Reportajes

El ahorro energético alcanzará los 36 millones de kW hora y supone un alivio para las emisiones de gases de efecto invernadero

03-03-2016 Cooperativas Agro-alimentarias

El pasado 26 de febrero, durante la celebración de la jornada “La eficiencia energética en la industria alimentaria europea”, se presentaron los resultados del proyecto europeo TESLA. En este proyecto, liderado por Cooperativas Agro-alimentarias de España, han participado 110 cooperativas de Italia, Francia, Portugal y España pertenecientes a los sectores de bodegas, fábricas de piensos, centrales hortofrutícolas y almazaras.

En la inauguración Ángel Villafranca, presidente de Cooperativas Agro-alimentarias de España, señaló que los ahorros energéticos provocados por el proyecto TESLA alcanzarán a final del año los 36 millones de kWh en términos de energía primaria anual y supondrá, además, un alivio para las emisiones de gases de efecto invernadero de 4.300 toneladas de CO2 equivalente.

Además, Villafranca destacó que, como consecuencia de la auditoria energética realizada en sus plantas de producción, muchas cooperativas han realizado importantes mejoras en sus instalaciones. Estas inversiones han alcanzado los 10,8 millones de euros, teniendo en cuenta la financiación comunitaria recibida para el proyecto, la tasa de retorno de cada euro invertido por la Unión Europea se ha multiplicado por 7. El presidente de Cooperativas Agro-alimentarias de España aprovechó su intervención para anunciar que los resultados obtenidos en este proyecto pueden ser aprovechados además de forma gratuita por otras empresas del sector.

En la inauguración también participó Ignacio Seoane, jefe de unidad adjunto de Medioambiente, Silvicultura y Cambio Climático en la DG AGRI (Dirección General de Agricultura y Desarrollo Rural) de la Comisión Europea. Seoane presentó los datos y previsiones que maneja la CE sobre eficiencia energética, energías renovables y gases de efecto invernadero. Durante su presentación destacó las prioridades que se ha marcado la UE en desarrollo rural, entre ellas la relativa a eficiencia en los recursos, y en concreto, al uso eficiente de la energía en la agricultura y la transformación de alimentos. Esta medida ha sido incluida en 51 de los planes de desarrollo rural ya aprobados por la Comisión. En España, los 18 planes de desarrollo rural incluyen esta prioridad, y se cofinanciarán con fondos FEADER las medidas relativas a inversión en activos físicos y los servicios básicos, con un montante total de ayudas de más de 40 M€, a lo que se sumarán otras ayudas públicas.

A continuación, tuvo lugar la mesa redonda en la que participaron los socios tecnológicos del proyecto: Universidad Politécnica de Madrid (UPM), Universidad de Évora (Portugal), Agencia Nacional Italiana de las Nuevas Tecnologías, la Energía, y el Desarrollo Económico Sostenible (ENEA), y la Asociación Gallega de Cooperativas Agroalimentarias, AGACA. En esta mesa se presentaron los resultados y las conclusiones del proyecto TESLA.

Refrigeración y procesos térmicos
Joaquín Fuentes-Pila, profesor de la UPM, destacó dónde se pueden producir los ahorros de energía en las bodegas: en los sistemas de almacenamiento de frío, la eficiencia en sistemas de refrigeración -que pueden suponer casi el 50% del consumo energético que se produce en las bodegas- o en los sistemas de gestión energética, que optimizan el uso de la energía y mejoran la gestión de los procesos.

Carlo Alberto Campiotti, coordinador del área de Eficiencia Energética en Agro-industria del ENEA, señaló el apoyo que han dado a la industria italiana para el cumplimiento de la Directiva Europea de eficiencia energética. Asimismo, explicó el funcionamiento de los “Certificados Blancos”, que priman a los productores que reducen su consumo energético. Seguidamente, Arianna Latini, también del ENEA, presentó las medidas de eficiencia energética identificadas en las centrales hortofrutícolas. En este sector, diferenció dos casos, si se trata de frutas y hortalizas de 1ª o 4ª gama (no procesadas, o muy ligeramente procesadas, y luego empaquetadas), o si se trata de frutas y hortalizas de 2ª, 3ª, o 5ª gama, cuyos procesos térmicos, cocinado o congelación, suponen un alto consumo energético. En el caso de los productos frescos analizados la refrigeración resultó ser el proceso más demandante de energía, y sobre él se focalizan la mayoría de las medidas de mejora.

Procesado de la aceituna en dos fases
Sobre los resultados en almazaras, Fátima Baptista de la Universidad de Évora, presentó varios casos de éxito. Baptista señaló que en Portugal el sistema continuo para procesar la aceituna en dos fases está en auge, por sus beneficios ambientales y porque es más eficiente. Otra medida recomendada a las almazaras es el cambio de combustible de la caldera a biomasa.

Finalmente, en lo que se refiere a fábricas de pienso, Mario Fernández, experto de AGACA, explicó que la eficiencia energética en estas fábricas se puede alcanzar con múltiples medidas, principalmente relacionadas con la eficiencia de los motores y de los procesos térmicos, pero también con detalles constructivos y con mecanismos de gestión de la fábrica. A su juicio, para conseguir mejorar el consumo energético, primero hay que medirlo y conocerlo, mediante las auditorías energéticas, como la realizada en la cooperativa AIRA.

Otros proyectos eficientes en el sector lácteo
Una vez conocidas las conclusiones del TESLA, se aprovechó la jornada para conocer otros proyectos sinérgicos con TESLA desarrollados también con financiación europea. Así, Ismael Martínez de la cooperativa FEIRACO, presentó junto a Ángel Pereira de Queizuar S.L el proyecto SUSMILK, sobre ahorro de energía y agua en el procesamiento de alimentos. En este proyecto se ha desarrollado el concepto de “industria láctea verde”, que contempla los pre-tratamientos, los residuos, las energías renovables, así como la optimización energética durante el proceso. La instalación de placas termosolares y de la caldera de biomasa les ha permitido llegar a disminuir en más de 9 toneladas las emisiones de CO2 con respecto a lo que habrían emitido con la caldera de diesel. También explicaron los trabajos desarrollados sobre ahorro energético gracias a los refrigeradores por absorción, para lo que van a construir un proyecto piloto en las instalaciones de FEIRACO.

En esta línea, Xavier Felipe (IRTA) presentó su experiencia en el proyecto europeo ENTHALPY, un proceso innovador para la producción, energéticamente eficiente, de leche en polvo. Este nuevo proceso contempla tanto el uso de energías renovables (energía solar) como la optimización del proceso de deshidratado, gracias a la tecnología “mono disperse droplets” (gotas exactamente iguales), y también el calentamiento por radiofrecuencia.

Tesla Tool, una herramienta de autodiagnóstico energético
A continuación, Abel Ortego, de CIRCE, explicó el funcionamiento del TESLA-tool, una herramienta de auto-diagnóstico energético para almazaras, bodegas, centrales hortofrutícolas y fábricas de pienso, que compara los resultados con otras agro-industrias del mismo sector. El TESLA- tool propone las medidas de ahorro energético más eficientes y comúnmente implementadas en estas agro-industrias. Descargar TESLA tool

Otro de los proyectos presentados en la jornada fue GREENFOODS. Alfredo Rodrigo, del AINIA, explicó cómo GREENFOODS ha desarrollado la herramienta informática Branch concept, y cuenta con diversos casos de éxito que se pueden consultar en su página web: www.green-foods.eu/



Industria 4.0
En esta jornada de presentación también participaron actores clave que han formado parte del proyecto TESLA, como Manuel Cadenas, jefe del departamento vertical de alimentación y bebidas en SIEMENS que presentó el concepto Industria 4.0. Un concepto novedoso que está revolucionando la gestión de las empresas, incorporando una visión global y permanente de los procesos de producción, haciéndolos más flexibles, con mayor capacidad de reacción, y a la vez ajustados en términos de consumo de materias primas y energía. La tecnología de Siemens para implementar estos sistemas de gestión incorpora modernos sistemas de comunicación entre equipos, tanto equipos de procesos como equipos de monitorización, de visualización o de distribución de energía, entre otros.

También ha colaborado con el proyecto el CIAT, que cuenta con sistemas tanto de producción como de distribución de frío, que permiten optimizar la energía utilizada para la generación de frio. Una tecnología muy recomendada en varias auditorías del proyecto TESLA ha sido el sistema de almacenamiento de frío, que permite reducir tanto los picos de consumo energético por demanda de frío, como los costes de producción de ese frío, ya que se puede producir durante la tarifa nocturna.

Finalmente en la clausura del acto, Agustín Herrero, Director General de Cooperativas Agro-alimentarias de España, agradeció a los socios y cooperativas que han colaborado durante estos tres años en el proyecto TESLA, y les animó a participar en el nuevo proyecto SCOOPE que amplía la transferencia de buenas prácticas y eficiencia energética a las agroindustrias del sector lácteo, cárnico, zumos y transformados y secaderos.

A continuación, Fernando Burgaz, director general de Industria Agroalimentaria del MAGRAMA, presentó el Programa para la Sostenibilidad de la Industria Agroalimentaria que se gestiona a través de la REDSOSTAL (www.redsostal.es) en la que se presenta información, casos de éxito, etc., y que también cuenta con una herramienta de auto-diagnóstico (eSIAB) para evaluar si una empresa es sostenible y en qué grado.


Todas las herramientas (TESLA-tool) e información del proyecto TESLA están disponibles en la web del proyecto www.teslaproject.org.

Las ponencias de la jornada se pueden descargar en DOCUMENTOS RELACIONADOS, en esta misma página.

Documentos relacionados