Reportajes

Cooperativas Agro-alimentarias pide a la Comisión de Agricultura su apoyo para conseguir cooperativas más fuertes y competitivas

29-05-2009 Cooperativas Agro-alimentarias

Cooperativas Agro-alimentarias se entrevistó el pasado 28 de mayo con la Comisión de Agricultura del Congreso de los Diputados, a la que expuso sus propuestas sobre el presente y futuro del sector agroalimentario español y pidió el apoyo de los legisladores para "remar todos en la misma dirección", para conseguir unas cooperativas más fuertes y competitivas que puedan encarar con éxito el incierto futuro que ronda al sector agrario europeo.

La delegación, encabeza por Fernando Marcén, agradeció a la Comisión la Proposición no de Ley aprobada el pasado 31 de marzo para apoyar a las cooperativas españolas, y especialmente a Alejandro Alonso que fue el diputado que la lideró.

Esta Proposición no de Ley propone reformar la ley de cooperativas, la actualización de su régimen económico y fiscal, potenciar la integración de las cooperativas y la mejora de su competitividad; puntos de vital importancia en un momento tan complicado como el que está atravesando el sector. No obstante, Fernando Marcén insistió en que "no tenemos ningún instrumento capaz de potenciar la integración cooperativa supra-autonómica", lo que resulta incongruente si lo que se persigue es formar empresas y cooperativas de mayores dimensiones y posibilidades de competir en un mercado cada vez más globalizado.

Fernando Marcén explicó a los miembros de la Comisión cómo surgieron las cooperativas en España, hace ya unos 100 años, cómo han ido evolucionando, cómo son hoy y qué servicios prestan a la sociedad y a sus agricultores y ganaderos asociados. Actualmente existen en el sector agroalimentario de nuestro país 4.000 cooperativas, que facturan casi 18.000 millones de euros anuales, dan empleo directo a 96.000 personas y agrupan a más de un millón de socios.

Por su parte, el director de Cooperativas Agro-alimentarias, Eduardo Baamonde, hizo un análisis de la situación actual del sector agroalimentario y cómo está afectando a las cooperativas. Así resaltó que las últimas reformas de la PAC han construido un escenario caracterizado por la volatilidad de los precios, sin posibilidad de control, debido a la desaparición de los instrumentos de regulación de mercado. Todo esto unido a un contexto general de crisis económica -en la que el consumidor se orienta fuertemente por el precio de los productos- y crisis financiera, que está ocasionando graves problemas de liquidez a las cooperativas. Baamonde hizo un repaso también de los sectores a los que esta situación está afectando más gravemente: el vino, el aceite de oliva y la leche.

Cooperativas Agro-alimentarias explicó a los diputados su posicionamiento respecto a todas estas cuestiones y abogó por mantener la PAC, desarrollando mecanismos para la gestión de crisis graves; y diseñar una política a nivel estatal, ya que la PAC está dejando cada día más margen de maniobra a los Estados "y no limitarnos a distribuir los fondos entre las CCAA". Además, las cooperativas españolas consideran que hay que priorizar "al que hace" y no limitarnos a distribuir los fondos en función de referencias del pasado.

Baamonde subrayó también el marcado desequilibrio en la cadena alimentaria, a favor de los últimos eslabones, y en este sentido pidió apoyo urgente para la integración de las cooperativas y la incorporación de agricultores y ganaderos. "Debemos ser conscientes de las dificultades que atraviesan muchas de nuestras cooperativas y empresas agroalimentarias donde se impone una reconversión ordenada, si no queremos que finalmente se produzca una reconversión salvaje que nos lleve a donde no queremos", añadio.

Se puede descargar de la ponencia de Eduardo Baamonde ante la Comisión de Agricultura en Documentos Relacionados, en esta misma página.