Noticias

Intercarn se celebrará del 6 al 10 de marzo en Alimentaria 2006

16-01-2006 Cooperativas Agro-alimentarias

En su apuesta por la internacionalización, Intercarn acoge países como Dinamarca, Irlanda, Alemania, Mónaco, Polonia, Holanda, Portugal e Italia.

Unos 600 expositores del sector cárnico se darán cita en Barcelona, en el marco de la Feria Alimentaria, del 6 al 10 de marzo de 2006. Intercarn contará con 16.000 m2 de exposición de jamón blanco e ibérico, carne fresca y embutido, al que acudirán las más prestigiosas empresas tanto españolas como extranjeras. Estas últimas suponen un tercio del Salón; países como Argentina, Francia o Reino Unido, estarán presentes con un pabellón de su país. Dinamarca, Brasil, Alemania, Irlanda, Italia, Mónaco, Polonia, Holanda o Portugal también serán protagonistas internacionales.

Intercarn se convierte en esos días en una espectacular vitrina de carne fresca de ternera, cerdo, caprino, bovino, ovino, buey, etc. Cientos de jamones blancos e ibéricos colgarán una vez más, de los stands, lo que supone casi un 32% de la superficie dedicada al salón, fiel reflejo de la espectacular industria española. Por otra parte, el embutido representaría el 53% del espacio.

Fibra, calcio y vitaminas en los elaborados cárnicos

En poco tiempo, el sector cárnico ha sucumbido a la producción funcional tan en boga hoy en día en otras industrias tales como la láctea. En los puntos de venta ya pueden encontrarse productos cárnicos y derivados en los que se han incorporado componentes como la fibra, el calcio o ciertas vitaminas. No obstante, es el mundo de los elaborados cárnicos el que mayores esfuerzos está realizando en este sentido dentro del sector. Hace ya dos décadas que las principales cárnicas comenzaron a atender la demanda de productos más ligeros, incorporando los cocidos de aves, básicamente pavo. Desde entonces, el crecimiento de estos ha sido paulatino para acelerarse en los últimos años hasta casi equipararse en volumen a los fiambres de cerdo. Además, y en poco tiempo, estos productos de pavo han superado un primer estadio y ya no sólo se presentan como “sanos” sino que, además, incorporan “sabrosas” cualidades conformando el sector que más crece dentro de la industria cárnica. Pechuga de pavo, chorizos y morcillas “99% libres de grasa”, fuets de pavo, jamón york “bio”, paleta cocida sin gluten e, incluso, salchichas sin sal conforman parte de la lista de embutidos “light” que actualmente podemos encontrar en el mercado.

Además de esta tendencia hacia la preocupación por la salud, en el mundo de los derivados cárnicos también se ha detectado una fuerte demanda de productos identificados como más artesanales, sabrosos y delicatessen, como los derivados del ibérico y los embutidos curados y yorks de más alta gama, dirigidos a una parte de la población que ha aumentado su poder adquisitivo. Todos estos productos encontrarán también su lugar en la segunda feria de alimentación más grande del mundo.


Consumo en España
En España se consumen un total de 67,6 kilos de carne y productos cárnicos al año, motivo por el que ocupa el primer lugar en el consumo de carne en la Unión Europea y el segundo puesto a nivel mundial, situándose sólo por detrás de Estados Unidos. Asimismo, un 22% del gasto total de los españoles en 2004, estuvo destinado a la adquisición de este tipo de productos, siendo éste el sector que acaparó el porcentaje más elevado del gasto alimenticio en el hogar. Los españoles preferimos comer pollo (25,3%), carnes transformadas (22,9%) o, en su defecto, cerdo fresco (20,6%). El vacuno (14,8%), el ovino y el caprino (5,3%) así como el conejo (2,5%) continúan en el ranking como las carnes más consumidas en el país, mientras los despojos cárnicos (4,1%) y otras carnes frescas (4,1%) cierran la clasificación.
En un mercado como es el cárnico, donde el consumo ha llegado a unos niveles difícilmente superables, el principal reto del sector pasa por ofrecer al consumidor productos que satisfagan sus necesidades y sus nuevas demandas o, lo que es lo mismo, procurarle productos de calidad. En este sentido, seguridad, trazabilidad, diferenciación comercial e información al consumidor son los aspectos en los que incidirán los miles de productos presentes en Alimentaria 2006.

Atentos a la paulatina reducción del tamaño del hogar, los formatos de los productos cárnicos también se adaptarán, en Intercarn, a los nuevos tiempos mostrando la más variada diversidad de presentaciones.



Contacta con nosotros