Noticias

Cooperativas Agro-alimentarias prevé una vendimia de casi 39 millones de hectólitros

21-09-2010 Cooperativas Agro-alimentarias

El Consejo Sectorial del Vino de Cooperativas Agro-alimentarias, en su reunión del pasado 9 de septiembre, ha estimado unas previsiones de producción en España próximas a los 39 millones de hectólitros. Debido a la prolongación de las lluvias y los fríos de la pasada primavera, la brotación fue en general más tardía y ello se ha traducido en un retraso de entre 10 y 15 días en la maduración de la uva y el inicio de las vendimias.

A día de hoy y por zonas geográficas, las vendimias en el sur están ya bastante avanzadsa en todas las variedades; en la zona centro, se encuentran en pleno apogeo las variedades tintas y las blancas más precoces; en el nordeste de la península está avanzada la recolección de las variedades destinadas al cava y continuará por el resto de variedades (blancas y tintas) para vinos tranquilos. Mientras tanto, en la mitad norte, apenas ha comenzado la recolección, salvo en zonas muy puntuales y para algunas variedades blancas, dejando las tintas para finales de septiembre y octubre.

En cuanto a las estimaciones, las dos Castillas, Madrid, C. Valenciana y Murcia prevén mermas apreciables de producción, mientras que Andalucía, Cataluña, Galicia y Extremadura esperan ver incrementada su cosecha respecto al año pasado. El resto, salvo circunstancias especiales, experimentarán pocos cambios y obtendrán producciones con ligeras variaciones sobre la última campaña.

En cuanto a las existencia finales, aún no se dispone de los datos oficiales de las declaraciones obligatorias, cuyo plazo de presentación finalizó el 10 de septiembre, pero a tenor del incremento de los volúmenes exportados durante el primer semestre del año en curso, todo hace vaticinar un descenso apreciable en todas las categorías de vinos y bastante significativo en mostos.

Sin embargo, los precios continúan siendo bajos en origen, como consecuencia del reajuste de los mismos en los productos exportados para adaptarse a los mercados internacionales, como se sabe, muy competitivos. Esto repercute también en estos comienzos de vendimia en las cotizaciones de las uvas que se sitúan en niveles muy bajos en las zonas donde la vendimia está en marcha y con escasas perspectivas de mejorar.

Los mercados, tras el fracaso que resultó la contratación del segundo tramo extraordinario de la destilación de uso de boca en los últimos meses de la campaña anterior, ralentizaron el ritmo de las operaciones, con caída de los precios en vino. Por el contrario, en mostos se activaron las transacciones, incluso con animación de los precios, lo que ha supuesto una reducción importante de las existencias. En la actualidad existe un compás de espera, a la expectativa de cómo evolucionan las vendimias, tanto en producciones como en precios de las elaboraciones en las diferentes zonas.

En todo caso, hay una circunstancia importante que añade una nota de incertidumbre en el mercado: en esta campaña se libera, por primera vez en muchos años, el mercado de los vinos para la destilación de uso de boca y dadas las altas existencias de alcoholes en manos de las destilerías, es de esperar que la contratación para estos fines bajará notablemente y así lo han anunciado públicamente. En cambio, puede considerarse como nota positiva las bajas existencias de mostos al cierre de la campaña anterior, que podrían dar lugar a un incremento la elaboración de estos productos, abriendo así un hueco importante a las salidas de la producción de esta campaña, aunque tal vez, esto no sea suficiente.

Descargar Previsiones completas por CCAA

Contacta con nosotros