Noticias

El 30 de junio finaliza el plazo para asegurar las cosechas de olivar frente al riesgo de pedrisco

25-06-2019 Cooperativas Agro-alimentarias

En 2018, la siniestralidad del olivar se situó en casi 6,7 millones de euros, causada, sobre todo, por pedrisco.

Los productores con explotaciones de olivar en Andalucía, Castilla-La Mancha, Extremadura, Región de Murcia y Comunidad Valenciana tienen hasta el 30 de junio para asegurar su cosecha frente al riesgo de pedrisco mediante la contratación del módulo P.

Según fuentes de Agroseguro, en los últimos años, nuestro país está experimentando condiciones climáticas intensas y cambiantes que tienen una repercusión directa en las cosechas. En 2018, la siniestralidad del olivar se situó en casi 6,7 millones de euros, causada, sobre todo, por el riesgo de pedrisco. Andalucía acumuló el 65% del total de siniestralidad, seguida de Extremadura (10%) y Castilla-La Mancha (8%).

Este contexto de incertidumbre pone de manifiesto la importancia de contar con un seguro agrario, y los agricultores son cada vez más conscientes de la necesidad de incluirlo como parte de su política de gestión de riesgos.

En el ejercicio anterior, se suscribieron a nivel nacional cerca de 7.000 pólizas del seguro de olivar, que dieron cobertura a una superficie de más de 124.000 ha y a una producción superior a los 560 millones de kilos.

Desde Cooperativas Agro-alimentarias de España recordamos a los agricultores la conveniencia de contar con un Seguro Agrario en sus explotaciones, ante las extremas y muy variables condiciones meteorológicas que se están produciendo y sus perjudiciales efectos. Hoy por hoy, el seguro agrario es el mejor instrumento para proteger los diferentes tipos de explotaciones y no jugarse el futuro.

Agroseguro
El sistema español de Seguros Agrarios Combinados ofrece cobertura al sector agrario frente a los daños causados en las producciones agrícolas y ganaderas por siniestros de diversa naturaleza. Las condiciones climáticas extremas y cambiantes y los perjudiciales efectos que tienen en las cosechas ponen de manifiesto la conveniencia de proteger las explotaciones con un seguro agrario que permita hacer frente a estas situaciones.