Noticias

Cooperativas Agro-alimentarias participa en la Jornada de la UPM por el Día Mundial de la Alimentación

16-10-2019 Cooperativas Agro-alimentarias

Susana Rivera, responsable de Calidad y Seguridad Alimentaria de Cooperativas Agro-alimentarias de España, participa el próximo 18 de octubre en la ETSIAAB de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) en una jornada-coloquio con motivo del Día Mundial de la Alimentación, que se celebra hoy 16 de octubre.

Junto a Susana Rivera intervendrán en el debate Luis Ricote Lázaro, director de la ETSIAAB y moderador de la jornada; Fernando Miranda Sotillos, secretario general de Agricultura y Alimentación del MAPA; y Pedro Luis Lorenzo González, decano de la Facultad de Veterinaria (UCM).

Descargar Programa de la Jornada

El Día Mundial de la Alimentación 2019 pone de relieve la necesidad de que toda la población tenga alimentos saludables disponibles y asequibles. Se celebra en un contexto mundial de aumento del hambre, pero también de incremento del sobrepeso y la obesidad. Con eventos en unos 150 países y bajo el lema “Nuestras acciones son nuestro futuro. Una alimentación sana para un mundo #HambreCero”, la FAO y sus socios en el DMA piden medidas más rápidas y ambiciosas en todos los sectores para lograr el Objetivo de Desarrollo Sostenible 2: el Hambre Cero.

Algo más que el hambre
Hoy en día el número de personas subalimentadas está aumentando de nuevo. Más de 820 millones de personas (o aproximadamente una de cada nueve personas), padecen hambre. Pero la seguridad alimentaria en nuestros tiempos no es solo una cuestión de cantidad, sino también de calidad. Las dietas poco saludables se han convertido ahora en el factor de riesgo principal de enfermedad y muerte en todo el mundo. Existe una necesidad urgente de hacer que una alimentación sana y sostenible sea asequible y accesible para todos.

En este sentido, los objetivos del Día Internacional de la Alimentación 2019 hacen referencia a:
• Estimular una mayor atención a la producción agrícola en todos los países y un mayor esfuerzo nacional, bilateral, multilateral y no gubernamental a ese fin.
• Estimular la cooperación económica y técnica entre países en desarrollo.
• Promover la participación de las poblaciones rurales, especialmente de las mujeres y de los grupos menos privilegiados, en las decisiones y actividades que afectan a sus condiciones de vida.
• Aumentar la conciencia pública de la naturaleza del problema del hambre en el mundo.
• Promover la transferencia de tecnologías al mundo en desarrollo.
• Fomentar todavía más el sentido de solidaridad nacional e internacional en la lucha contra el hambre, la malnutrición y la pobreza.