Noticias

El jamón ibérico recibe el visado para el país de la hamburguesa

15-06-2005 EFEAGRO

Tras años de esfuerzos, el jamón ibérico, el mítico pata negra, ha recibido por fin el visado de las autoridades de Estados Unidos, el paraíso de la hamburguesa y la comida rápida. Las autoridades de EEUU han otorgado a las españolas la certificación técnica para que a su vez certifiquen a los mataderos que cumplan con las normas técnicas que rigen en este país, según anunció la Consejería de Agricultura de la embajada española en Washington.

La decisión del Servicio de Inspección de Sanidad Alimentaria (FSIS) del Departamento de Agricultura da luz verde a que los mataderos que se ajusten a esas normas, finalmente, exporten a EEUU los productos de los animales allí sacrificados.

No se trataba de una cuestión de falta de instalaciones modernas, sino de que las normas sobre la metodología de sanidad de la industria cárnica en la Unión Europea son diferentes de las de EEUU, por lo que es necesario emplear los sistemas de trabajo norteamericanos para poder exportar allí. "Son formas de trabajar diferentes", precisaron fuentes de la embajada española en Washington.

En la práctica, la decisión abre la puerta a que las empresas cárnicas españolas que quieran exportar al rico mercado estadounidense operen con mataderos -propios o ajenos- que cumplan los requisitos estadounidenses.
La oportunidad se abre especialmente para el cerdo ibérico, el pata negra, cuya presencia hasta ahora estaba vedada en este país, cuyos críticos culinarios lo alababan pero no podían disfrutarlo más que en sus vacaciones.

Y es que los productos cárnicos españoles que se exportaban a EEUU desde 1998 procedían de animales sacrificados en mataderos de Dinamarca que sí cumplen con la metodología de trabajo exigida por las autoridades estadounidenses. Debido a consideraciones económicas y de calidad de la carne, los animales no se llevaban a Dinamarca, por lo que no era rentable ni práctico llevar hasta ese país a cerdos ibéricos para su sacrificio. Ahora, los jamones, chorizos y demás productos serán auténticamente españoles, y además podrán exportarse los ibéricos, de mayor valor económico y más prestigio internacional.

Sin embargo, aunque la decisión estadounidense ha entrado ya en vigor, su aplicación práctica no será inmediata. Primero será necesario que los productos procedentes de los animales sacrificados en los mataderos certificados estén listos para el mercado: en el caso de los jamones, deben estar curados.

Durante 2004 las exportaciones de productos curados de porcino a Estados Unidos totalizaron 6,8 millones de dólares.

Además, las empresas deben intensificar o comenzar sus trabajos de mercadotecnia y distribución en el mercado estadounidense, que es complicado pero siempre receptivo a los productos de la categoría que aquí se denomina "delicatessen".

Y es que no sólo de hamburguesas, perritos calientes o pollo frito se alimentan los habitantes de Estados Unidos, donde hay un importante mercado para los productos sofisticados y de elevado precio (como patés, quesos, vinos o ahumados)

Richard Rosenberg, jefe de compras de quesos y productos curados de Balducci's, una cadena de tiendas "gourmet" extendida por la región noreste de EEUU, señaló a EFE que estaría "muy interesado" en incorporar productos ibéricos en sus estanterías.

Por su parte, Katy Sparks, una chef de Nueva York que conoce el ibérico porque lo ha probado durante varios viajes por España, dijo que espera "incorporar este gran producto" en su trabajo.

Sin embargo, la apertura no será total: las autoridades de Aduanas estadounidenses seguirán impidiendo la entrada de productos cárnicos que lleven los viajeros procedentes de España, ya que no hay forma de garantizar que provengan de los mataderos adecuados.

Contacta con nosotros