Noticias

La UE y México alcanzan un nuevo acuerdo sobre comercio

24-04-2018 Cooperativas Agro-alimentarias

El acuerdo suprime los derechos de aduana para la gran mayoría de mercancias y simplificará los trámites burocráticos. Para Cooperativas Agro-alimentarias de España se trata de una noticia positiva que ofrece oportunidades para las exportaciones españolas de porcino -que ya no dependerán solo de China-, vino, aceite de oliva, frutas y hortalizas a un mercado, como el mexicano, con 127 millones de consumidores.

La Unión Europea y México alcanzaron el pasado 21 de abril un nuevo acuerdo sobre comercio, que forma parte de un acuerdo global UE-México más amplio (no es un acuerdo nuevo sino una actualización del acuerdo ya en vigor desde el año 2000). Prácticamente todo el comercio de mercancías entre la UE y México, incluidas las del sector de la agricultura, estará a partir de ahora exento de derechos de aduana, según fuentes de la Comisión Europea.

La Comisión Europea está trabajando por ultimar acuerdos comerciales con terceros países con el propósito de liderar el comercio mundial tras la actitud proteccionista de EEUU. La semana pasada también se ratificó en el Parlamento Europeo el acuerdo de Japón y Singapur, países con mucha población donde están ávidos de consumir productos europeos.

Actualmente el acuerdo de México y, sobre todo su aplicación, pone muchos problemas a las exportaciones UE y españolas. Hasta ahora había un 30% de arancel en porcino, muchas barreras no arancelarias para frutas y hortalizas, vino y aceite de oliva. Con el acuerdo firmado ahora se eliminan los aranceles al porcino y se mejora la gestión de las barreras en los demás productos.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha declarado: «El comercio puede y debe ser un proceso en el que todos ganen, y eso es precisamente lo que pone de manifiesto el acuerdo alcanzado hoy. México y la UE han trabajado juntos y han obtenido un resultado beneficioso para ambos. Con este acuerdo, México se suma a Canadá, Japón y Singapur en la creciente lista de socios dispuestos a trabajar con la UE en la defensa de un comercio abierto, justo y basado en normas».

Por su parte, el comisario de Agricultura, Phil Hogan, ha declarado: «Este acuerdo es muy positivo para nuestro sector agroalimentario, al crear nuevas oportunidades de exportación para nuestros alimentos y bebidas de alta calidad, lo que a su vez generará más empleo y crecimiento, especialmente en las zonas rurales».

Desde la entrada en vigor del anterior acuerdo comercial entre la UE y México en 2000, el comercio entre ambos socios ha crecido a un ritmo de aproximadamente un 8% anual que ha tenido como resultado un aumento global del comercio de mercancías del 148% en este período. A pesar de estos resultados positivos, aún existía un amplio margen de mejora de la relación comercial, y esa es la finalidad del nuevo acuerdo, que hará que prácticamente la totalidad del comercio de mercancías esté exenta de derechos de aduana.

Principales elementos del acuerdo
Las exportaciones agrícolas de la UE, como la carne de aves de corral, el queso, el chocolate, las pastas alimenticias y la carne de porcino, serán probablemente las más beneficiadas. En particular, el acuerdo:
• da acceso preferencial a muchos quesos, como el Gorgonzola y el Roquefort, sometidos actualmente a derechos de hasta un 20%, y ofrece una mejora significativa del acceso para muchos otros mediante contingentes anuales;
• garantizará un volumen considerable para las exportaciones de leche en polvo en uno de los mayores mercados: 30.000 toneladas desde la entrada en vigor y 50.000 toneladas al cabo de cinco años;
• permitirá a la UE aumentar sustancialmente sus exportaciones de carne de porcino a México, y prácticamente todos los productos de porcino estarán exentos de derechos;
• eliminará los aranceles de productos como el chocolate (actualmente de hasta un 30%) y las pastas alimenticias (actualmente de hasta un 20%);
• garantizará la protección de 340 alimentos y bebidas característicos contra imitaciones en México, las denominadas Indicaciones Geográficas. Esto significa que los productores de especialidades tradicionales de la UE no tendrán que estar luchando contra las imitaciones y que cuando los consumidores compren tales especialidades tendrán la certeza de que están adquiriendo los productos genuinos.

Por lo que respecta a los procedimientos aduaneros, el nuevo acuerdo introducirá nuevas normas que simplificarán y agilizarán los trámites burocráticos y los controles físicos en las aduanas mexicanas.

Próximos pasos
El acuerdo de principio alcanzado abarca las partes más importantes del acuerdo. En algunos capítulos, aún es necesario atar algunos flecos técnicos. A continuación, la Comisión procederá a la verificación jurídica y a la traducción del acuerdo a todas las lenguas oficiales de la UE, y posteriormente lo someterá a la aprobación del Parlamento Europeo y del Consejo de la Unión Europea.

Un acuerdo que ofrece oportunidades para España
El director de Relaciones Internacionales de Cooperativas Agro-alimentarias de España, Gabriel Trenzado, señala que el pacto es “bueno” porque suprime aranceles, como los aplicados al porcino comunitario, y otras trabas en aduana. Además, implica el reconocimiento de “entidad única” a toda la UE y la protección de unas 300 denominaciones de origen comunitarias de alimentos y bebidas, muchas españolas.

Ofrece oportunidades para las exportaciones de porcino -que ya no dependerán solo de China-, vino, aceite de oliva, frutas y hortalizas a un mercado, como el mexicano, con 127 millones de consumidores, según Trenzado.

Para Cooperativas Agro-alimentarias de España, el acuerdo supone una apertura de puertas a un mercado estratégico, frente a la política de Administración de Donald Trump en EEUU y a sus obstáculos al “Tratado de Libre Comercio de América del Norte” (TLCAN o NAFTA) con México y Canadá.