Reportajes

La cooperativa Plana de Vic inaugura su primera tienda propia

09-03-2005 Cooperativas Agro-alimentarias

La cooperativa Plana de Vic (CPV), asociada a la Federació de Cooperatives Agràries de Catalunya (FCAC), inauguró el pasado 23 de febrero en Vic (Barcelona), la primera carnicería-charcutería basada en la comercialización de producto de alta calidad y certificado procedente de las explotaciones de los propios socios. Esta tienda es la primera de un proyecto de la cooperativa para crear una red de puntos de venta especializados, modernos y adecuados a las necesidades del consumidor urbano.

Las tiendas 'Plana de Vic' apuestan por un nuevo formato comercial con el objetivo de resolver las necesidades del consumidor urbano a partir de los productos y valores de la cooperativa. Serán carnicerías-charcuterías ubicadas en el centro de las ciudades, con una sala de ventas de entre 150 y 250 metros cuadrados, con espacios reservados a la cremería, platos preparados y productos cooperativos y artesanales. Su diferencia radica en ser puntos de venta próximos, atractivos, cómodos, rápidos y limpios, con tecnología moderna (prácticamente todo en libre servicio) y productos exclusivos de alta calidad, generadores de confianza y a un precio honesto. El proyecto constituye la apuesta de la cooperativa por la marca propia y se especializa en una categoría de producto: la Carne.

El surtido, propio y certificado

Todo el surtido vacuno, porcino y ovino dispone de certificaciones de calidad y seguridad alimentaria (ISO 9001 para todos los procesos productivos y comerciales, ISO 14001 que reconoce las buenas prácticas para el medio ambiente, certificación de trazabilidad del porcino y certificación de trazabilidad del pienso), que constituyen las bases para ofrecer al consumidor productos seguros y de gran calidad.
En carnicería, se prevé la venta de más de 200 referencias, todas ellas acreditadas con garantías de seguridad alimentaria. Tanto los terneros como el cerdo criados por la cooperativa son sometidos a controles periódicos por un laboratorio independiente.
La ternera Plana de Vic se cría en la comarca de Osona y las vecinas (Ripollès, Berguedà, la Selva y Garrotxa) en granjas homologadas por la cooperativa y se alimenta con productos de origen vegetal y vitaminas.

Se cumple con una normativa más exigente que las leyes actuales en cuanto a bienestar animal, ya que se duplica la superficie por animal, y también se produce el mínimo impacto sobre el medio ambiente a través de un plan validado por la Generalitat. El resultado es una carne de mucho sabor y gran calidad.
En cuanto al porcino, también dispone de una certificación de trazabilidad. Históricamente, Osona es una zona de producción de porcino. Generaciones de ganaderos de la Plana han criado cerdos y actualmente producen con el buen hacer de siempre pero utilizando las técnicas más modernas. Esta comarca es, además de
productora, sede de la industria transformadora más importante. Mediante la genética, se ha conseguido disponer de una raza óptima para la calidad de la carne, se lleva a término un control veterinario exhaustivo y se dispone de un sistema propio de trazabilidad de cerdo en el engorde.
La charcutería es la segunda sección clave de las tiendas Plana de Vic. Dispone de 150 referencias de curados, cocidos y frescos que se venden en servicio libre y mostrador tradicional.

La tiendas Plana de Vic también disponen de espacio para la cremería –con 50 referencias de yogures, flanes, natas, cremas, mantequillas y leche, entre otros, producidos mayoritariamente por socios de la cooperativa-, platos preparados –unas 90 variedades de cocinados, precocinados, pizza, pasta fresca, etc.- y unas 275 referencias más de productos cooperativos del resto del territorio (aceite, arroz, vinos, cavas...).

Servicio al cliente

Entre los servicios que se ofrecerán al consumidor en las tiendas de la red se incluye la entrega a domicilio gratuita (en el ámbito de la ciudad donde está ubicado el punto de venta), la garantía de devolución del precio de compra si el producto no satisface completamente y la tarjeta descuento gratuita, que acumula las compras del cliente y permite conseguir el retorno de un porcentaje del total gastado trimestralmente.

El proyecto de más de mil familias de Osona

En 1966, un grupo de ganaderos de la comarca de Osona (Barcelona) se unieron para defender mejor sus intereses y crearon la cooperativa Plana de Vic. Iniciaron sus actividades construyendo una fábrica de piensos que les permitía elaborar dietas de gran calidad para sus animales. Más adelante, la cooperativa fue introduciendo nuevos servicios a sus asociados, como los veterinarios, agrarios, gestiones administrativas, medio ambiente, comercialización de animales en vivo y de leche, economato y una sección de crédito.
En los últimos años, la cooperativa ha dado un paso adelante impulsando la creación de una comercial para dar salida a las producciones de sus socios. Actualmente tiene más de un millar de asociados con 400 explotaciones agrícolas y ganaderas activas y una cifra de facturación que se sitúa alrededor de los 42 millones de euros anuales.
El objetivo de las tiendas Plana de Vic es, en definitiva, incrementar el valor del trabajo de los ganaderos y hacer las explotaciones más eficientes y competitivas, al mismo tiempo que se crea una marca fuerte y se innova con un nuevo concepto comercial de através de un canal de distribución propio y diferenciado.