Noticias

El Copa y la Cogeca apoyan el rechazo a los recortes en el presupuesto de la UE

16-05-2018 COPA-COGECA

El Copa y la Cogeca apoyan el encuentro con la prensa organizado hoy en Bruselas por las Cámaras de Agricultura de Polonia (KRIR) sobre el futuro presupuesto de la UE pos-2020, mostrando su profunda preocupación y oposición a los recortes previstos para el gasto agrícola de la UE.

Durante el evento, el Presidente polaco de KRIR ha mostrado su oposición firme a los recortes en el gasto agrícola previstos para 2021-2027, afirmando que éstos impedirán a la UE cumplir con sus objetivos medioambientales o garantizar la seguridad alimentaria para una población en aumento.

Pekka Pesonen, secretario General del Copa-Cogeca, ha declarado: «El Copa y la Cogeca se oponen a cualquier propuesta de recortar el gasto de la PAC en el futuro presupuesto de la UE. Las rentas de los agricultores ya representan sólo el 40% de las rentas medias en la UE y han registrado una caída de un 20% en los últimos cuatro años. Los recortes presupuestarios ponen en riesgo no sólo los medios de vida de los agricultores y de amplias extensiones de zonas rurales de Europa, sino también la consecución de los objetivos medioambientales y sociales de la UE».

Organizaciones y cooperativas agrarias de toda la UE se han unido en declaraciones al respecto, como en España o también Francia, donde se ha instado al presidente Macron a asumir sus responsabilidades para garantizar un presupuesto suficiente para unas zonas rurales dinámicas.

En respuesta a las presiones de los Gobiernos danés y sueco en favor de un ajuste en el presupuesto de la UE pos-2020, el presidente del Consejo danés de Agricultura y Alimentación, Martin Merrild y Palle Borgstrom, presidente de la Unión de los Agricultores Suecos, han declarado: «Nuestros agricultores se enfrentan a grandes pérdidas económicas derivadas de los recortes en la Política Agrícola Común (PAC), si los Estados miembros no coinciden en la necesidad de dedicar «nueva financiación para nuevas iniciativas» y de compensar el déficit del brexit en el presupuesto comunitario. Necesitamos un presupuesto agrícola fuerte para asegurar que los agricultores europeos pueden ofrecer alimentos al consumidor a precios competitivos, cumpliendo al mismo tiempo con las ambiciosas expectativas de la sociedad europea en cuanto a la forma de producción de los alimentos en términos de medio ambiente, cambio climático y bienestar animal».