Reportajes

Congreso de los Agricultores Europeos 2012, definiendo un modelo innovador y rentable

02-10-2012 Cooperativas Agro-alimentarias

El COPA-COGECA organizó el Congreso de los Agricultores Europeos 2012, del 1 al 3 de octubre en Budapest (Hungría), en el que participó el director de Cooperativas Agro-alimentarias de España y vicepresidente de la COGECA, Eduardo Baamonde.

El Copa-Cogeca organizó el Congreso de los Agricultores Europeos 2012 que se celebró en Budapest los días 2 y 3 de octubre. El tema del Congreso 2012 fue "El futuro de la Política Agrícola Común (PAC): ¿cómo pueden garantizar los agricultores europeos la seguridad alimentaria de manera innovadora y rentable?". El objetivo del mismo era debatir sobre el futuro de la PAC y, en particular, analizar las propuestas de la Comisión Europea al respecto, en un intento por garantizar que los sectores agrícola y agroalimentario de la UE sean rentables, competitivos e innovadores.

Además de la participación de personalidades relevantes en el sector agroalimentario europeo, como el comisario Dacian Ciolos, el presidente de la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural del Parlamento Europeo, Paolo de Castro, o el presidente de Chipre -que ostenta la presidencia de la UE este semestre-, las intervenciones se completaron con debates entre destacados expertos en torno a la cuestión de cómo pueden los agricultores garantizar la seguridad del abastecimiento alimentario de manera sostenible y de qué resultados puede aportar la internacionalización. Es precisamente en este bloque temático de la internacionalización en el que participó el día 3 el director general de Cooperativas Agro-alimentarias de España y vicepresidente de la Confederación de Cooperativas Agrarias europea (COGECA), Eduardo Baamonde.

Eduardo Baamonde centró su intervención en qué políticas deben ser relevantes para la UE desde ahora y hasta el 2020.


Descargar Ponencia de Eduardo Baamonde


Blog de Eduardo Baamonde sobre sus conclusiones del Congreso Blog de Eduardo Baamonde: Reflexiones para compartir






Ministro de Agricultura de Hungría
Tras los distintos Talleres celebrados el día 1, la jornada del martes 2 de octubre comenzó con la intervención del ministro de Agricultura húngaro, Sandor Fazekas, quien manifestó que hay que reforzar las cooperativas y las organizaciones de productores ahora que la PAC va a reformarse. "La PAC nace para incrementar la productividad, pero ahora existen nuevos desafíos como el incremento de la demanda alimentaria mundial. La producción de alimentos necesita una estrategia fuerte que atienda este gran reto", dijo.

El ministro húngaro resaltó que la PAC debe contar con presupuesto suficiente, a la altura de los nuevos retos y de las nuevas funciones del sector agrario. "Para aumentar la producción europea se debe garantizar una renta individual justa para todos los agricultores europeos, solo el 6% de los agricultores de la UE tiene menos de 35 años y 1/3 más de 65 años", subrayó, "debemos cambiar esta situación y para ello se necesitan políticas de estímulos".

Entre estos estímulos mencionó mayores ayudas para sostener las rentas de los productores para anticipar las crisis; la I+D+i, Biotecnología son necesarias y "animamos a los agricultores a usar estas técnicas para mejorar su productividad y corregir los efectos del cambio climático; la investigación debe ser adecuadamente financiada tanto por la UE como por los Estados miembros; mejorar la información entre productores para estimular la innovación; apoyo a las microempresas de carácter familiar, apoyar las cadenas cortas, la agricultura rural y los productos ecológicos, etc. y necesitamos una financiación adecuada para poder atender las necesidades y retos del sector agrario".

Comisario de Agricultura, Dacian Ciolos
El comisario de Agricultura de la UE, Dacian Ciolos, defendió el presupuesto actual y está en contra de quienes defienden su reducción, por ello es necesario convencer al Parlamento y al conjunto de la sociedad de la necesidad de mantener el presupuesto. El Comisario defendió la convergencia de las ayudas entre regiones (no puede haber grandes diferencias en las ayudas para superficies que produzcan lo mismo). "Cada Estado deberá elegir criterios y regiones homogéneas que no se basen en criterios históricos, que tengan en cuenta la situación actual y no el pasado, ello irá a favor de la productividad y atenuará aquellos desajustes injustificados derivados por ayudas históricas. Estoy abierto a modalidades para aplicar la convergencia y periodos transitorios que atenúen su impacto", dijo.

Respecto al controvertido "Greening", Ciolos dijo que se trata de valorizar el papel de los productores. "El agricultor ya sabe lo que tiene que hacer, soy consciente de las limitaciones naturales existentes en las diferentes regiones de la UE, también de la diferencia en la estructura productiva en cada región de producción y soy flexible en la negociación, pero tampoco soy partidario de un menú a la carta para contentar a todos, ello sembraría distorsiones entre agricultores y generaría incertidumbre".

Respecto a la regulación del mercado, Ciolos dijo que depende del debate en el PE y el Consejo, pero "hay que hacer algo para atenuar los efectos de volatilidad: redes de seguridad a escala europea, medios presupuestarios en la UE a la altura y activación ágil, necesidad de definir concepto de crisis (ej. E-coli), ser conscientes de que son imprevisibles y provocan un gran impacto en las rentas.. debemos ser previsores y contar con presupuestos para atender cuando llegan. Es necesario instrumentos de prevención de crisis y para ello, el primer pilar complementa el 2º y los dos son necesarios".

En cuanto a la Organización, hay que establecer nuevos márgenes para que los agricultores se puedan organizar y mejorar su fuerza a través de su unión, según Ciolos.

Respecto a los derechos de plantación de vino, "es necesario una regulación y la liberalización no es una opción, debemos dar un mayor protagonismo a los productores, ellos saben lo que necesitan".

Ciolos terminó subrayando que competitividad, crecimiento y sostenibilidad son sus tres prioridades.

Presidente de la Comisión de Agricultura del PE, Paolo de Castro

Paolo de Castro comenzó su intervención diciendo que se han producido más de 8.000 enmiendas a las propuestas de la Comisión para la reforma de la PAC, lo que supone "mucho trabajo por hacer en el Parlamento Europeo para agilizar la aprobación de un dictamen". Para Castro las perspectivas financieras son clave para saber cuál es el presupuesto de la reforma de la PAC y es un condicionante fundamental. "Si se recorta el presupuesto de la PAC, difícilmente vamos a aceptar la reforma de la PAC y propuestas como el greening. Un retraso no significa una paralización de la PAC, sino un retraso en la aplicación de la reforma".

Castro considera varios contenidos fundamentales en las negociaciones:
- Mayor flexibilidad en la aplicación de los cambios, en la convergencia de las ayudas y de las nuevas medidas de la propuesta, tener en cuenta problemas específicos de algunos sectores y la heterogeneidad de la UE y de sus regiones y producciones.
- Mayor coherencia. Entre objetivos de productividad y medioambiente (greening), pero no podemos permitir que ello signifique un mayor coste para nuestras producciones que nos haría perder competitividad.
- Crisis de mercados. Debemos ser conscientes de una mayor volatilidad, por lo que hay que reforzar el papel de las cooperativas en la gestión del mercado, que mejore la posición de los productores en la cadena y prevenga situaciones de crisis de precios.
- Simplificación. No más burocracia que suponga nuevos costes para agricultores o Estados miembros.

Finalmente, Paolo de Castro insistió en que no habrá dictamente de la Comisión de Agricultura del PE hasta que no conozcamos el presupuesto asignado a la PAC.

Presidente de Chipre
El presidente de Chipre, país que ostenta la actual presidencia de la UE durante este semestre, resaltó las prioridades de su mandato. Por un lado, las perspectivas financieras. En la cumbre de noviembre se debe alcanzar un acuerdo que lance una señal clara de que Europa está dispuesta a apostar por su futuro. Por otro lado, la reforma de la PAC, "no van a concluir las discusiones, pero sí queremos avanzar sobre la convergencia de las ayudas directas (flexibilidad y periodos transitorios), greening (flexibilidad a los Estados miembros para tener en cuenta especificidades de cada uno de ellos), OCM única, hemos progresado sobre las medidas excepcionales del mercado y las redes de seguridad, sensibilidad sobre la volatilidad de precios, Organizaciones de Productores (seguimos analizando propuestas de los Estados miembros), entre otros puntos".

"Quedan bastantes cosas por hacer y nuestro objetivo es que en diciembre haya un enfoque general pero no una conclusión. El Calendario de trabajo debe tener en cuenta las discusiones del PE y las perspectivas financieras", insistió.


Eduardo Baamonde, vicepresidente de la COGECA y director de Cooperativas Agro-alimentarias de España
Ya en la jornada del día 3, Eduardo Baamonde participó en el bloque de debate acerda de la internacionalización y cuáles serán sus resultados para el sector agrario. Baamonde centró su intervención en el papel de las cooperativas agrícolas y su contribución positiva a un mejor funcionamiento de la cadena alimentaria, así como las actividades y acontecimientos relacionados con el nombramiento de 2012, por parte de la ONU, como Año Internacional de la Cooperativas.

En la actualidad, en Europa hay unas 38.000 cooperativas agrícolas, que representan más o menos la mitad de las transacciones de la industria agroalimentaria europea, dan empleo a cerca de 660.000 personas y generan una facturación de aproximadamente 360.000 millones de euros. Baamonde realizó un repaso a la historia de las cooperativas en Europa y qué características tienen actualmente. "A pesar de haber pasado más de un siglo desde la fundación de las primeras cooperativas en Europa para mejorar el poder de negociación de los productores, podemos afirmar que hoy al igual que entonces, el desequilibrio en la estructura de la cadena de abastecimiento alimentario sigue siendo una realidad porque nuestros clientes y proveedores se han integrado en grandes corporaciones y multinacionales, lo que hace que las cooperativas sean tan necesarias como entonces".

"Es por ello que en mi país estamos trabajando con nuestra Administración Nacional en la aprobación de una Ley de Integración Cooperativa que impulse las fusiones y las integraciones que permitirán no solo ganar dimensión y ser más fuertes, sino evitar la competencia entre cooperativas. También por ello en la COGECA hemos elaborado una posición conjunta para la próxima reforma de la PAC donde hemos pedido a la UE políticas que fomenten la concentración de la oferta y la consecución de economías de escala en nuestras cooperativas, de tal forma que mejoremos nuestra posición en el mercado y contribuyamos así al crecimiento de las rentas de los productores", dijo Baamonde.

Respecto a la internacionalización, el director de Cooperativas Agro-alimentarias de España destacó que hoy en día "debemos entender la internacionalización como una necesidad ineludible para cualquier empresa" y puso el ejemplo de España, donde aquellos sectores y Cooperativas que han sabido desarrollar en los últimos años estrategias de internacionalización y cuentan con clientes en el extranjero, son los que están obteniendo una mayor rentabilidad, como el vino y las frutas y hortalizas.

"En definitiva, podemos asegurar que en los últimos años las cooperativas han visto en la internacionalización una necesidad para poder garantizar no solo la comercialización de sus productores, sino una mayor rentabilidad, todo ello sin perder la vista su compromiso con el territorio que las vio nacer. Así muchas de ellas se han convertido en actores globales, como estrategia para seguir garantizando un impulso y desarrollo local", resaltó.

Por último, Baamonde destacó la importancia del Año Internacional de las Cooperativas 2012, subrayando que las cooperativas agrícolas son empresas a la altura de los desafíos alimentarios mundiales. "Las cooperativas agrícolas han demostrado su resistencia no sólo durante la actual crisis económica, sino a través de generaciones de agricultores que han alimentado y, lo que es más, sustentado el bienestar de Europa y su desarrollo económico".

Declaración final por una PAC fuerte, orientada al mercado y dotada de un buen presupuesto

Para concluir el Congreso de 2012, los dirigentes agrícolas de la Unión Europea han hecho un llamamiento a los jefes de Estado y de gobierno, a la Comisión de la UE y al Parlamento Europeo, para que se aseguren de que se adopta una Política Agrícola Común fuerte, orientada al mercado y dotada de un buen presupuesto. Esta PAC fuerte es más importante que nunca en un mundo de crecientes incertidumbres, ante la volatilidad del mercado y en el que está creciendo la demanda global de alimentos.

Declaración del Congreso de los Agricultores Europeos 2012
Ante la creciente incertidumbre y volatilidad de los mercados mundiales, Europa más que nunca precisa de un sector agrícola fuerte. Los agricultores y las agricultoras de la UE, junto con sus cooperativas, tienen el potencial no sólo para garantizar la seguridad alimentaria y precios estables a los 500 millones de consumidores sino también para contribuir al crecimiento económico y al empleo, luchar contra el cambio climático y continuar prestando una amplia gama de servicios rurales.

Para ello, los agricultores necesitan una situación económica más rentable y más sana. Precisan de mayor estabilidad para que puedan planificar a largo plazo e invertir. También deben tener acceso a las nuevas técnicas y los nuevos mercados para enfrentarse mejor al cambio climático y aprovechar al máximo la capacidad de producción de Europa. Una PAC sólida, respaldada por un presupuesto fuerte, debe encauzarnos en este camino.

La futura PAC debe:
- ayudar a los agricultores a obtener la parte equitativa y legítima de la cadena de valor alimentario que les corresponde a cambio del valor añadido creado en su explotación agrícola, aumentando la transparencia, prohibiendo las prácticas comerciales desleales y fomentando las organizaciones de productores, particularmente las cooperativas;
- limitar las medidas de ecologización a las que no tengan un impacto negativo sobre la capacidad o los costes de producción;
- hacer mayor hincapié en el logro del crecimiento ecológico en las explotaciones agrícolas buscando soluciones que beneficien tanto a la capacidad de producción, la productividad y
la eficiencia de los agricultores como al medio ambiente y el cambio climático;
- desarrollar la investigación y la innovación y garantizar un enfoque más integrado entre los agricultores, los asesores y los investigadores;
- desarrollar las nuevas oportunidades ofrecidas por la bioindustria y abordar las actuales dificultades en la cadena de abastecimiento;
- asegurar una política equilibrada y estable para los biocombustibles que tenga en cuenta los beneficios no sólo de cara al cambio climático sino también con vista a la reducción de
la dependencia de la UE de las importaciones de proteaginosas y de energía.
- ofrecer una mejor gestión del mercado y de los riesgos así como más información sobre los mercados y una mayor coherencia para ayudar a los agricultores a hacer frente a la creciente volatilidad y las crisis en los mercados mundiales;
- fomentar nuevas iniciativas empresariales en las zonas rurales y garantizar que las mujeres participen más activamente en el desarrollo de las empresas;
- desarrollar iniciativas de empresa cooperativa para mejorar la recompensa que reciben los agricultores frente a una competencia más internacional
- proporcionar un marco político más estable para que los agricultores- incluidos los jóvenes agricultores – puedan hacer planes a largo plazo y planificar sus inversiones, sin cambios radicales de política.

El Copa-Cogeca insta al Consejo, el Parlamento Europeo y la Comisión Europea a que aprovechen la oportunidad ofrecida por esta reforma de la PAC para aplicar estas medidas. No
habrá un sector agrícola en Europa si no logramos hacer atractiva la profesión de agricultor a las futuras generaciones. Pero ante todo necesitamos una agricultura que sea una oportunidad empresarial rentable con perspectivas a largo plazo.