cambio climático, sus efectos y el cambio de modelo energético son cuestiones que afectan a la producción y a la competitividad de nuestro sector. La adaptación a los nuevos retos y las inversiones serán fundamentales. Por ello, Herrero ha señalado que para alcanzar un mayor impacto y una mayor coherencia de las iniciativas de agricultores y sus cooperativas es necesario que la Comisión fomente y priorice las inversiones basadas en enfoques colectivos, para las cuales las cooperativas agroalimentarias jugarán un papel fundamental a la hora de coordinar, asesorar y prever en las explotaciones y en las industrias cooperativas, las inversiones más eficientes y adecuadas para reducir el impacto del sector sobre el cambio climático.

La producción agrícola y ganadera debe seguir siendo una actividad económica competitiva, cumplir al mismo tiempo con las obligaciones del exigente modelo de producción europeo y las que impondrán los compromisos adquiridos por la ratificación del acuerdo COP21 de lucha contra el cambio climático. Son objetivos ineludibles. Por tanto, son necesarias políticas de inversión e innovación que ayuden a nuestras empresas a adaptarse y a convertir este cambio de modelo productivo y energético en una oportunidad.
Respecto a los pagos directos, Agustín Herrero ha reiterado que las ayudas deben llegar a los productores, a aquellos que están y participan en una actividad productiva y económica transparente, especialmente a aquellos que participan del mercado.

Por último, ha destacado que la falta de relevo generacional es un problema importante del sector productor. Un sector rejuvenecido es indispensable para mantener la competitividad y abordar su necesaria reestructuración en la próxima década. También se ha referido a la inclusión de la mujer en los consejos rectores y en la gestión de las cooperativas como otro elemento necesario para modernizar el sector. Una participación más activa de la mujer en la actividad será un catalizador de mayores servicios en las zonas rurales. Para lograr la entrada de jóvenes y la mayor integración de la mujer es necesario lograr un sector más atractivo, mejorar su rentabilidad y su competitividad, que deberá incentivarse en la nueva PAC. El modelo cooperativo es por su vinculación con el territorio un instrumento ideal para impulsar el relevo generacional de manera sólida y sostenible en el tiempo.

Ponencia
Posición Cooperativas Agro-alimentarias sobre la Comunicación PAC