Noticias

CCAE, y todo el sector de tomate para transformación, solicita una reforma urgente del régimen de ayudas

03-08-2005 Cooperativas Agro-alimentarias

El sector de tomate para transformación, a través de la Confederación de Cooperativas (CCAE), las organizaciones agrarias (ASAJA, COAG y UPA) y la industria (AGRUCON y FNACV) solicitan unánimemente el cambio urgente del régimen comunitario de ayudas a esta producción, ya que las penalizaciones cada vez mayores harán inviable el cultivo en un plazo de sólo dos años.


Comisión, Consejo, Parlamento, Estados miembro y representantes del sector llevan más de un año debatiendo sobre las perspectivas de modificación del marco normativo que regula las ayudas comunitarias al sector de las Frutas y Hortalizas. El calendario fue marcado por la Comisaria de Agricultura, Mariann Fischer, a principio de año: las primeras propuestas de modificación de los reglamentos no se conocerán antes de septiembre de 2006, por lo que su entrada en vigor se podría retrasar hasta 2008.

El sector de tomate para transformación, representado por las organizaciones agrarias - ASAJA, COAG y UPA-, por los representantes de la industria -AGRUCON y FNACV- y por CCAE, ha llevado a cabo su propio análisis del sistema de apoyo comunitario a este sector y de las perspectivas de futuro, y han trasladado a la Administración sus conclusiones. Los productores y transformadores de tomate para industria se encuentran en una situación crítica, debido a las penalizaciones crecientes a las que están sometidos. Para remediarla, el sector demanda unánimemente la modificación inmediata del actual Reglamento comunitario al margen de la posible reforma de la OCM hortofrutícola.

La excepcionalidad que demanda el sector se basa en las especificidades de esta producción y en que este cultivo está directamente influenciado por los efectos de la reciente reforma de la PAC y la puesta en marcha de los pagos desacoplados. El sector de tomate está experimentando un proceso de expansión –tanto de la producción como de la industria- que hará quebrar a corto plazo el actual sistema de ayudas, basado en un pago por tonelada transformada que se vincula a un Umbral Máximo de Transformación. Según información del sector, en la campaña próxima, la penalización reduciría el pago por tonelada hasta unos límites insostenibles. En la siguiente, 2007-2008, el recorte de la remuneración comunitaria de esta materia prima (cercano al 60%) convertiría en inviable su cultivo.

El sector quiere hacer un llamamiento porque, de llegarse a esta situación límite, se pondría en riesgo, no sólo las explotaciones de los productores que se encuentran con pocas alternativas más para rentabilizar su actividad agraria, sino también las industrias transformadoras -muchas de ellas cooperativas- responsables del desarrollo económico de las regiones productoras y fuente de mano de obra para las mismas. Todos los esfuerzos recientemente llevados a cabo por este sector económico –con el apoyo de la administración- en materia de innovación de la maquinaria industrial, de implantación de sistemas de calidad controlada -como la producción integrada-, de modernización de sus medios de producción y de adaptación de los procesos de comercialización e internacionalización, caerían por la borda.

Como consecuencia del abandono de este cultivo y de la industria asociada –a semejanza de lo ocurrido en el caso del espárrago, el pimiento, el ajo y otras frutas y hortalizas en conserva- el mercado comunitario acabaría inundado de producto traído de terceros países, donde los costes de producción se rebajan hasta límites inimaginables debido a la falta de requerimientos en materia de responsabilidad social con los trabajadores, respeto al medio ambiente o control de calidad y, en algún caso, por la práctica del dumping.

Por todo ello, durante las reuniones mantenidas con la Dirección General de Agricultura del MAPA el pasado mes de julio, las organizaciones representativas ASAJA, COAG, UPA, CCAE, AGRUCON Y FNACV han urgido a las Administraciones competentes para que la reforma del régimen de ayuda al tomate para industria salga del calendario general de la posible reforma de la OCM hortofrutícola y se tramite de manera aislada y urgente. El nuevo reglamento por el que se regulará esta ayuda debería estar vigente como muy tarde en enero de 2007 para ser de aplicación en la campaña 2007/2008. Si esa fecha se pospone, la Comisión no tendrá productores de tomate en España a quienes aplicar el nuevo régimen que resulte.

Los responsables del Ministerio se comprometieron entonces a asumir como prioridad en la negociación de la reforma de la OCM de Frutas y Hortalizas y a defender ante la Comisión, la necesidad de dar una salida urgente al sector de tomate para industria a través de la modificación rápida del actual Reglamento, con el objetivo de impedir la fuerte reducción de las ayudas para España en las próximas campañas y evitar que su competitividad internacional se reduzca. El conjunto del sector, que se encuentra actualmente inmerso en plena campaña de transformación, espera impaciente los frutos de esta gestión política de la Administración española.


Contacta con nosotros