Noticias

Angel Villafranca valora que la CE decida crear un Grupo de Alto Nivel para analizar la liberalización de la producción vitivinícola

25-01-2012 Cooperativas Agro-alimentarias

El presidente del Consejo Sectorial de Vino de Cooperativas Agro-alimentarias de España, el manchego Angel Villafranca, ha valorado que la Comisión Europea decida crear un Grupo de Alto Nivel para analizar las peticiones de los partidarios de mantener el actual sistema de derechos de plantación de viñedo, frente a la liberalización a partir de 2015 inicialmente proyectada. Sobreproducción, excedentes, caída de precios de la uva y abandono de actividad en zonas clásicas vitícolas son algunos de los riesgos que entraña la liberalización, según ha alertado el sector productor español y sus cooperativas.

En la misma línea se ha pronunciado el ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, quien ha dicho recientemente que "queremos alimentar ese debate porque creemos que la decisión de eliminar totalmente el sistema de derechos de plantación puede ser precipitada".

Para el presidente sectorial de las Cooperativas Agro-alimentarias de España, el hecho de que el comisario Dacian Ciolos decida estudiar qué hará con los derechos de plantación es "un paso cualitativo" aunque "no decisivo", puesto que lo importante sería que desistiera de la proyectada liberalización.

Acabar con los derechos de plantación supondría "una pérdida de patrimonio" para los viticultores europeos y las zonas tradicionales de producción, y un ataque a los profesionales que han logrado reputación y "renombre" para los vinos a lo largo de los años. La liberalización permitiría, por ejemplo, que una multinacional de este u otros sectores pudiera lanzarse a producir vinos, afirma.

La dispersión de vinos desde las comarcas o regiones reconocidas habituales acabaría con un sistema vitícola europeo consolidado durante décadas, según Villafranca, y produciría por tanto una "ruptura" del mercado y una consolidación de los grandes grupos internacionales en detrimento de la explotación tradicional.

Además, no sería lógico que la UE permita plantar viñedos libremente, tras impulsar con ayudas comunitarias el arranque de 200.000 hectáreas, 90.000 en España en tres años.

Angel Villafranca ha señalado que hace unos años hubo operadores que presionaron para poder plantar viñedos en zonas más productivas pero que ahora la opinión "unánime" pasa por mantener derechos de plantación.


Contacta con nosotros