Noticias

Los jóvenes cooperativistas piden facilidades para acceder a la tierra y apoyo a las inversiones

14-11-2018 Cooperativas Agro-alimentarias

Cooperativas Agro-alimentarias de España, en colaboración con la Red Rural Nacional, celebró ayer 13 de noviembre en Madrid un Taller sobre el relevo generacional en las cooperativas, que contó con la participación de jóvenes cooperativistas procedentes de distintas Comunidades Autónomas con el objetivo de realizar una puesta en común sobre el problema de la falta de incorporación de gente joven al sector agroalimentario y, por extensión, a las cooperativas. Cuestiones como el difícil acceso a la tierra, el poco apoyo recibido para invertir y la alta cuantía de las inversiones, así como los escasos resultados obtenidos por el modelo de ayudas actual, fueron puntos que sobresalieron en las intervenciones por parte de los jóvenes, que solicitaron apoyo tanto a las propias cooperativas como a la Administración.

La jornada comenzó con la inauguración a cargo de Carolina Gutiérrez, subdirectora general de Dinamización del Medio Rural del MAPA, y el director de Cooperativas Agro-alimentarias de España, Agustín Herrero, quienes destacaron la importancia de desarrollar a partir de ahora encuentros de este tipo entre los jóvenes “para escuchar ideas y multiplicar los buenos ejemplos que nos hagan parar el gran reto del despoblamiento en nuestro medio rural”. Carolina Gutiérrez especificó que “para el Ministerio el reto demográfico es crucial, y en este sentido las cooperativas tienen un gran papel; esperamos que poco a poco y entre todos vayamos revirtiendo la situación”. Por su parte, Agustín Herrero resaltó que la tasa de relevo generacional de España es la más baja de la UE. “Queremos que las cooperativas sigan siendo instrumentos útiles para los jóvenes y para el futuro del sector agroalimentario”, dijo.

Agustín Herrero destacó que “las cooperativas se crearon en su momento, hace décadas la mayoría, para responder a unos retos que ahora hay que actualizar y que deben responder ahora a las necesidades de los jóvenes agricultores de hoy”.

Los jóvenes, socios de cooperativas, expusieron sus experiencias personales y cuáles han sido los principales escollos que se han encontrado en el camino para convertirse en agricultores y agricultoras. Además del debate entre los participantes al encuentro, se organizó una mesa redonda en la que participaron Inés Guillén, portavoz de la Comisión de Jóvenes de Cooperativas Agro-alimentarias de Castilla-La Mancha; Miguel del Morán, de la Cooperativa San Juan de Andalucía; Ramón Piqué, de la cooperativa Fru-Rose de Cataluña, y Javier Rillo, de la cooperativa Benihort de la C. Valenciana.

Entre los problemas en los qie jóvenes coincidían, destacaron sobre todo el difícil acceso a la tierra y a conseguir explotaciones mejor dimensionadas, la excesiva burocracia y las altas inversiones en maquinaria. Solicitaron también un mayor apoyo financiero para poder llevar a cabo las inversiones necesarias y un acceso más fácil al crédito, y el cambio hacia un modelo más sostenible, porque el actual no está funcionando a la vista de los resultados.

Además, los jóvenes pidieron a las cooperativas su apoyo en el asesoramiento y en la formación para conseguir una mayor profesionalización, así como desarrollar programas “mixtos” en los que colaboren antiguos y jóvenes agricultores. Son conscientes de la importancia de fomentar la igualdad de oportunidades en las cooperativas, mediante instrumentos como los servicios de sustitución y el desarrollo de políticas que fomenten la participación de las mujeres en los órganos de decisión; abogaron por reducir las diferencias entre el medio rural y el urbano; y también plantearon que las bajas pensiones no favorecen el traspaso de tierras.

Además de escuchar las iniciativas y propuestas de los jóvenes, durante el encuentro las distintas federaciones regionales de Cooperativas Agro-alimentarias explicaron qué están haciendo en sus respectivos territorios para fomentar la incorporación de jóvenes y el relevo generacional, acciones que van desde el asesoramiento y la formación específica hasta la organización de “Campus” o puntos de encuentro entre jóvenes que incentiven su participación en las cooperativas y expresen sus propuestas. En este bloque participaron Jaime Martínez (Andalucía), Juan Miguel del Real (Castilla-La Mancha), María Francisca Parets (Baleares), Myriam Mestre (C. Valenciana), Ander Gómez (Navarra), Isabel Díaz (Asturias), Domènec Vila (Cataluña), Pedro Sánchez (Murcia) y Jerónimo Lozano (Castilla y León).

Buenos ejemplos de lo que ya se está haciendo
Otro bloque temático que despertó gran interés fue la exposición de diversos ejemplos desarrollados por cooperativas que están consiguiendo buenos resultados y que pueden servir de modelo para extrapolar a otras zonas.

Aquí participaron Miguel Angel Martí Herrero, gerente de la cooperativa San Vicent Ferrer de Benaguasil, quien explicó un plan de la cooperativa para recuperar tierras abandonadas y llevar a cabo una gestión conjunta de las explotaciones. “La cooperativa crea un contrato de cesión de 15 años y comenzamos a producir en las tierras. El socio cedente puede recuperar la explotación cuando quiera, pudiendo seguir aportando la producción, o no; en este último caso tendría que abonar un saldo del 25% de la inversión realizada por la cooperativa en los cuatro primeros años”.

A continuación, Angel Pacho, presidente de la cooperativa extremeña Cooprado, explicó las líneas de la cooperativa para fomentar la incorporación de jóvenes y se detuvo más ampliamente en la “Escuela de Pastores”, un proyecto desarrollado ante la falta de producción lechera para elaborar la Torta del Cásar que permita formar a nuevos ganaderos. “Hemos incorporado al 60% de los alumnos en 3 años y los profesores son los propios ganaderos de la cooperativa”.

La cooperativa catalana Uniò Agrària, a través de su gerente Ferrán Huguet, expuso el ejemplo de gestión de esta cooperativa para conseguir recuperar la producción de tierras abandonas, un proyecto que le valió este año el reconocimiento del Premio Cooperativas Agro-alimentarias de España en la categoría de Desarrollo Rural. “El proyecto se basa en conseguir explotaciones rentables, en el que participan todas las partes: agricultores, dueños de las parcelas abandonadas y la cooperativa”, explicó. La cooperativa pone todos los medios económicos para la puesta en marcha de la plantación y asesora al agricultor. Cuando la finca entra en producción, el propietario se queda un 10-15%, el joven agricultor un 60-65% y la cooperativa un 25%. “Desde que pusimos en marcha este proyecto hemos recuperado 34 fincas, equivalentes a 600 ha., y hemos incorporado a 38 agricultores”, añadió.

Posteriormente, José Antonio Cruz, gerente de Nuestra Señora de las Virtudes (Sevilla), destacó cómo la cooperativa está desarrollando una clara y continuada estrategia dirigida a jóvenes y mujeres, con el apoyo de una amplio gestión de servicios al socio, un servicio integral, una fuerte sección de crédito que ayuda a los jóvenes a incorporarse y una decidida apuesta por la incorporación de mujeres al Consejo Rector y a los órganos de gestión.

Finalmente, participó Andrés Rodríguez, presidente de Viña Costeira (Galicia), quien reconoció que tras numerosos fracasos, con el Plan Polígonos Agrarios “creo que ahora estamos en el buen camino”. Dicho Plan consiste en que la cooperativa adquiere terrenos, haciendo polígonos agrarios en distintas zonas, cobra un alquiler por esa tierra a los socios (que la adquieren en un concurso) y finalmente les da la opción de compra. “Ya hemos conseguido recuperar 20 hectáreas, que aunque puedo parecer poco, en el minifundismo gallego es una cifra considerable” y de la que se mostró orgulloso.

Para finalizar, el director de Cooperativas Agro-alimentarias de España emplazó a los jóvenes y a los representantes de las distintas federaciones regionales a organizar más encuentros de este tipo, a tomar nota de todo lo hablado y ponerse manos a la obra y empezar a sentar las bases para una estrategia común a desarrollar.

Tras una cena en común, los jóvenes asistieron al día siguiente a una jornada en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica de la Universidad Politécnica de Madrid, organizada por el Grupo de Innovación Sostenible para el sector alimentario bajo el título: “Jóvenes y medio rural: claves para el futuro del campo”.

Descargar ponencias de la jornada en: http://www.redruralnacional.es/-/taller-sobre-el-relevo-generacional-en-las-cooperativas-agroalimentarias