Noticias

COVAP venderá delicatessen en China, junto a otras cinco empresas

05-07-2007 Medios de Comunicación

La cooperativa del Valle de los Pedroches lidera un grupo de seis empresas que han constituido un consorcio agroalimentario dedicado a la comercialización de vinos de calidad y alimentos «delicatessen" en China; en principio, en Shangai, la capital económica del gigante asiático donde residen unos 18 millones de potenciales clientes que convierten esta urbe en la más grande la República Popular.

Junto a la empresa presidida por Tomás Aránguez, también forma parte de esta especie de «joint venture», la empresa de la Rioja Antigua Usanza, con vinos de aquella denominación de origen y de Ribera del Duero; la castellanomanchega Bodegas Lozano -que se remonta a 1920-; la valenciana Select Wine; la cooperativa montillana La Unión -que aporta los vinos y aceites- y Unión Tostadora -propietaria de la marca de cafés Templo-, dedicada a las marcas blancas y que se ha incorporado recientemente al consorcio.

Según fuentes de COVAP, el consorcio se creó el año pasado con la apertura de una oficina en Shangai, y pese a que no era el objetivo prioritario, se logró cerrar el año con una facturación de 100.000 euros. Eso en un año dedicado a la toma de contacto con las autoridades y agentes comerciales chinos.

Expectativas con el cerdo
Según las mismas fuentes, con la decisión del Gobierno de Hu Jintao de abrir este mercado de 1.300 millones de habitantes a los productos del cerdo, existe aún más confianza en el éxito de la aventura empresarial, que lleva la delantera a otros competidores españoles. «A los chinos les gusta el jamón dulce», que en el caso español es lo más parecido al jamón cocido, aunque al tratarse de clases medias en muchos casos la idea es introducir productos de alta gama como el ibérico, los caldos de calidad o los aceites de oliva virgen, sin olvidar los lácteos (estandarte de la cooperativa) y sus derivados, como los quesos.

«El hecho de constituir un consorcio es por estrategia. Y una de sus ventajas es que sólo existe un interlocutor de seis proveedores (como es este caso) para negociar la entrada de los productos en los líneales de determinados establecimientos". añaden.

COVAP cuenta desde septiembre con una instalación en Hong Kong que recibe el nombre de Great Food Hall, una especie de Rincón donde se puede degustar jamón ibérico producido en las dehesas del norte de Córdoba.
Para esta ocasión también se ha buscado un socio, Pata Negra House (Francia) con los que llevan las excelencias del ibérico hasta la antigua colonia británica.

Aunque pueda parecer que sus números son modestos, la realidad es otra, ya que en el último cuatrimestre del año pasado (cuando se puso en marcha) se logró facturar por un montante de 58.000 euros. Negocio que podría dispararse si, como esperan en la cooperativa, se homologan sus mataderos por parte de la Administración china.

Archivo Documental