Reportajes

Juan Bravo: Oigo hablar del bienestar animal, pero no del bienestar del ganadero

15-11-2013 Cooperativas Agro-alimentarias

Juan Bravo es presidente de Lacteoscoop y vicepresidente de Leche de Cooperativas Agro-alimentarias de España.


La cooperativa de segundo grado Lacteoscoop se constituyó en julio de 2012, por iniciativa de la Unión Regional de Cooperativas Agrarias de Castilla y León (URCACYL), que a través de su consejo sectorial de vacuno y de su presidente, Juan Bravo, decidió aunar los esfuerzos y organizar el sector productor de cooperativas de leche bajo un mismo objetivo: agrupar toda la oferta y conseguir así una mayor rentabilidad para los socios.
Actualmente Lacteoscoop es también una Organización de Productores de Leche (OPL) –reconocida como tal el pasado mes de diciembre- y agrupa a 14 cooperativas de primer grado de Cantabria, Cataluña y Castilla y León; en total, 848 ganaderos y un volumen de 320.000 toneladas de litros de leche de vaca.
Con el impulso de Cooperativas Agro-alimentarias de España, Lacteoscoop está trabajando, además, junto a otras dos Organizaciones de Productores de base cooperativa, Aprolact (Galicia) y OPL del Sur (Andalucía, Castilla-La Mancha y Extremadura), en la puesta en marcha de la primera Asociación de Organizaciones de Productores Lácteos de España.

¿Cuál esta siendo la evolución de Lacteoscoop?
Está teniendo una buena evolución, ya somos unos 850 ganaderos, y en principio no pensábamos tener tanta repercusión en el sector, sobre todo en el sector industrial. Hoy se nos respeta en las negociaciones, lo que nos va indicando que vamos por buen camino.
La diferencia entre Lacteoscoop y otras OPL que ya están formadas, es la base cooperativa, son las que funcionan porque tienen una estructura empresarial detrás. Lacteoscoop plantea negociación y comercialización real, a todos los efectos. Esto nos permite poder regular oferta y demanda, que es la esencia del Paquete Lácteo, en definitiva.

¿Están en negociaciones con alguna cooperativa para que se incorporen más miembros a Lacteoscoop?
Sí, seguimos trabajando para integrar más cooperativas y, a través de nuestras cooperativas socias, a más ganaderos que estén convencidos con el proyecto. En nuestro plan estratégico hemos definido que nuestra misión es maximizar la rentabilidad de las explotaciones de los socios. Para ello, trataremos de integrar a todas las cooperativas y ganaderos que estén interesados dentro de nuestra área de influencia. Concretamente, estamos en conversaciones con cooperativas de Cataluña y de la cornisa Cantábrica, pero estamos abiertos a otras regiones.
El ganadero debe ver en la cooperativa una referencia en positivo, que defiende su negocio.

El objetivo de Lacteoscoop es comercializar leche conjuntamente y negociar contratos, ¿esto se está consiguiendo? ¿qué volumen está comercializando Lacteoscoop y con qué industrias?
Llevamos negociando desde finales de 2012, al principio con mucho recelo por parte de las industrias. Hoy creo que han visto que somos serios y que aportamos soluciones al sector. De las 320.000 tn que comercializan nuestras cooperativas socias, hoy tenemos el 90% bajo contrato con varias industrias. A excepción de una industria, con la que no hemos sido capaces de llegar a un acuerdo, con el resto tenemos acuerdos y contratos.
Lo que hemos insistido a la industria es que nos compre la leche que de verdad vayan a transformar, ni más ni menos, porque los últimos años han demostrado que, en caso contrario, nos acaban devolviendo la leche que finalmente no necesitan vía precio bajo. Desde Lacteoscoop nos hemos dado cuenta que debemos convertirnos en proveedores de la industria, que podemos ajustarnos a las necesidades de producción de nuestros clientes ofreciéndoles servicios que hasta ahora el sector productor no ha ofrecido, siempre con precios justos que respeten nuestros márgenes, pero nunca a 45 céntimos en el lineal, porque con eso no vamos a ningún sitio, nadie. Y es que nosotros, los ganaderos, tenemos que recibir una ganancia por nuestra actividad para poder contar con unas previsiones de márgenes y, así, planificar adecuadamente nuestras inversiones, producciones, etc.
La función de una OP es potenciar esto, y de esta manera poder regular la oferta y la demanda, que es lo que dice el Paquete Lácteo. Todo lo que no beneficie al sector hay que depurarlo.
Lacteoscoop ha empezado negociando los contratos y ahora hemos dado un paso más hacia la comercialización conjunta. Un tercio de nuestro volumen está en este proceso a partir de ahora. Con la comercialización conjunta podemos hacer más eficiente la recogida, reducir costes, y con el tiempo regular las necesidades de producción de nuestros clientes. Además, las industrias que negocien y comercialicen con nosotros, tendrán una materia prima cercana, segura en el tiempo y de calidad.
Ahora hay que ir dando pasos firmes, intentando asegurar y afianzar nuestro proyecto, evitando los personalismos latentes del sector productor, con el apoyo del Ministerio y de nuestras Comunidades Autónomas, que hasta ahora han puesto a nuestra disposición las herramientas para que podamos aprovecharlas.

Nos gustaría que realizara una valoración de la nueva campaña llevada a cabo por el Ministerio, con la colaboración del sector, de “Productos Lácteos Sostenibles”, fruto del Protocolo de Colaboración del Sector Lácteo firmado el año pasado.
Participé como representante de Cooperativas Agro-alimentarias de España en ese acuerdo. Fue una oportunidad única para aprovecharla, ya que era la primera vez que se sentaba a las cuatro partes en una mesa (producción, industria, distribución y administración). Pero no entiendo cómo empresas que han firmado el acuerdo lo van a sostener si ellas mismas no se sostienen. Hay que respetar los márgenes de todo el mundo y si no es así, la Administración debe actuar con firmeza y dureza. La idea es buena, pero hay que evitar “parafernalias”, hay que dar seriedad y el que no cumpla que sea sancionado. Hay veces que no hay responsabilidad, ética… necesitamos una política a largo plazo y eso se construye entre todos con voluntad.

¿Qué repercusión cree que tendrá el desarrollo de la Ley de Integración Cooperativa y de la Ley de Mejora de la Cadena Alimentaria en el sector lácteo?, ¿qué supondrá para las cooperativas lácteas?
La Ley de Integración tiene buenos objetivos, va a defender una integración real y no nominal, tan necesaria para ser influyentes en los mercados, ya que potencia unas entidades asociativas prioritarias con carácter comercial, que entiendo que son fundamentales para tener una estructura suficiente como para influir en esos mercados. En el sector lácteo esto hace mucha falta. En realidad, no debería haber más que una OP, cuanto más grande mejor. Desde Cooperativas Agro-alimentarias estamos en ello para conseguir esos objetivos a través de la Asociación de Organizaciones de Productores de base cooperativa.

¿En qué punto se encuentra la constitución de esta Asociación de OPLs?, ¿qué se pretende conseguir con ella?
Aún no es una realidad, es un proyecto. Si somos productores y tenemos el mismo interés –sostener las explotaciones de nuestros socios- tenemos que tener más fuerza en la negociación, de ahí la constitución de esta Asociación entre Lacteoscoop (Cantabria, Cataluña y Castilla y León), Aprolac (Galicia) y OPL del Sur (Andalucía, Extremadura y Castilla-La Mancha). Pero ahora estamos estudiando los estatutos y unificando criterios, dentro siempre del contexto de base cooperativa. Debemos hacer el máximo esfuerzo por ir juntos y alcanzar un volumen en torno al 25-30% de la producción nacional.

Con todos estos instrumentos, más o menos recientes: Ley de Integración Cooperativa, el acuerdo de Productos Lácteos Sostenibles, contratos homologados y obligatorios en el sector, concentración de la oferta en Organizaciones de Productores.. ¿se va a conseguir poner fin a la “eterna” crisis del sector lácteo español? Cuál es su sincera opinión…
Sinceramente es mi esperanza. Lo hemos visto tan negro, que nos hemos agarrado a las herramientas del Paquete Lácteo como el último salvavidas de este sector, porque ya casi no nos queda tejido industrial y tenemos un sector productor tan desorganizado… Nuestra esperanza es dejar al sector productor organizado.
Oigo hablar del bienestar animal, pero no oigo hablar del bienestar del ganadero. Cuando no tengamos materias primas en España, en este caso leche cruda, ya veremos a ver a cómo y de qué forma nos la venden. Los ganaderos estamos anclados a la tierra, al ganado, pero esto no se puede aguantar indefinidamente si el ganadero no puede vivir de la vaca. Cuando consigamos márgenes y estabilidad dando la vuelta a la situación actual, se producirá el deseado relevo generacional en el sector y la creación de empleo en el medio rural. Esto es una cosa de todos. No se puede generar el precio de arriba hacia abajo y no dejar ni un céntimo para el ganadero, esto es frustrante y mina nuestro futuro.

Juan Bravo Barreda es ganadero, de 52 años. Tiene una explotación de vacuno de leche de unas 170 vacas y 150 hectáreas de secano de bajo rendimiento y 15 de regadío, en Báscones de Ojeda (Palencia), que trabaja en régimen de cooperativa junto con su mujer, su hijo mayor y un trabajador. También es presidente de la cooperativa palentina Lacto Unión y responsable del Consejo Sectorial de Vacuno de URCACYL (Unión de Cooperativas Agrarias de Castilla y León).