Noticias

Grupo AN crece en facturación, recursos propios y empleo

03-12-2018 GRUPO AN

El Grupo AN mantiene el liderazgo en cereales, lo alcanza en frutas y hortalizas (900.000 tn), se refuerza como 4º operador avícola, incorporando pavos, y es la mayor red de carburantes independiente. La cifra de negocio del Grupo AN ha crecido en más de 284 millones de euros (+32,6%) hasta llegar a los 1.156,99 millones de euros, 1.074 millones consolidados en balance. La mala cosecha de 2017, sobre todo en Castilla y León, lleva a caídas en cereales y suministros agrarios, compensadas por los grandes incrementos en hortofrutícolas, avicultura y carburantes.Los resultados se mantienen por encima de los 8,1 millones y permiten aumentar la transferencia a las cooperativas socias hasta los 4,3 millones de euros. También aumenta el empleo un 2,3%, con 1.640 trabajadores al cierre del ejercicio y los socios de la EAP pasan de 30.064 a 42.275 agricultores.

El Grupo AN mantiene el reconocimiento del Ministerio de Agricultura como Entidad Asociativa Prioritaria (EAP), que ha pasado de contar con 30.064 a 42.275 agricultores socios de Navarra, Andalucía, Aragón, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Extremadura, La Rioja y País Vasco.


La cifra de negocio del Grupo AN ha crecido en el último ejercicio en más de 284 millones de euros, un 32,6%, cerrando el 30 de junio pasado con una facturación que supera los 1.156,99 millones de euros, de los que más 1.074 millones de euros están ya consolidados en balance, cifra que le convierte en la mayor cooperativa agroaliementaria de España. Se produce un crecimiento orgánico a pesar de que la mala cosecha de cereales, que afectó sobre todo a Castilla y León, redujo la comercialización de la sección del Grupo AN un 25%, con una facturación que se retrajo en esa actividad un 18% -el Grupo AN sigue siendo la mayor cerealista del país-, lastrando también a los fertilizantes y fitosanitarios. La reducción se compensa con el incremento en Frutas y Hortalizas, que supera las 900.000 toneladas al integrarse ya totalmente la comercialización de la almeriense Unica Fresh, que convierte al Grupo AN en la mayor cooperativa de Frutas y Hortalizas de España; el primer exportador de verduras en fresco, con más de 300.000 toneladas, y el mayor proveedor de la industria, con más de 500.000 toneladas (el 40% de todo el guisante que se congela en España y el 25% del bróculi lo produce el Grupo AN).

Igualmente crece avicultura, reforzándose como 4º operador de España al pasar de 650.000 a 750.000 pollos por semana, actividad que se diversifica y, con importante esfuerzo, ha puesto en marcha una nueva línea de pavo que ya comercializa 20.000 aves semanales y, en cuanto se corrija el desbalance entre la buena comercialización de la pechuga con las partes traseras -lo que ha lastrado los resultados a pesar de que los clientes han felicitado a la empresa por el excelente producto- se duplicará hasta los 40.000 pavos semanales. Igualmente ha crecido mucho la actividad de carburantes, que ha superado los 280 millones de litros comercializados y ha pasado de 45 millones a 109 millones de euros de venta a terceros, creciendo en todas las referencias: reparto a domicilio (+7,4%), gasóleo bonificado (+14,36%) y gasolina (+18,86%). El Grupo AN sigue siendo la mayor red independiente de carburantes de España.

El ejercicio se ha cerrado con un crecimiento del 33,78% en la facturación de la matriz cooperativa y las empresas consolidadas en balance, que facturaron 1.074,31 millones frente a los 803,03 millones del ejercicio anterior (271,29 millones más). Si se tienen en cuenta las empresas del Grupo AN que todavía no están consolidadas en balance (Correduría de Seguros, la empresa Centex, Riberega…) y la parte proporcional de las participadas (Vegetales Línea Verde Navarra y Naturvega, las fábricas de conservas, HTN, Indulleida…) la facturación total pasa de los 872,27 millones del ejercicio pasado a los ya citados 1.156,99 millones (284,72 millones más), lo que supone un incremento del 32,64%.

Solidez empresarial
Además destaca la capacidad de la cooperativa de generar recursos, volviendo a superar los 8,1 millones de euros de beneficio. La matriz (AN, S. Coop.) ha logrado incrementar los resultados antes de impuestos un 4,66% al pasar de los 7,69 millones de euros a los 8,05 millones de euros. Sin embargo, debido al impuesto de sociedades, presenta una ligera caída del 0,69% al pasar de 7,91 millones a 7,86 millones de euros.

Los Fondos Propios, con los resultados, aumentan en 4,685 millones de euros al pasar de los 85,61 millones de euros a 90,29 millones de euros y el patrimonio neto del Grupo AN alcanza los 108,32 millones de euros. Si se añade el Fondo de Educación y Promoción, los asimilados y Fondos Capitalizados se llega a la cifra de 112,53 millones de euros. La solidez de
la empresa queda patente si se tiene en cuenta que la cifra anterior supera con creces el Inmovilizado, ahora Activos no corrientes, que suman 106,33 millones de euros.

Más de 16 millones de inversión
La capacidad de generar recursos, con más de 14 millones de euros de Cash-Flow, permiten al Grupo AN acometer las inversiones, desde la autofinanciación y sin poner en riesgo la solidez empresarial. Inversiones necesarias para dar valor al producto de los socios y, en unos mercados con precios muy bajos, acceder a nuevos clientes con líneas de negocio y referencias diferenciadas, innovadoras, que dejen márgenes, y a mejorar la competitividad desde el ahorro de costes.

En el ejercicio se han vuelto a realizar inversiones que han superado los 16,3 millones de euros, algunas iniciadas en el año anterior en el que se habían invertido otros 7 millones de euros.

Ha destacado la inversión para poner en marcha la nueva línea de pavo que comenzó su andadura hace ahora un año, a finales de noviembre de 2017. Sólo la nueva línea del Centro de Ávila ha requerido 5,5 millones de euros.

En el mismo sector avícola se mantienen las inversiones en la planta de Mélida, que ahora asume el procesamiento de todo el pollo, para mejorar procesos, ofrecer a los clientes referencias cárnicas diferenciadas y reducir costes; la misma dinámica que lleva en los últimos años piensos Caceco. En total, más de 1,1 millones de euros en el ejercicio sólo en Mélida, cantidad a la que se añadirá medio millón de euros de Caceco para mejoras que se están ejecutando en el actual.

En cereales, aunque el grueso de la inversión corresponderá al actual ejercicio, se destinó ya un millón de euros para iniciar los proyectos de construcción de nuevas instalaciones en León y concluir las de Peñaranda de Bracamonte, que en el actual ejercicio abrirá la gasolinera, y La Vellés, ambas en Salamanca. También se destinó medio millón para iniciar la construcción del centro puntero de selección de Semillas de Villamartín de Campos.

En el sector de frutas y hortalizas destacan las de Vegetales Línea Verde Navarra (Diquesí) que, ante los importantes crecimientos que está registrando cada año, se ha quedado ya sin espacio posible para ampliar las instalaciones dentro de la cooperativa de Tudela. Por ello, está ya ejecutando la obra civil para aumentar la capacidad de la planta con una inversión que supera los 6 millones de euros. Además, tal y como se informó en su momento, Vegetales Línea Verde Navarra adquirió en el ejercicio la empresa Naturvega, ubicada en Lodosa y dedicada a la producción de salsas, ensaladillas y sándwich. En este mismo sector se ha invertido más de 1 millón de euros en las plantas de conservas vegetales de Castejón y Andosilla, cantidad que se incrementará porque no todo se pudo finalizar a 30 de junio. Lo más destacado es la puesta en marcha de una nueva línea de verduras para hacer conserva de judía verde, cardo, borraja, acelga… y patata en Andosilla aprovechando la oportunidad que surgió al adquirirla a una empresa navarra que cesó la actividad, logrando también incorporar su cartera de clientes más importante para estos productos que, añadidos a las líneas existentes de espárrago, pimientos y verduras al dente permitirán optimizar la fábrica que tendrá actividad todo el año al enlazar campañas con el mismo personal. Además de la línea se están haciendo mejoras en la planta y, lo mismo que en la de Castejón, se han introducido máquinas de visión artificial que las dotan de calidad objetiva. Castejón ha puesto en marcha una nueva línea automatizada de etiquetado de botes que triplica la capacidad y reduce costes y los elementos necesarios para fabricar diferentes salsas con base de tomate con producto propio.

También en congelados se han invertido 600.000 euros en la planta vallisoletana de Iberfresco y para la parte del mercado fresco se ha mejorado la línea de troceado de brócoli en el Centro Hortofrutícola de Tudela y se han comprado cosechadoras para trabajar los productos de industria, rondando todo el millón de euros.

Otras inversiones menores se han realizado para la actividad de frutos secos y AN Energéticos.

Si se contemplan sólo las inversiones realizadas por la matriz cooperativa, AN S. Coop., desde 2014 se observa en balance que el inmovilizado material neto ha pasado en estos años de 17,6 millones a 34,1 millones, prácticamente se ha duplicado. En el consolidado –que no tiene en cuenta las inversiones de las participadas citadas antes- se pasa en el mismo periodo de 47,2 millones a 65,9 millones de euros de inmovilizado material neto, es decir, se registra un crecimiento del 39,6%.

Más empleo
Es vital la capacidad de seguir generando recursos que tiene el Grupo AN, incluso en años tan complicados como el pasado con sobreoferta de pollos, puesta en marcha de la línea de pavo, reducción importante de la cosecha de cereal que arrastra a los negocios de suministros agrarios, malas campañas de frutas y verduras con precios bajos…

Las inversiones han permitido cerrar el ejercicio con un crecimiento del 2,24% en el empleo al pasar la plantilla de los 1.604 trabajadores con los que se cerró el anterior a los 1.640.
Según fuentes del grupo, "hecho que hubiese sido totalmente diferente de no haberse puesto en marcha la nueva línea de pavo porque, sin esa inversión, tanto el Centro de Ávila como las granjas de la región que estaban criando pollo estarían cerradas, con lo que supone de pérdida de más de cien puestos de trabajo y riqueza en el medio rural, en los pueblos donde se crían las aves".