Noticias

Cooperativas Agro-alimentarias participa en Bruselas en los debates para incentivar la bioeconomía en el medio rural

22-07-2019 Cooperativas Agro-alimentarias

Cooperativas Agro-alimentarias de España participó el pasado 3 de julio en el Seminario sobre bioeconomía en Bruselas “Bioeconomy: Seizing the opportunity for rural Europe”. Este seminario pretendía dar continuación a la reciente revisión de la estrategia para el desarrollo de una bioeconomía sostenible y circular en la Unión Europea, contribuyendo al marco post 2020 de la Política Agraria Común al arrojar más luz sobre las oportunidades presentadas en el ámbito de la bioeconomía al medio rural. En él participaron alrededor de 200 profesionales procedentes de diversas regiones de Europa, incluyendo agricultores, cooperativas, silvicultores, emprendedores, representantes gubernamentales y personal de la Red Rural Europea (RRE). Por parte de Cooperativas Agro-alimentarias de España estuvieron presentes Pablo Fernández, técnico del departamento de Servicios, Calidad e Innovación y Juan Corbalán, responsable de la delegación en Bruselas.

Durante su desarrollo se presentaron casos reales sobre la implementación de iniciativas exitosas apoyadas en políticas públicas, tales como los Programas de Desarrollo Rural. Así mismo se realizaron presentaciones, debates y grupos de trabajo, compartiendo experiencias para contribuir a mejorar los actuales marcos de apoyo a la bioeconomía.

En este contexto, desde Cooperativas Agro-alimentarias de España se compartieron algunos de los proyectos europeos relacionados con la bioeconomía en los que se trabaja desde 2010 para dar soporte a las cooperativas en la implantación de iniciativas que les permitan diversificar su actividad (AGROinLOG, SUCELLOG, Europrunning, MAGIC, PANACEA, RUBIZMO, etc.). No obstante, Pablo Fernández recordó que la valorización de subproductos es una práctica ampliamente implementada desde hace muchos años por algunas agroindustrias cooperativas de ciertos sectores como el vino y el aceite de oliva (destilerías y orujeras). Precisamente, en el marco de estos proyectos se han identificado múltiples iniciativas lideradas por cooperativas pioneras, presentes en la práctica totalidad de los sectores agroalimentarios. Algunas de estas experiencias fueron utilizadas para exponer barreras que en ocasiones devalúan los resultados potenciales de dichas iniciativas, llegando a desincentivar o incluso imposibilitar su puesta en marcha, como explicaron los representantes de Cooperativas Agro-alimentarias.

Barreras en el mercado de la biomasa
Entre estas barreras, Pablo Fernández destacó la necesidad de potenciar y desarrollar un mercado de biomasa sólido que no acaba de “despegar” debido, entre otras razones, a la competencia con los productos fósiles, cuyos costes ambientales y para la salud muchas veces no son repercutidos en el precio final. Por otra parte, comunicó la problemática expresada por algunas cooperativas por la cual, debido a la ambigüedad con que se recogen en la Lista Europea de Residuos (LER) los derivados agro-alimentarios, muchas veces la administración considera a ciertos subproductos como residuos -en vez de subproductos-, debiendo realizarse trámites mucho más complejos para su gestión y/o comercialización que acaban por desincentivar su valorización. Así mismo, otra ambigüedad en la legislación al respecto de la prohibición sobre la quema de podas y su permisión en determinadas circunstancias hace que también se desincentive su valorización.

Por último, Fernández también puso de manifiesto la necesidad de alinear las necesidades de las industrias de bio-productos y los agricultores, ya que su colaboración es necesaria para poder crear una relación sólida entre el mercado y los proveedores de biomasa, generando contratos que garanticen el suministro y la adquisición de la materia prima.


Contacta con nosotros