Noticias

Cuenta atrás para el arranque el III Campus de Jóvenes Cooperativistas de Catilla-La Mancha

02-04-2019 Cooperativas Agro-alimentarias C-LM

Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha presenta la tercera edición del Campus de Jóvenes Cooperativistas, organizado un año más con el objetivo de fomentar el relevo generacional en la agricultura y atraer jóvenes al cooperativismo y al mundo rural.

Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha ha presentado esta tarde en su sede de Toledo el III Campus de Jóvenes Cooperativistas, que se celebrará en Chueca (Toledo), los días 10, 11 y 12 de abril y que contará con la asistencia de 50 participantes, que recibirán formación e información para hacer del mundo rural y del sector cooperativo su medio de vida.

La presentación ha corrido a cargo del director de Cooperativas, Juan Miguel del Real, y de la portavoz de la Comisión de Jóvenes de Cooperativas, Inés Guillén, que han estado acompañados por los miembros de la Comisión José Vicente Montoya y Juan Antonio Villalta.

Juan Miguel del Real e Inés Guillén han reconocido que está habiendo un gran movimiento de jóvenes agricultores interesados en sumarse al movimiento cooperativo y que están comprobando cómo la mejor forma de defender sus intereses y de poner sus productos en el mercado, ganando el mayor valor añadido posible, es a través de las cooperativas agroalimentarias. “Sin embargo queda mucho por hacer”, afirma Juan Miguel del Real, “el reto del relevo generacional está siempre presente en Cooperativas, porque sabemos que nuestro sector está muy envejecido y es necesaria una regeneración del sector con gente joven, preparada, emprendedora y con ganas de trabajar”.

Según los últimos datos hechos públicos por el Observatorio del Cooperativismo Agro-alimentario, el 35,5% de las personas asociadas a cooperativas en Castilla-La Mancha son mayores de 65 años; el 26,1% tienen entre 46 y 65 años; el 18% tiene entre 36 y 45 años; y solo el 15,1% tienen entre 26 y 35 años y un 5,3% son menores de 25 años.

“Con estos datos sabemos que hay que seguir trabajando”, subraya Juan Miguel del Real, “y con este objetivo comenzamos hace tres años con el Campus de Jóvenes Cooperativistas, que fue todo un éxito y tras el que, después, otras federaciones de otras Comunidades Autónomas han imitado, siempre con el objetivo de atraer gente joven a la agricultura, a las cooperativas y al mundo rural”.

El director de Cooperativas afirma que actualmente hay gente joven muy bien preparada, que no encuentra las oportunidades laborales que espera en el mundo rural y debe irse a las ciudades; por ello “tenemos que fomentar que los jóvenes se queden en nuestros pueblos y vean en la agricultura una profesión de futuro, que puede ofrecer un modo de vida tan digno como cualquier otra ocupación y siempre de la mano de la empresa cooperativa para poder tener seguridad y protección en el mercado”.

Por eso “en el Campus ofrecemos formación y muchísima información acerca del funcionamiento de las cooperativas; esta oportunidad sienta las bases para el joven agricultor, que deberá seguir formándose para lograr la profesionalización que requiere trabajar en las cooperativas. Es importante que los jóvenes agricultores participen activamente en las cooperativas y accedan a los órganos de gobierno de las mismas para aportar sus ideas, su creatividad y su ilusión”.

El impulso de los jóvenes
La joven agricultora Inés Guillén fue alumna del I Campus, a raíz del cual surgió la Comisión de Jóvenes Agricultores de Cooperativas, de la que es portavoz, “es una experiencia única, donde no solo te formas y conoces aspectos del sector cooperativo básicos y fundamentales, sino donde también conoces gente nueva que se encuentra en la misma situación que tú, compartes experiencias, ideas, nuevos proyectos y, por supuesto, donde también hay lugar para el ocio”.

Tras la creación de esta Comisión, formada exclusivamente por jóvenes, se ha comenzado a trabajar por los intereses de los jóvenes agricultores en Castilla-La Mancha, “ya nos hemos reunido con el consejero de Agricultura para trasladarle nuestras inquietudes y nuestras demandas”, afirma Inés Guillén, quien destaca, entre las peticiones, la creación del Carné del Joven Agricultor, “queremos que sea una herramienta que beneficie a los jóvenes dedicados a este sector, que le dote de incentivos y beneficios exclusivos y sirva de revulsivo para todos nosotros; además de crear servicios especializados de asesoramiento y atención para los jóvenes que desarrollen su profesión en el sector agrario ”.

Además, Cooperativas Agro-alimentarias lleva a cabo continuamente formación específica para los jóvenes, “es necesario que los jóvenes nos sigamos formando”, matiza Inés Guillén, “para poder desarrollar nuestra actividad agraria de la forma más profesional y cualificada y, por supuesto, para acceder a los órganos de decisión de las cooperativas, por eso animo a los jóvenes interesados a inscribirse al Campus, porque es una oportunidad única que sin duda marcará el futuro de todos los participantes”.



Archivo Documental