Noticias

El consejero Sánchez Haro resalta el impacto social que tiene en nuestros pueblos una mayor dimensión de las cooperativas

23-11-2018 Cooperativas Agro-alimentarias Andalucía

El consejero de Agricultura de Andalucía, Rodrigo Sánchez Haro, señala la concentración, la internacionalización, la innovación y los mercados como los retos de las cooperativas.

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, ha reconocido hoy en Granada el "gran impacto social que tiene en nuestros pueblos una mayor dimensión de las cooperativas", recordando que "durante los últimos años hemos sido testigos de los grandes avances logrados, con uniones de cooperativas que crecen y consolidan su liderazgo a nivel nacional e internacional, de manera que su tendencia general es positiva en el incremento de su facturación y el empleo".

El consejero, que hoy ha participado en la jornada 'Cooperativismo agroalimentario: retos y oportunidades', que organizan las fundaciones Cajasol y CajaGranada, ha señalado que en la actualidad Andalucía representa el 21% del sector cooperativo agroalimentario de España y el 38% de la facturación de este colectivo, de manera que en esta comunidad hay 665 sociedades agroalimentarias asociadas de este tipo, que generan una facturación de más de 8.500 millones de euros.

Para Sánchez Haro, "se viene observando un efecto de concentración empresarial, un aumento del tamaño medio y mayores tasas de exportación" pese a lo cual "no debemos caer en la complacencia. Todavía nos queda camino por recorrer para alcanzar cifras como las de Holanda, con una facturación media por cooperativa superior a los 1.000 millones de euros, o los países nórdicos, con una media de 370 millones". En este sentido el consejero se ha dirigido al foro de asistentes afirmando que "contáis con nuestro apoyo, y con este Gobierno, para que sigamos trabajando codo con codo, porque el futuro está en vuestras manos".

A continuación, el titular andaluz de Agricultura se ha detenido en un análisis de los grandes retos que en la actualidad sigue teniendo la economía social andaluza para seguir avanzando y que pasa, entre otras cuestiones, por un mayor grado de concentración, una mayor proximidad al consumidor final o un mayor margen de explotación y de valor añadido. Respecto de lo primero, la mayor dimensión de estas empresas, Sánchez Haro ha recordado que "llevamos muchos años fomentando y concentrando la oferta y el aumento de dimensión de las empresas agroalimentarias", para lo que se han puesto en marcha distintas herramientas por parte del Gobierno andaluz como el Decreto de Entidades Asociativas Prioritarias Andaluzas, la orden de fomento de la fusión e integración de entidades asociativas o las ayudas para la modernización de industrias.

Internacionalización
Entre otros retos del cooperativismo andaluz a los que se ha referido el consejero, se encuentra la mejora de la internacionalización, para lo que estas empresas cuentan, entre otras medidas, con apoyo a través de programas personalizados de asesoría. Asimismo, tienen el reto de seguir mejorando su posicionamiento entre las personas consumidoras a través, entre otras, de "estrategias de diferenciación, diversificación o especialización en nichos de mercado". Finalmente ha abogado por seguir "abanderando la innovación".

En este apartado, y entre los distintos logros del sector y las distintas líneas a su disposición, el consejero se ha referido al Clúster de Bioeconomía Circular, presentado esta misma semana en Jaén, y que consiste en una red de colaboración público-privada formada por distintas empresas y entidades para llevar a cabo proyectos de innovación basados en la producción de recursos biomásicos renovables y su transformación sostenible en bioproductos, bioenergía y servicios para la sociedad.

El consejero de Agricultura ha apostado también por seguir mejorando la gobernanza y profesionalización de las cooperativas andaluzas, avanzando en transparencia o participación, así como "aumentar la participación y poder de decisión de mujeres y jóvenes, pues una de las prioridades de la Consejería es garantizar que el sector agroalimentario andaluz sea igualitario.