Reportajes

II Salón de las Bodegas Cooperativas, un nuevo estilo de vinos

19-10-2005 Cooperativas Agro-alimentarias

CCAE organizó el pasado 8 de noviembre en Madrid, la segunda edición del Salón de Bodegas Cooperativas, en el que participaron 28 bodegas procedentes de las principales regiones productoras de España con el fin de promocionar la calidad y el nuevo estilo de sus vinos.

www.salonbodegascooperativas.com



A lo largo de todo el día, profesionales del sector, distribuidores, exportadores, prensa especializada, representantes de las distintas Denominaciones de Origen, etc. compartieron experiencias y establecieron contactos con las bodegas cooperativas presentes en el Salón, que aprovecharon para mostrar sus distintas propuestas en vinos.

Por la tarde, el crítico José Peñín y el presidente del Consejo Sectorial de Vino de CCAE, Joaquín Hernández, acompañados del Gran Wyaming, realizaron una cata pública de los 8 vinos galardonados con el oro en los Premios Manojo 2005, a la vez que repasaron la trayectoria y labor de las cooperativas elaboradoras.

José Peñín destacó durante la cata la importante labor realizada por las bodegas cooperativas españolas en pro de la calidad, a la vez que resaltó la interesante relación calidad-precio de los vinos cooperativos en la mayoría de los casos, lo que se convierte en un importante instrumento a la hora de mantenerse en el mercado y ganar en competitividad.

En este sentido, el Salón de las Bodegas Cooperativas también intentó acercar posturas entre los productores y el mercado, "para adaptar las calidades de los vinos a los distintos paladares y gustos, que varían mucho dependiendo del consumidor", según Joaquín Hernández.

"Este tipo de jornadas son importantes para dar a conocer la verdadera capacidad de nuestros vinos", dijo Joaquín Hernández, ya que no siempre son las propias cooperativas quienes comercializan su vino en el mercado, sino que se vende a través de otras marcas. Pero las cooperativas cuentan con una importante baza a su favor, según destacó Hernández, y es la garantía de un estupendo sistema de trazabilidad, que asegura el control del producto a lo largo de toda la cadena de producción, ya que son las únicas empresas que aglutinan todas las fases de elaboración en las mismas manos, desde los socios productores al consumidor.

La clausura del evento corrió a cargo del presidente de CCAE, Ricardo Martín, y la directora general de Industria Agroalimentaria y Alimentaria del MAPA, María Echevarría, quien destacó la labor realizada por las cooperativas en la creación de las Denominaciones de Origen e, incluso, en el funcionamiento actual de los Consejeros Reguladores.

Según Echevarría, las cooperativas han hecho un gran esfuerzo en la comercialización de sus vinos, tratanto de mantenerse y de crecer, día a día, con productos de una excelente calidad. Además, resaltó la vinculación de las cooperativas con el medio rural y, en consecuencia, con el mantenimiento de la actividad económica en el mismo, elemento indispensable para hacer que las comunidades rurales continúen siendo vivas y dinámicas.

La directora general del MAPA apuntó que las cooperativas controlan el 68% de la producción total española de vino de mesa y el 70% en el caso de los vinos con Indicación Geográfica.

Por su parte, el presidente de CCAE, Ricardo Martín, explicó que desde la Confederación de Cooperativas se está trabajando para perfeccionar la comercialización de los productos cooperativos y ampliar su penetración en los mercados exteriores. "A pesar de que no contamos con el apoyo de grandes grupos económicos ni publicitarios, nos hemos situado en la senda orientada al mercado y cada día ocupamos mayores cuotas", comentó durante la clausura.

En cuanto a las cooperativas participantes, la bodega Purísima Concepción de Casas de Fernando Alonso (Cuenca), perteneciente a la joven Denominación Ribera del Júcar, destacó la excelente oportunidad que supone el Salón de las Bodegas Cooperativas que organiza CCAE para dar a conocer al sector más especializado del mundo vitivinícola los caldos de la cooperativa y para entablar nuevos contactos comerciales.

Julián Girón, gerente de Purísima Concepción, matizó que fundamentalmente se establecieron relaciones comerciales con el mercado madrileño y algunos distribuidores extranjeros. "Nos consta que nuestros vinos han gustado y estamos muy satisfechos", añadió.