Notas de Prensa

Cooperativas Agro-alimentarias de España valora el apoyo del Parlamento Europeo a las cooperativas como organizaciones de productores esenciales en el reequilibrio de la cadena alimentaria

18-02-2020

El estudio de la Comisión Europea ”sobre las mejores formas para que las organizaciones de productores se formen, realicen sus actividades y reciban apoyo”, presentado ayer en la Comisión de Agricultura del Parlamento Europeo, reconoce que las organizaciones de productores como las cooperativas, benefician a los productores porque generan valor añadido a sus productos, reducen costes y suministran servicios que de forma individual sería difícil conseguir.

Cooperativas Agro-alimentarias de España ha trasladado en numerosas ocasiones y foros las ventajas de la organización de los agricultores y considera muy positivo que una vez más el Parlamento y la Comisión Europea apoyen a las cooperativas y reconozcan a las organizaciones de productores esenciales en el reequilibrio de la cadena alimentaria.

El estudio señala que uno de los problemas en la UE es la atomización de los productores, muchos venden y pocos que compran, existen alrededor de 100 millones de explotaciones agrícolas muy fragmentadas y, sin embargo, pocas empresas industriales y de distribución de alimentos.

En 2017 había reconocidas en la UE unas 3.400 organizaciones de productores (OP), con Francia a la cabeza con más de 759, seguido de Alemania con 658 y España con 588. Sin embargo, en otros países hay muy pocas o prácticamente no existen, como en Lituania, Estonia y Luxemburgo. Los sectores donde hay más OP reconocidas en la UE son frutas y hortalizas con 1.871, el sector lácteo con 334, aceite de oliva con 254, 22 en vino, 210 en vacuno, 177 en cereales, 101 en carne porcino y 89 en carne ovino y caprino, y otras 267 se reparten en otros sectores.

El estudio determina que la mayoría de las entidades legales de las OP en la UE son cooperativas, aunque también hay otras formas legales que no lo son, dependiendo de cada país. Así, se constata que en los países del este de la UE esta figura predomina menos debido a su pasado político, y que en países como Alemania y Dinamarca hay pocas OP reconocidas fuera del sector de las frutas y hortalizas que sean cooperativas, debido a la falta de incentivos para ser reconocidas como OP.

Entre las razones por las que los agricultores reconocen asociarse a organizaciones de productores destacan aumentar su peso en la cadena alimentaria, reducir los costes de producción, obtener mejores precios, más valor añadido, mayor conocimiento de los mercados, mayor resiliencia en caso de crisis, mayor aprovechamiento de las oportunidades del mercado y mayor capacidad de adaptar su producción a las demandas de los clientes mediante certificaciones de calidad. También el estudio identifica otros beneficios como un mayor acceso a fuentes de financiación, mayor acceso a inversiones, menos competidores cercanos y que las decisiones sean tomadas por ellos mismos.

El estudio, además, considera otros beneficios de estas organizaciones para la sociedad en general, ya que la asociación de los agricultores y la implantación de proyectos comunes tienen mayor impacto en las zonas rurales porque generan empleo y un mayor beneficio medioambiental como proyectos comunes de tratamiento de subproductos. En este sentido, expone algunos ejemplos concretos de las ventajas, como que los precios de la manzana para los socios de una OP en Polonia son 5 céntimos más que los no asociados.

El estudio también identifica las principales razones por las que hay agricultores que no se quieren asociar, como la falta de información sobre los beneficios y las posibilidades que las OP pueden ofrecer, la no percepción de los beneficios a corto plazo y la pérdida de capacidad decisional y autonomía.

En el debate los miembros de la Comisión de Agricultura han destacado que las OP como las cooperativas son un instrumento clave para hacer frente a los retos a los que se enfrentan los agricultores y una herramienta para generar valor a los productores tal y como indica el Pacto Verde (Green Deal).
Cooperativas Agro-alimentarias de España considera positivo que la Comisión apoye estas figuras proponiendo en la reforma de la PAC ampliar el sistema de OP de frutas y hortalizas al resto de sectores, pero al mismo tiempo pide mejoras y más incentivos para su desarrollo, como establecer en las condiciones de reconocimiento que estas OP deban comercializar la producción de sus socios y dar mayores incentivos específicos de las políticas de la UE y de los Estados Miembros para su desarrollo y la mejora de su dimensión.

Estudio disponible en inglés en:
https://op.europa.eu/en/publication-detail/-/publication/2c31a562-eef5-11e9-a32c-01aa75ed71a1




 
Contacta con nosotros