Noticias

El 28 de febrero finaliza el plazo para contratar las opciones del seguro de frutales que incluyen helada y falta de cuajado

20-02-2019 Agroseguro

En 2018, la siniestralidad de frutales alcanzó los casi 190 millones de euros. El pedrisco, la helada y la falta de cuajado son los riesgos climáticos que más afectaron a las explotaciones de fruta en la pasada campaña.

Los fruticultores de las zonas de producción más tardías (Aragón, Cataluña, La Rioja y Navarra) tienen hasta el 28 de febrero para asegurar su cosecha 2019 frente a los riesgos de helada y falta de cuajado, entre otros.

En la campaña anterior, se suscribieron a nivel nacional más de 14.000 pólizas, que dieron cobertura a una superficie superior a las 100.000 hectáreas y a una producción de 2,3 millones de toneladas de fruta. Destaca que más del 60% de la producción asegurada se concentra en las comunidades autónomas de Cataluña y Aragón.

La siniestralidad en frutales, correspondiente a los daños provocados por la adversa meteorología en 2018, triplicó la registrada en 2017, hasta alcanzar los casi 190 millones de euros, con cerca de 70.000 hectáreas afectadas, lo que dio lugar a declaraciones de siniestro en dos de cada tres hectáreas aseguradas.

Aragón y Cataluña (fundamentalmente, la provincia de Lleida), dos de las principales zonas productoras de fruta tardía, acumulan más del 40% de la siniestralidad total. Las tormentas de pedrisco, que se reiteraron durante todo el verano, son los episodios que más afectaron a ambas zonas, aunque también sufrieron daños por la falta de cuajado y la helada.

Agroseguro
El sistema español de Seguros Agrarios Combinados ofrece cobertura al sector agrario frente a los daños causados en las producciones agrícolas y ganaderas por siniestros de diversa naturaleza. Las condiciones climáticas extremas y cambiantes que se producen, continuamente, y los perjudiciales efectos que tienen en las cosechas, ponen de manifiesto la conveniencia de proteger las explotaciones con un seguro agrario que permita hacer frente a estas situaciones.


Desde Cooperativas Agro-alimentarias de España recordamos a los agricultores y ganaderos la conveniencia de contar con un Seguro Agrario para sus explotaciones, ante las extremas y muy variables condiciones meteorológicas que se están produciendo y sus perjudiciales efectos para sus producciones. Hoy por hoy, el seguro agrario es el mejor instrumento para proteger los diferentes tipos de explotaciones y no jugarse el futuro.