Noticias

UCAMAN pide al Ejecutivo castellano-manchego medidas urgentes para el rescate del sector vitivinícola

23-04-2009 Cooperativas Agro-alimentarias C-LM

La situación es insostenible y lo que hoy es un grave problema de mercado se puede transformar, en poco tiempo, en un problema social de dimensiones insospechadas.

La Unión de Cooperativas Agrarias de Castilla-La Mancha (UCAMAN), tras analizar la situación y perspectivas del mercado de todos productos vitivinícolas, ha solicitado al presidente de Castilla-La Mancha, José Mª Barreda, la puesta en marcha de una serie de medidas para paliar las graves consecuencias de la calamitosa situación del mercado vitivinícola.

A juicio de las bodegas cooperativas de todas las zonas productoras, nunca anteriormente el sector vitivinícola de Castilla-La Mancha se había encontrado en una situación tan dramática como la actual. La reducción de las cotizaciones de todos los tipos de producto (vino y mosto) están rayando los costes de producción, alcanzando una disminución entre el 30-35% de los percibidos el año anterior a las mismas alturas de campaña, lo que unido a la bajada del consumo interior, la ralentización de las operaciones intra y extra-comunitarias y sobre todo la falta de medidas de regulación de la nueva OCM, está desencadenando una catarsis sin precedentes en el sector. En esta situación las bodegas cooperativas no han podido transferir a sus socios-viticultores, hasta la fecha, anticipo alguno de liquidación de sus uvas, como se venía haciendo efectivo en otras campañas.

Para UCAMAN esta situación es insostenible por más tiempo y lo que hoy es un grave problema de mercado se puede transformar, en poco tiempo, en un problema social de dimensiones insospechadas. No se entiende la parálisis y falta de iniciativa con la que el Ministerio y el resto de administraciones regionales, grandes defensores y responsables de esta nueva OCM vitivinícola, están actuando, cuando esta situación deriva en buena medida del cambio radical de escenario que ha supuesto la nueva OCM vitivinícola, y la incertidumbre e inseguridad creada por la tardanza en disponer de una normativa clara en la primera campaña de aplicación.

Constatamos desgraciadamente la certeza de nuestros argumentos y valoraciones, realizados durante el proceso negociador, de que la reforma comunitaria negociada por el MARM perjudica enormemente al sector vitivinícola castellano-manchego, al desaparecer de forma brusca las medidas de regulación de mercado (almacenamiento privado de vino de mesa y mosto, restituciones a la exportación, etc.), y mucho más si cabe al seguir en vigor la “chaptalización” (práctica enológica autorizada solamente en la UE para el aumento artificial del grado alcohólico en vinos, a partir de sacarosa procedente de remolacha), lo que desvirtúa y corrompe el mercado del vino en países centroeuropeos, hundiendo la salida natural de más de 5 millones de hectólitros de mosto de uva que España venía elaborando en los últimos años, y de los que Castilla-La Mancha participaba en casi el 90% del total.

Por otro lado la ayuda acoplada a la destilación de alcohol de uso de boca de 700 €/Ha. que podrá recibir directamente el viticultor, por las Has. que anteriormente dedicaba a la destilación de alcohol de uso de boca (en el mejor de los casos aproximadamente un 25% de sus viñas), ya ha sido descontada a las bodegas (y por tanto al viticultor) por el mercado del vino, de forma que dicho presupuesto servirá en su mayor parte para engordar los márgenes de envasadores y de gran distribución, demostrándose así la ineficacia que para los viticultores tiene este tipo de medidas, únicamente previstas por España en toda la UE.

Si se llegan a comercializar las existencias que actualmente hay en las bodegas, el viticultor obtendrá ésta campaña menos ingresos por sus uvas que en la pasada, incluyendo dicha ayuda acoplada y en circunstancias parecidas de producción.

Medidas que solicita UCAMAN
UCAMAN, solicita al presidente Barreda la puesta en marcha, con carácter de urgencia, de medidas que palien situación tan excepcional. Entre ellas y sin carácter excluyente propone las siguientes:
- Que la JCCM realice las gestiones oportunas ante el MARM para que apruebe la ya solicitada destilación de crisis de 2 millones de hectolitros de vino de mesa.
- Habilitar una línea de créditos blandos de fácil acceso para las bodegas-cooperativas, que sirvan para paliar los graves problemas de financiación que están atravesando.
- Apoyar presupuestariamente a las bodegas-cooperativas para la retirada privada del mercado, en sus propias instalaciones, de unos volúmenes de 2 millones de hectolitros de vino de mesa y 2 millones de hectolitros de mosto azufrado.
- Ceder a las bodegas-cooperativas de Castilla-La Mancha, de cara al inicio de la próxima campaña 2009-10, los depósitos de almacenamiento que el FEGA dispone en Tomelloso (CR) y Tarancón (CU).
- Acordar exenciones fiscales para las bodegas-cooperativas y/o de sus socios; al igual que posibilitar la renegociación de créditos pendientes por inversiones realizadas.
- Negociar con el Gobierno Central la posibilidad de desviar un volumen importante, a precio de coste, de mosto para su envío a países en vías de desarrollo; e incluir dentro del acuerdo comercial con la Federación Rusa el envío de un volumen de vino de mesa a determinar.
- Exigir al MARM que urgentemente se inicien ante la Comisión Europea las reflexiones oportunas que conduzcan a la prohibición de la práctica de la chaptalización, en todo el territorio de la UE

Asimismo UCAMAN entiende que el presupuesto que la nueva OCM transfiere a medidas de Desarrollo Rural para regiones vitivinícolas (unos 127 Millones de € para Castilla-La Mancha en el período 2009-2013), debería ir encaminado prioritariamente a la reestructuración y/o reconversión del sector vitivinícola regional para potenciar la concentración de la oferta, facilitar el redimensionamiento y el cierre, en su caso, de las bodegas-cooperativas así como para medidas que favorezcan un mejor posicionamiento competitivo de nuestras estructuras productivas y comerciales. Para ello UCAMAN propone potenciar la figura, reconocida en el propio reglamento comunitario, de las Organizaciones de Productores Vitivinícolas (OPVs) para mejorar la competitividad de las bodegas de Castilla-La Mancha, como unidad de organización, gestión productiva y comercial.

Recordar que las bodegas-cooperativas aglutinan más del 70% del volumen de todos los productos vitivinícolas a nivel regional, y que han venido jugando hasta ahora un papel de regulación y estabilidad en los mercados vitivinícolas tradicionales; además han contribuido al mantenimiento de las rentas de más de 80.000 socios-viticultores y sus familias, y a la paz social dentro del sector.



Contacta con nosotros