Noticias

Las propuestas de la Comisión sobre el chequeo médico de la PAC no nos ayudarán a acometer los retos a los que se enfrenta la agricultura

20-05-2008 COPA-COGECA

El COPA y la COGECA, organizaciones que representan a los agricultores europeos y a sus cooperativas agrarias, desean que se modifiquen algunas propuestas del chequeo médico de la PAC publicadas ayer 19 de mayo por la Comisión europea.

A día de hoy, el reto principal de la agricultura es producir suficientes alimentos para satisfacer la mayor demanda mundial, pero haciéndolo de forma sostenible y estable frente a las mayores incertidumbres climáticas, la volatilidad de los precios y la especulación. “¿Nos ayudan estas propuestas del chequeo médico a acometer estos retos o no? Así es como las vamos a valorar”, dijo Gerd SONNLEITNER, vicepresidente del COPA.

“Por poner un ejemplo, sencillamente no es el momento oportuno para trasladar los recursos utilizados para apoyar el papel productivo de los agricultores europeos al fomento del desarrollo rural. Por este motivo, rechazamos la propuesta de la Comisión sobre la modulación. Ahora bien, respaldamos el desarrollo rural, pero ahora la prioridad debe ser garantizar que los agricultores puedan optimizar su potencial de producción y a la vez cumplir los requisitos muy estrictos y onerosos de Europa en materia de seguridad alimentaria, protección medioambiental y bienestar animal”, explicó el vicepresidente.

“Tampoco es justo debilitar aún más los escasos mecanismos a nuestra disposición para estabilizar los mercados y proporcionar una red de seguridad a los agricultores, tal y como propone la Comisión. Las existencias públicas de cereales de la UE están actualmente agotadas y los precios son extremadamente volátiles. Con todo esto, los consumidores también se encuentran en una posición muy vulnerable.”

Hablando de los actuales precios altos de los alimentos, Gerd SONNLEITNER indica que, en el mundo entero, los agricultores tuvieron que soportar precios bajísimos por sus productos durante más de 20 años: “Está claro que algo no funciona cuando más de la mitad de los 860 millones de personas hambrientas en el mundo son agricultores. Necesitamos una subida de los precios si queremos que los agricultores dispongan de los medios para producir alimentos y esto debe estar respaldado por la debida política agraria.”
“También nos preocupa muchísimo que las negociaciones comerciales actuales en la OMC sólo empeoran las cosas. La Comisión europea ha demostrado que en Europa tendremos que soportar una reducción de la producción y pérdidas de más de €18.000 millones si se alcanza este acuerdo comercial. La OMC advierte a los países en desarrollo que habrán de importar más, en lugar de construir su capacidad para alimentar a su población”, concluyó el vicepresidente.


Contacta con nosotros