Reportajes

¿Una escapada para el fin de semana? La Borda de Pastores

15-11-2013 Cooperativas Agro-alimentarias

La Borda de Pastores es un hotel rural que nace con la idea de ser un parque de divulgación del ovino, una apuesta más del grupo Cooperativo Pastores en su empeño por que la sociedad aprenda, conozca y aprecie un producto especial por su alto valor gastronómico y su importancia social y medioambiental: el ovino español y, concretamente, el Ternasco de Aragón.

La cooperativa aragonesa Pastores es conocida por su apuesta clara por la innovación, por ofrecer productos de calidad combinados con las más modernas y selectivas técnicas de producción, no en vano recibió el Premio a la Mejor Empresa Alimentaria Española de 2006, en la modalidad de Innovación. Pero también es conocida por ser el abanderado de uno de los productos más emblemáticos de su tierra, el Ternasco de Aragón, y por estar totalmente comprometida por mantener y desarrollar el sector ovino, recuperar su cultura y evitar, así, la despoblación del medio rural aragonés. Por esta razón, Oviaragón-Grupo Pastores recibió también el Premio a la Cooperativa Socialmente Responsable 2013, en la categoría Social, por su importante contribución a la sostenibilidad del medio rural aragonés, manteniendo a la población en las zonas rurales y ofreciendo una salida laboral para muchos jóvenes.

Con esta filosofía nace La Borda de Pastores, un hotel rural ubicado en el centro del Pirineo aragonés, que permite combinar la vertiente turística propia de un alojamiento de estas características, con otra vertiente más pedagógica, en la que el visitante puede conocer cómo viven los pastores, cómo se maneja el rebaño o cuáles son las razas de ovejas, por ejemplo.

Por su ubicación en un aislado valle, la Borda de Pastores permite realizar rutas a varias zonas de la cordillera más elevada de España, ya sea a pie, en bicicleta, o en coche. De cara a la temporada invernal también se encuentra cerca de las estaciones de esquí de Astún, Candanchú, Formigal y Panticosa.

La Borda de Pastores es una casa tradicional de ganaderos del Pirineo, reconstruida por la cooperativa en piedra y madera, y ofrece distintas modalidades de alojamiento, desde un apartamento individual, a habitaciones para 2 o 3 personas o plazas en el albergue (hasta 10 personas). Y para comer, el menú no podía ser otro que Ternasco de Aragón a la brasa, en la terraza mirador o en el comedor cubierto, para un máximo de 100 comensales por día.

Además, La Borda también dispone de instalaciones para llevar a cabo reuniones y convenciones y programa de actividades para colegios, colectivos o empresas que quieran acercarse de forma divertida a la ganadería tradicional ovina.


Apadrina un rebaño
La cooperativa Pastores ofrece también la posibilidad de apadrinar su rebaño y contribuir con ello a divulgar y valorizar el oficio de pastor y la ganadería ovina, que tantos beneficios medioambientales aporta. Por una cuota anual de 120 euros, el padrino tiene derecho a medio Ternasco de Aragón IGP o un lechal al año marcado para asar, y descuentos especiales en La Borda de Pastores.

Más información y reservas en www.labordadepastores.com



Cómo surgió la idea
La idea de La Borda de Pastores se gestó hace 6 años con el proyecto INTERREG para poner en marcha un programa demostrativo de ovejas del Pirineo, entre cooperativas francesas y españolas.

Cuando terminó el programa, el Grupo Pastores vio que La Borda tenía posibilidades de desarrollo más importantes que las proyectadas inicialmente, y se rehabilitó la casa de la finca con un taller de empleo del INAEM formado por seis personas con enfermedad mental y seis parados de larga duración. La mano de obra fue financiada por INTERREG y el INAEM, y los materiales los proporcionó la Fundación Pastores con donativos de la cooperativa y algunas aportaciones del Fondo Social de Ibercaja y colaboraciones del Ayuntamiento de Sabiñánigo y la Diputación de Huesca.

Como alojamiento rural, La Borda de Pastores lleva funcionando menos de un año y supone para la cooperativa una amortización de unos 25.000 euros al año, “pero creemos que la inversión merecerá la pena”, cuentan ilusionados desde el Grupo Pastores.

“Lo más importante de este proyecto es el carácter demostrativo del ovino, para la sociedad en general y, sobre todo, para los niños de los colegios, queremos que lo visiten, que conozcan la producción y se acerquen al consumo del cordero”, nos cuentan desde la cooperativa.


Pastor por un día
Visitar La Borda de Pastores es una aventura para aprender a vivir como los pastores tradicionales. Toda una experiencia sensorial para conocer en primera persona la cultura tradicional de la ganadería ovina, sus oficios relacionados y el mundo del pastor y su rebaño.

Una serie de juegos y dinámicas al aire libre acercan al visitante a una forma de vida íntimamente vinculada con el medio natural y, a la vez, al quehacer cotidiano del pastor y de la labor ganadera, todo ello de una forma divertida, interesante y enriquecedora. Especialmente los niños, y también los mayores, aprenden con el pastor a cuidar y alimentar a un rebaño de casi 400 ovejas, distinguir las distintas razas y sacarlo a pastar con la ayuda del perro pastor. Y por supuesto, saborear todas las virtudes culinarias del Ternasco de Aragón hecho a la brasa.

Es una actividad pensada para grupos reducidos, sobretodo familias o grupos con niños y para gente que se incorpora de la vida urbana a la vida rural.