Noticias

Miles de apicultores se manifiestan en Madrid para pedir ayuda por la grave crisis de precios

16-03-2005 Cooperativas Agro-alimentarias

Unos 3.000 apicultores convocados por la Confederación de Cooperativas Agrarias de España (CCAE) y las organizaciones Asaja, COAG y UPA, se concentraron hoy frente a las puertas del Ministerio de Agricultura para pedir ayudas y otras medidas que palíen la grave crisis de precios que sufre el sector apícola, provocada principalmente por las importaciones incontroladas de miel de terceros países a bajo coste y de dudosa calidad.

Los apicultores, procedentes en su mayor parte de Extremadura, Andalucía, Guadalajara, Castilla y León y la Comunidad Valenciana, portaban pancartas como "Apicultura en la UVI" o "SOS apicultura" e iban vestidos con mono, careta y guantes, al tiempo que esparcían humo con los ahumadores que usan para ahuyentar a las abejas.

Durante la protesta, los convocantes reivindicaron, en primer lugar, un mayor control de las importaciones procedentes de países como China, Turquía, Uruguay o Vietnam, porque presionan a la baja los precios de la miel española, que han caído hasta los niveles de hace 10 años, por debajo de los costes de producción. Mientras las importaciones siguen aumentando, el mercado no absorbe la miel producida en nuestro país.

Indicaron además que las mieles de terceros países que entran en el mercado comunitario, no sólo son de inferior calidad a la española, sino que existen dudas sobre su seguridad alimentaria, y denunciaron la comercialización como miel española, de mezclas de mieles de baja calidad y de sucedáneos -como jarabes de glucosa-, lo que genera una situación de competencia desleal frente a las producciones españolas de calidad, al tiempo que está deteriorando la imagen general de este producto en el mercado. “La seguridad alimentaria de los consumidores y la defensa de la calidad deben prevalecer por encima de situaciones coyunturales de mercado”, según los apicultores.

Los manifestantes señalaron también que desde hace meses sufren una elevada mortalidad de las abejas, por causas como la ola de frío, la contaminación o enfermedades emergentes, que han reducido la cabaña apícola un 40% y que han provocado pérdidas que cifraron entre los 30 y los 60 millones de euros.

Por todo ello, reclamaron al Ministerio de Agricultura, entre otras medidas, ayudas directas para el sector, su incorporación tanto en el Programa de Desarrollo Rural 2007-2013 como en las ayudas aprobadas contra heladas y sequía, que se investigue la mortandad de las abejas, que se cree una comisión de seguimiento de las importaciones y que se promocione el consumo de la miel española.

El presidente del Consejo Sectorial de Apicultura de la CCAE, Ventura Gil, afirmó que en el Ministerio de Agricultura se niegan a dialogar con el sector pese a que conocen sus problemas y denunció que la miel española se queda en almacenes mientras se importan mieles que calificó de "desechos".

Los apicultores aprovecharon la ocasión para hacer un llamamiento a la sociedad en favor de la importante labor madioambiental que desempeña la cabaña apícola, ya que contribuye al mantenimiento de la biodiversidad, al equilibrio ecológico y por su aportación a la producción final agraria mediante la polinización que realizan las abejas en el medio natural. Por todo ello, resaltaron que “la apicultura es una actividad imprescindible y necesaria”.

En España existen 2.240.000 colmenas, que están en manos de 26.700 apicultores que producen 32.000 toneladas de miel al año, dos millones de kilos de cera y más de un millón de kilos de polen.